20 Consejos para Eliminar la Acidez Estomacal definitivamente

Por fin estos 20 con­se­jos para eli­mi­nar la aci­dez esto­ma­cal defi­ni­ti­va­men­te le devol­ve­rán la son­ri­sa a tu rostro.

Desde hoy empe­za­rás una nue­va eta­pa de felicidad.

Atrás que­da­rán esos días som­bríos en los que cual­quier cosa que te echa­ras a la boca pro­vo­ca­ba un tre­men­do males­tar y un ardor horrible.

Sigue leyen­do y des­cu­bri­rás los mejo­res secre­tos guar­da­dos para com­ba­tir la aci­dez de estó­ma­go y dis­fru­tar de la vida a tope.

20 consejos para eliminar la acidez estomacal definitivamente hoy mismo

Seguro que lle­vas mucho tiem­po pro­ban­do un mon­tón de solu­cio­nes y nada sir­ve para eli­mi­nar la aci­dez esto­ma­cal definitivamente.

Quizás conoz­cas uno de los pro­duc­tos estre­lla que todo el mun­do que pade­ce este pro­ble­ma lo guar­da como oro en paño en el botiquín:

Pero ade­más de esta ayu­da es muy impor­tan­te lle­var una vida sana y salu­da­ble adap­ta­da a erra­di­car tu pro­ble­ma de raíz.

Para ello debe­rás seguir a pies jun­ti­llas estos 20 con­se­jos para eli­mi­nar la aci­dez esto­ma­cal defi­ni­ti­va­men­te:

1. Come más a menudo

En lugar de hacer 3 comi­das al día (desa­yuno, almuer­zo y cena), inten­ta en la medi­da de lo posi­ble, espa­ciar­las en 6 comi­das al día, pero siem­pre en menor pro­por­ción (desa­yuno, brunch, almuer­zo, merien­da y cena.

Pero si no te es posi­ble, haz lo que decía mi sabia abuela…

Desayuna como un rey, almuer­za como un prín­ci­pe y cena como un mendigo”

Esto nun­ca falla.

Y mien­tras el cuer­po se va adap­tan­do a los nue­vos cam­bios, si en algún momen­to te encuen­tras con aci­dez esto­ma­cal no dudes en tomar­te un com­pri­mi­do de car­bón acti­va­do. ¡Verás qué diferencia!

2. Disfruta de tu tiempo para comer

Masticar bien los ali­men­tos y comer des­pa­cio es muy impor­tan­te para una correc­ta digestión.

Tómate el tiem­po nece­sa­rio para hacer una comi­da tranquila.

El tiem­po para comer es sagra­do, entre 20 y 45 minu­tos como poco”.

Si no tie­nes tiem­po, es mejor no comer a comer deprisa.

Aprovecha para oír músi­ca o ver un capí­tu­lo de tu serie favo­ri­ta mien­tras le dedi­cas un rato a alimentarte.

Comer sin hablar es bási­co para que la diges­tión sea bue­na y no se pro­duz­ca aci­dez esto­ma­cal a los pocos minu­tos de comer.

Tómate la comi­da como un ritual.

¡Disfruta y sed feliz!

Aquí te dejo otros com­pri­mi­dos de car­bón vege­tal acti­va­do con pro­bió­ti­cos por si los nece­si­tas para tener­los siem­pre en el tra­ba­jo. Estos son unos de los más ven­di­dos, y es que van fenomenal:

3. No bebas mientras comes

Si quie­res pro­bar un reme­dio infa­li­ble, acos­túm­bra­te a no beber duran­te las comidas.

Deja el líqui­do entre comi­das o bien para media hora antes de empe­zar a comer, de esta mane­ra evi­ta­rás que los áci­dos del estó­ma­go se dilu­yan y se hará la diges­tión correctamente.

¡Ojo a un detalle!

Si bebes jus­to antes de empe­zar a comer, tie­nes el mis­mo pro­ble­ma, estás lle­nan­do el estó­ma­go de agua y dilui­rás los ácidos.

Pero si te es impo­si­ble y nece­si­tas bebi­da sí o sí duran­te las comi­das, toma solo agua, evi­ta bebi­das car­bo­na­ta­das o alcohólicas.

Bebe agua a peque­ños sorbos”.

