Aceite de Cáñamo CBD: Todo lo que debes saber en 2021!

El acei­te de cáña­mo CBD está dan­do mucho que hablar en los últi­mos meses por la infi­ni­dad de pro­pie­da­des y bene­fi­cios que ofre­ce a la salud.

El dolor arti­cu­lar y mus­cu­lar, ner­vio­sis­mo, insom­nio, ansie­dad, pso­ria­sis… son solo algu­nos de los gran­des pro­ble­mas a los que se enfren­ta a dia­rio la socie­dad actual y por fin pue­den ser tra­ta­dos de una for­ma natural.

El acei­te de cáña­mo CBD es una solu­ción inte­gral sin efec­tos secundarios”.

Quizás aho­ra te estés enfren­tan­do a alguno de estos pro­ble­mas y no sabes cómo arre­glar­lo sin empeo­rar aún más la situación.

Seguramente este artícu­lo te ayu­de a ver más cla­ras las cosas y a ele­gir la mejor opción para tu caso en particular.

¡Sigue leyen­do y adén­tra­te en el nue­vo mun­do del CBD!

ÍNDICE DE CONTENIDOS

CBD y aceite de cáñamo CBD

  1. Sistema endo­can­na­bi­noi­de (SEC)
  2. El CBD: un endo­can­na­bi­noi­de perfecto
  3. ¿Cómo se obtiene?

Propiedades

  1. Antiinflamatorio
  2. Reduce el dolor
  3. Insomnio
  4. Regula el apetito
  5. Estrés, ansie­dad y depresión
  6. Deporte
  7. Controlar sín­to­mas de enfermedades
  8. Psoriasis
    1. ¿Sufres de psoriasis?
    2. Tratamientos para com­ba­tir la psoriasis
    3. La solu­ción definitiva

Productos de CBD

  1. Aceite CBD puro
  2. e‑líquido CBD para vapear
  3. Cremas facia­les
  4. Cremas cor­po­ra­les
    1. Dolor mus­cu­lar y articular
    2. Psoriasis, ecce­mas o dermatitis
    3. Acné, gra­nos y espinillas

Opiniones


Preguntas frecuentes

CBD y aceite de cáñamo CBD

Puede que el CBD o can­na­bi­diol te sea fami­liar o lo has escu­cha­do en algún momen­to. Es un com­pues­to natu­ral muy famo­so ya que está pre­sen­te en las plan­tas del géne­ro Cannabis en dis­tin­tas con­cen­tra­cio­nes según la espe­cie concreta.

Pero es en los últi­mos años cuan­do esta sus­tan­cia está cobran­do una gran reper­cu­sión mediá­ti­ca debi­do a que no pre­sen­ta efec­tos psi­co­ac­ti­vos, a dife­ren­cia del THC (otro de los com­pues­tos can­na­bi­noi­des del can­na­bis) y al des­cu­bri­mien­to de la gran can­ti­dad de bene­fi­cios que apor­ta a la salud del organismo.

¿Y qué tie­ne que ver el cáña­mo con el CBD?

El CBD no solo está pre­sen­te en las plan­tas de can­na­bis, sino que tam­bién se encuen­tra en el cáña­mo o cáña­mo indus­trial, y de aquí es de don­de se extrae de for­ma natu­ral el acei­te de cáña­mo CBD con todas sus pro­pie­da­des tera­péu­ti­cas para ela­bo­rar pro­duc­tos espe­cia­li­za­dos como cre­mas facia­les y cor­po­ra­les, e‑líquidos CBD de vapear y por supues­to el acei­te CBD puro, el más apre­cia­do de todos por su capa­ci­dad para ayu­dar a con­tro­lar el dolor y la infla­ma­ción, el insom­nio, los des­equi­li­brios men­ta­les y emo­cio­na­les… y un lar­go etcétera:

1.1. Sistema endocannabinoide (SEC)

En el cole­gio siem­pre nos han habla­do del sis­te­ma ner­vio­so, del cir­cu­la­to­rio, lin­fá­ti­co… pero nun­ca nos lle­ga­ron a hablar del sis­te­ma endo­can­na­bi­noi­de o SEC.

Hay que decir en su defen­sa que posi­ble­men­te ni siquie­ra nues­tros pro­pios maes­tros tuvie­ran cono­ci­mien­to de la exis­ten­cia de este sis­te­ma, pues­to que aún a día de hoy se siguen des­ve­lan­do muchas incóg­ni­tas res­pec­to a él a pesar de que se des­cu­brió ya a fina­les de los 80.