Te reco­men­da­mos que ten­gas siem­pre a mano, bien en el coche, en el tra­ba­jo, en la ofi­ci­na o para el gym, una bote­lla de agua de ace­ro inoxi­da­ble. Así ten­drás siem­pre cer­ca el agua que nece­si­tas o bien pue­des tomar infu­sio­nes diges­ti­vas. Esta bote­lla te ven­drá como ani­llo al dedo:

4. Suprime los fritos

Si quie­res con­tro­lar la aci­dez de estó­ma­go sus­ti­tu­ye los fri­tos por comi­das al horno, al vapor o hervido.

E inclu­so ojo con las comi­das a la plan­cha que según qué ali­men­tos te pue­de dar cier­ta aci­dez, sin con­tar con que siem­pre tie­nes que echar­le un poco de acei­te para que se haga bien.

En este caso, es ideal que cuen­tes en casa con una vapo­re­ra eléc­tri­ca como esta que está a un pre­cio estu­pen­do. Te ayu­da­rá a coci­nar un mon­tón de ali­men­tos en un san­tia­mén y por fin le dirás adiós a tu aci­dez esto­ma­cal para siempre:

5. Evita las especies

Las espe­cias son un con­di­men­to mara­vi­llo­so para dar un toque espe­cial a tus pla­tos y gui­sos, pero si sufres de aci­dez de estó­ma­go es mejor que duran­te un tiem­po pru­den­cial limi­tes el con­su­mo de espe­cias y lo reduz­cas al mínimo.

Pero en el caso de espe­cias fuer­tes y pican­tes como el pimen­tón o la pimien­ta es reco­men­da­ble supri­mir­las total­men­te por un tiem­po has­ta que ten­gas con­tro­la­da la aci­dez estomacal.

6. Come poca cantidad

Ya es hora de dejar atrás esas “tri­po­ta­das” de comidas.

No impor­ta si es Nochebuena, Navidad o te vas de boda.

Cada vez que le metes a tu estó­ma­go más can­ti­dad de comi­da de la que pue­de dige­rir, estás dán­do­le más razo­nes para que se que­je y sal­te la aci­dez estomacal.

Cuida a tu estó­ma­go y él cui­da­rá de ti.

De todas for­mas si se pre­sen­ta una oca­sión muy, muy, muy espe­cial, pue­des dar­te un capri­cho, pero eso sí, ten a mano unas pas­ti­llas como estas si no quie­res lamen­tar­lo más tarde:

7. Evita las bebidas alcohólicas y estimulantes

Todas las bebi­das alcohó­li­cas inclui­das la cer­ve­za y el vino, así como las bebi­das esti­mu­lan­tes como el café o el , están con­tra­in­di­ca­das en per­so­nas con aci­dez de estómago.

Mientras sigues estos 20 con­se­jos para eli­mi­nar la aci­dez esto­ma­cal defi­ni­ti­va­men­te debe­rás dejar­las a un lado.

Eso no quie­re decir que jamás las vol­ve­rás a probar.

Por supues­to que no.

Pero has­ta que no superes esta eta­pa es mejor que el agua sea tu mejor ami­ga y la ten­gas siem­pre a una tem­pe­ra­tu­ra ideal para que te sea apetecible.

Una bue­na opción es la bote­lla de agua de ace­ro inoxi­da­ble que al ser tér­mi­ca te per­mi­te tam­bién pre­pa­rar deli­cio­sas infu­sio­nes que te ayu­da­rán con la aci­dez estomacal:

8. Mantén lejos las bebidas carbonatadas y azucaradas

Los refres­cos y zumos tam­bién van fatal para el estó­ma­go y pro­vo­ca mucho ardor.

Esto es debi­do a la can­ti­dad de azú­car pre­sen­te en ambos tipos de bebi­das y en el caso de los refres­cos ade­más incor­po­ra una can­ti­dad enor­me de gases pro­vo­ca­dos por los carbonatos.

Esto hará que la aci­dez de estó­ma­go se dis­pa­re como nunca.

9. ¡Be water my friend!

No nos can­sa­mos de decirlo.

Bebe agua siem­pre que pue­das, tu cuer­po te lo agradecerá.

El agua, solo el agua es capaz de arre­glar cual­quier des­ajus­te en el organismo.

Bebe agua, en peque­ños sor­bos, duran­te todo el día, excep­to en las comidas.

Si te acos­tum­bras a beber agua, unos 2 litros más o menos, no solo te encon­tra­rás más vital, ágil, sino que siguien­do tam­bién estos 20 con­se­jos para eli­mi­nar la aci­dez esto­ma­cal defi­ni­ti­va­men­te, tu vida dará un giro de 180°.

Así que no te lo pien­ses y pon en tu vida una bote­lla reuti­li­za­ble para lle­var­la siem­pre contigo:

10. Conoce cómo funciona tu estómago

El pro­ble­ma de muchas per­so­nas es que no son cons­cien­tes del fun­cio­na­mien­to del estómago.

No quie­re decir que lo hagan a pos­ta, sim­ple­men­te, es que no se lo han plan­tea­do nunca.

El estó­ma­go no es una tri­tu­ra­do­ra ni un cubo de basura”.

Es impor­tan­te reco­no­cer qué ali­men­tos son los mejo­res y de diges­tión más fácil para el estó­ma­go, y de esa mane­ra se evi­ta­rá de for­ma natu­ral la aci­dez estomacal.

Fíjate bien en el tiem­po que tar­da el estó­ma­go en eva­cuar hacia el intes­tino del­ga­do los ali­men­tos dige­ri­dos (que ya no se lla­ma así, sino qui­mo):

  • Líquidos: < 2 horas.
  • Carbohidratos: < de 2 horas.
  • Proteínas: Entre 2 — 4 horas.
  • Grasas: > 4 horas.

¿Ahora entien­des por qué cuan­do comes una comi­da de esas de la abue­la con su tocino, mor­ci­lla, car­ne magra, etc. te cues­ta la vida hacer la diges­tión y pien­sas morir­te a pesar de ser un man­jar de dioses?

Pues sí.

Porque lle­va en mayor medi­da gra­sa y tar­da­rá más tiem­po en dige­rir­se.

Además, lo habre­mos acom­pa­ña­do de un buen vino y pan para mojar al gus­to, y eso, tu estó­ma­go por el momen­to no lo aguanta.

Y para col­mo…¡repe­ti­mos siempre!

Y por si todo esto no era sufi­cien­te, segu­ro que tene­mos que salir pitan­do para el tra­ba­jo por­que se ha hecho dema­sia­do tarde.

Entonces lle­ga el gran problema.

La diges­tión se para…. ¡Noooooo?!

Es hora de echar mano de las pas­ti­llas urgentemente:

Así que adiós a la san­gre en el apa­ra­to diges­ti­vo (estó­ma­go, híga­do, pán­creas e intes­ti­nos) para hacer la diges­tión como dios man­da por­que hay que lle­var toda la san­gre a los múscu­los para lle­gar a tiempo.

Y enci­ma la adre­na­li­na a tope por todo el cuer­po… ¡Un ver­da­de­ro desastre?!

¡Así no se pue­de vivir!

Pero no te preo­cu­pes, des­de hoy vas a seguir estos 20 con­se­jos para eli­mi­nar la aci­dez esto­ma­cal defi­ni­ti­va­men­te y muy pron­to podrás dis­fru­tar de estos gui­sos tan ricos sin problema.

Por lo menos una vez a la semana?.

Así que si tu abue­la te invi­ta a comer pro­cu­ra tomar nota y por si aca­so llé­va­te en el bol­si­llo una pas­ti­lla para cal­mar a tu estó­ma­go por si las moscas:

11. Cuida tu postura corporal

Después de comer muchas per­so­nas son afi­cio­na­das a pegar­se una cabe­za­di­ta en la hora de la sies­ta para repo­ner fuer­zas y con­ti­nuar con el día.

Pero si eres una de esas per­so­nas, debes saber que no es bueno estar tum­ba­do jus­to des­pués de la comi­da, ya que se impi­de la correc­ta digestión.

De todas for­mas, no tie­nes por qué renun­ciar a ella.

Puedes recos­tar­te en el sofá o en el sillón, pero siem­pre con la cabe­za y la espal­da lo más levan­ta­das posi­bles para dejar que la diges­tión siga su curso.

Aprovecha para poner un buen cojín con refuer­zo lum­bar que favo­rez­can dicha postura.

12. Consigue tu peso ideal

Mucha gen­te que toda­vía no cono­ce los 20 con­se­jos para eli­mi­nar la aci­dez de esto­ma­cal defi­ni­ti­va­men­te ha pasa­do por alto una cosa muy importante.