El SEC es un sis­te­ma de comu­ni­ca­ción entre las célu­las de nues­tro orga­nis­mo que infor­man de las nece­si­da­des que tie­nen en cada momen­to. Es muy pare­ci­do al fun­cio­na­mien­to del sis­te­ma ner­vio­so ya que cuen­ta con neu­ro­trans­mi­so­res, pero en este caso la infor­ma­ción se trans­cri­be entre órga­nos y teji­dos y no solo en el cerebro.

Ahora vere­mos cómo influ­ye el acei­te de cáña­mo CBD en el sis­te­ma endo­can­na­bi­noi­de y los bene­fi­cios que le aporta.

¿Cómo funciona el SEC?

El sis­te­ma endo­can­na­bi­noi­de o SEC cuen­ta con recep­to­res can­na­bi­noi­des (loca­li­za­das en los órga­nos, teji­dos, cere­bro y célu­las inmu­ni­ta­rias) y endo­can­na­bi­noi­des (sus­tan­cias que pro­du­ce nues­tro cuer­po en peque­ñas can­ti­da­des para satis­fa­cer las nece­si­da­des con­cre­tas de las células).

Cuando las célu­las de un pun­to de nues­tro orga­nis­mo tie­nen un exce­so o defec­to de algu­na sus­tan­cia man­dan un men­sa­je con la infor­ma­ción y el cuer­po libe­ra la sus­tan­cia reque­ri­da (endo­can­na­bi­noi­de) y via­ja has­ta ese lugar que está recep­ti­vo para la lle­ga­da (recep­tor cannabinoide).

Para enten­der­lo más fácilmente.

El recep­tor can­na­bi­noi­de de la célu­la se con­si­de­ra una cerra­du­ra abier­ta, pre­pa­ra­da para que entre la lla­ve exac­ta (endo­can­na­bi­noi­de), enca­jan­do a la per­fec­ción para que se cie­rre así la peti­ción de la nece­si­dad. Es decir, a cada recep­tor le corres­pon­de un endo­can­na­bi­noi­de concreto.

¿Cuál es entonces la función del SEC?

El sis­te­ma endo­can­na­bi­noi­de tie­ne una fun­ción impor­tan­tí­si­ma y es el man­te­ner la homeos­ta­sis, es decir, el equi­li­brio interno del orga­nis­mo en per­fec­ta armonía.

Esto inclu­ye la regu­la­ción de muchas fun­cio­nes cor­po­ra­les como la tem­pe­ra­tu­ra, el meta­bo­lis­mo, el sis­te­ma inmu­no­ló­gi­co, el ape­ti­to, el sue­ño, el dolor, las emo­cio­nes… y un lar­go etcétera.

Tener un sis­te­ma endo­can­na­bi­noi­de des­equi­li­bra­do pue­de impli­car una gran pro­ba­bi­li­dad de pade­cer cier­tas enfer­me­da­des como por ejem­plo depre­sión, Parkinson, ano­re­xia, etc.

Y en este caso que nos ocu­pa, es el acei­te de cáña­mo CBD el que con­si­gue que nues­tro cuer­po alcan­ce esta desea­da homeos­ta­sis y aho­ra vere­mos cómo lo hace.

1.2. El CBD: un endocannabinoide perfecto

El CBD pro­ce­den­te del cáña­mo se está uti­li­zan­do como endo­can­na­bi­noi­de ya que se com­por­ta de la mis­ma for­ma y enca­ja a la per­fec­ción con los recep­to­res can­na­bi­noi­des de nues­tro cuer­po, per­mi­tien­do el correc­to fun­cio­na­mien­to del sis­te­ma endo­can­na­bi­noi­de (SEC).

Este gran avan­ce cien­tí­fi­co ha hecho que el cáña­mo cobre un valor rele­van­te en la pro­duc­ción y extrac­ción del CBD, libre de sus­tan­cias psi­co­ac­ti­vas, para uti­li­zar­lo en pro­duc­tos de uso dia­rio para devol­ver el equi­li­brio al orga­nis­mo inestable.

Con el CBD se pue­den regu­lar fun­cio­nes como el ham­bre, los des­equi­li­brios hor­mo­na­les, el insom­nio, el dolor y has­ta la res­pues­ta inmunitaria.

1.3. ¿Cómo se obtiene?