Y es que le sobran unos cuan­tos kilos de más.

La gen­te con sobre­pe­so sue­le tener pro­ble­mas esto­ma­ca­les y de reflu­jo, y esto es debi­do a que la gra­sa de su cuer­po com­pri­me al estó­ma­go y este no pue­de hacer su tra­ba­jo correctamente.

E inclu­so el vacia­mien­to gás­tri­co se hace cada vez más difí­cil y el qui­mo pasa al intes­tino del­ga­do con mucha dificultad.

En estos casos en con­cre­to, cuan­do se recu­pe­ra la silue­ta y el peso ideal…

…¡Se aca­bó la aci­dez estomacal!

Y para eso ten­go la solu­ción perfecta.

Este que­ma­gra­sas natu­ral que pre­sen­ta la mejor com­po­si­ción de todo el mer­ca­do, devol­ve­rá a tu cuer­po a su pun­to per­fec­to, sin nece­si­dad de hacer die­tas estric­tas ni ejer­ci­cios inten­sos. ¡Ya verás qué cambio!

13. No comas nada antes de acostarte

¿Has vis­to en las pelis que siem­pre se toman un vaso de leche antes de irse a la cama para con­ci­liar bien el sueño?

Pues tu no lo hagas.

Sobre todo, si pade­ces de pro­ble­mas gástricos.

Lo ideal es no comer nada dos horas antes de irse a la cama”.

Y si has cena­do poco y te rugen las tri­pas mejor que mejor.

Ya verás que bien vas a dor­mir esta noche.

Y en este caso ni siquie­ra agua antes de meter­se en el sobre, ¿vale?

14. Duerme sobre el lado izquierdo.

Para las per­so­nas que sufren de pro­ble­mas de aci­dez esto­ma­cal se les reco­mien­da dor­mir tum­ba­do hacia el cos­ta­do izquier­do para favo­re­cer el vacia­do pro­gre­si­vo del estó­ma­go.

Si no con­si­gues dor­mir de este lado, este cojín es ideal para colo­car­lo entre tus pier­nas y así podrás des­can­sar plá­ci­da­men­te toda la noche, sobre todo si estás emba­ra­za­da.

15. Inclina la cabeza para dormir

Pero si no hay mane­ra de des­can­sar del lado izquier­do, siem­pre pue­des dor­mir boca arri­ba con un cojín en cuña que te man­ten­drá la cabe­za lige­ra­men­te levan­ta­da (entre 15 y 30 cm) para impe­dir el reflu­jo de los áci­dos del estómago.

Es impor­tan­te que no pon­gas dos almoha­das una enci­ma de otra por­que eso es malí­si­mo para las cervicales.

Usa siem­pre la almoha­da de cuña para dormir”.

De todas for­mas, siem­pre te reco­men­da­mos dor­mir de lado con un cojín entre las pier­nas y con la almoha­da de cuña en la cabe­za, verás que bien se des­can­sa y cómo tu estó­ma­go te lo agradece.

16. Deja que fluya

La ropa que cor­ta el flu­jo san­guí­neo sobre todo a la altu­ra del pecho (suje­ta­dor) o del abdo­men (pan­ta­lón, pantys, cin­tu­rón, elás­ti­cos…), favo­re­ce el incre­men­to de aci­dez esto­ma­cal ya que no lle­ga toda la san­gre que el estó­ma­go nece­si­ta para hacer la diges­tión correctamente.

La ropa ajus­ta­da difi­cul­ta la digestión”.

Evita por todos los medios posi­bles el uti­li­zar ropa ajustada.

Y si no pue­des qui­tár­te­la por­que estás fue­ra de casa, des­abró­cha­te un poco el suje­ta­dor y el cin­tu­rón y nota­rás la diferencia.

17. Es hora de dejar de fumar

Siempre estás bus­can­do una razón de peso para dejar de fumar.

Siempre has dicho que en el momen­to que lo ten­gas que dejar, lo dejarás.

¿Quieres saber cómo eli­mi­nar la aci­dez esto­ma­cal para siempre?

Deja de fumar hoy mis­mo y des­cu­bri­rás como tu vida cambia.

No vol­ve­rás a saber lo que es esa horri­ble sen­sa­ción en la boca del estómago.

18. Haz ejercicio suave

Siempre que pue­das prac­ti­ca algún tipo de ejer­ci­cio sua­ve. Eso hará que tu diges­tión mejo­re muchí­si­mo y con­tro­la­rá el reflu­jo gás­tri­co y por tan­to la aci­dez estomacal.

Pero eso sí, no hagas ejer­ci­cio des­pués de comer, ya que limi­ta­rás la san­gre que el estó­ma­go nece­si­ta para hacer su digestión.

Y si por cual­quier razón no pue­des ir al gym o salir a pasear ten­go la solu­ción perfecta.

Estos peda­les está­ti­cos para pier­nas y bra­zos van genia­les para man­te­ner acti­va la cir­cu­la­ción sin nece­si­dad de pegar­se una pali­za, y lo mejor es que no ocu­pan nada de espacio:

19. Vida saludable

También es hora de des­pe­dir­te del ner­vio­sis­mo, el estrés y la depresión.

¿Si algo TIENE solu­ción por qué te preo­cu­pas? ¿Si algo NO TIENE solu­ción por qué te preocupas?”.

Entiende tu situa­ción y actúa en consecuencia.

En cuan­do superes esta eta­pa, jamás vol­ve­rás a tener aci­dez estomacal.

¿Qué no te lo crees?

Pues haz la prueba.

Tomate un fin­de para ti y verás cómo tu estó­ma­go está estupendamente.

La tran­qui­li­dad es felicidad.

20. Consulta a tu médico o farmacéutico

Si estás toman­do algún tipo de medi­ca­ción para cual­quier dolen­cia o enfer­me­dad, y pue­de estar afec­tan­do a la pre­sen­cia de aci­dez esto­ma­cal infor­ma a tu médi­co o far­ma­céu­ti­co para veri­fi­car­lo, y si es así, para que te rece­te otro medi­ca­men­to, pero sin esos efec­tos secundarios.

Conclusión

Por fin has encon­tra­do las cla­ves para hacer fren­te a tu aci­dez de estó­ma­go y decir­le adiós a una eta­pa malí­si­ma que ya for­ma par­te del pasado.

Te ha lle­va­do un tiem­po, pero por fin lo has conseguido.

Ahora solo te que­da inte­grar en tu vida estos 20 con­se­jos para eli­mi­nar la aci­dez esto­ma­cal defi­ni­ti­va­men­te. Si lo haces así, en unos días empe­za­rás a ver los pri­me­ros resul­ta­dos de una vida sana y salu­da­ble, don­de lo más impor­tan­te eres tú.

Aun así, si pien­sas cele­brar­lo por todo lo alto, ten cer­ca unos com­pri­mi­dos de car­bón activado:

AVISO LEGAL: Última actua­li­za­ción el 2021-07-26 / Enlaces de afi­lia­dos / Imágenes de la API para Afiliados / En cali­dad de Afiliado de Amazon, obten­go ingre­sos por las com­pras ads­cri­tas que cum­plen los requi­si­tos apli­ca­bles / Los pre­cios y la dis­po­ni­bi­li­dad pue­den ser dis­tin­tos a los publi­ca­dos / Las opi­nio­nes son exclu­si­vas de los auto­res de los artícu­los / Preciogratis no ofre­ce con­se­jos médi­cos ni de diag­nós­ti­co ni de tra­ta­mien­to en nin­gún caso, por favor con­sul­te siem­pre con su médi­co antes de tomar cual­quier suple­men­to, rea­li­zar die­tas, ejer­ci­cios, o cual­quier tema rela­cio­na­do con su salud / No somos médi­cos ni pro­fe­sio­na­les de la salud, y los pro­duc­tos que se des­ta­can en los artícu­los son de ven­ta libre en Amazon / Su reco­men­da­ción no es una indi­ca­ción de tra­ta­mien­to, diag­nós­ti­co o con­se­jo médi­co, sim­ple­men­te un comen­ta­rio como usua­rio no pro­fe­sio­nal, y no supo­ne nin­gún tipo de vin­cu­la­ción con el ven­de­dor del pro­duc­to. Usted es la úni­ca per­so­na res­pon­sa­ble de sus deci­sio­nes como con­su­mi­dor y de salud. Recuerde infor­mar­se bien a par­tir de fuen­tes fia­bles antes de tomar nin­gu­na deci­sión de com­pra o con res­pec­to a su salud.

Deja un comentario