El CBD del cáña­mo se pue­de extraer por diver­sos pro­ce­di­mien­tos como por ejem­plo con ayu­da de disol­ven­tes. Pero hay que decir que el más emplea­do para obte­ner un pro­duc­to puro y de gran cali­dad es por acción del CO2 supercrítico.

Pero para ello, hay que saber con­tro­lar muy bien las pre­sio­nes y ser un exper­to en la materia.

Propiedades del aceite de cáñamo CBD

El uso del acei­te de cáña­mo CBD se está exten­dien­do mucho gra­cias a que posee unos bene­fi­cios para la salud excepcionales”.

Hay que decir, que según qué medios se pasan un poco a la hora de ala­bar las pro­pie­da­des de este pro­duc­to, ponién­do­lo por las nubes como si del san­to grial con super­po­de­res se tratase.

Las pro­pie­da­des del CBD son muchas y varia­das, pero no quie­re decir que vaya a aca­bar por sí solo con las enfer­me­da­des. En la mayo­ría de los casos se emplea como un com­ple­men­to a un tra­ta­mien­to o bien de for­ma preventiva.

No obs­tan­te, hay que reco­no­cer que el acei­te CBD es un buen alia­do como vamos a ver aho­ra y cada vez se uti­li­za más para dis­mi­nuir los efec­tos secun­da­rios de algu­nos tra­ta­mien­tos como por ejem­plo de la qui­mio­te­ra­pia, sobre todo para com­ba­tir las náu­seas y el males­tar general.

A mi tía pasó por varias sesio­nes de qui­mio­te­ra­pia y este le ayu­dó a supe­rar esa fase:

De esta mane­ra, enu­me­ra­re­mos sus pro­pie­da­des más rele­van­tes y algu­nos de los pro­duc­tos estrella:

2.1. Antiinflamatorio

La infla­ma­ción es una res­pues­ta del sis­te­ma inmu­ne fren­te a la enfermedad”

Cuando el cuer­po sufre una infec­ción o bien una lesión, se acti­va auto­má­ti­ca­men­te el sis­te­ma inmu­no­ló­gi­co para hacer fren­te a esta ame­na­za y res­tau­rar el daño oca­sio­na­do en esa zona.

En este momen­to ya se habla de la enfer­me­dad del orga­nis­mo.

Aunque en muchos casos pue­de que el cau­san­te de esta infla­ma­ción no se conoz­ca con pre­ci­sión, lo que sí se sabe es que todo el orga­nis­mo está en modo aler­ta y en defi­ni­ti­va la salud de la per­so­na se ve mermada.

Es aquí don­de inter­vie­nen los endo­can­na­bi­noi­des del pro­pio cuer­po que, como ya hemos vis­to, via­jan has­ta los recep­to­res can­na­bi­noi­des para apor­tar las nece­si­da­des reque­ri­das y así bajar la inflamación.

De igual for­ma, el acei­te de cáña­mo CBD pre­sen­te en cre­mas como esta, actúa direc­ta­men­te para bajar la infla­ma­ción local y por tan­to el dolor que ocasiona:

¿Por qué se puede producir una inflamación?

Cuando en el orga­nis­mo apa­re­ce de for­ma for­tui­ta un ele­men­to extra­ño, se acti­va de inme­dia­to el sis­te­ma inmu­ne para luchar con­tra él y eli­mi­nar­lo de todas las for­mas posi­bles del cuerpo.

Es en este momen­to de com­ba­te don­de se pro­du­ce una infla­ma­ción local coin­ci­dien­do con el pun­to de encuen­tro entre el cuer­po inva­sor y las defen­sas del organismo.

¿Qué puede causar inflamación?

Hay infi­ni­dad de cau­sas que des­en­ca­de­nan un pro­ce­so infla­ma­to­rio pudien­do ser agen­tes tan­to inter­nos como externos.

Para sim­pli­fi­car­lo un poco, enu­me­ra­re­mos las prin­ci­pa­les cau­sas que pro­vo­can la inflamación:

  • Microorganismos: tales como los virus, hon­gos, bac­te­rias y parásitos.
  • Elementos ambien­ta­les: expo­si­ción, frío, calor, etc.
  • Sustancias quí­mi­cas: pes­ti­ci­das, her­bi­ci­das, vene­nos, adi­ti­vos ali­men­ti­cios, toxinas…
  • Elementos extra­ños: asti­llas, espi­nas, tie­rra, pol­vo, mate­rial qui­rúr­gi­co olvi­da­do tras una inter­ven­ción, etc.
  • Mal fun­cio­na­mien­to del orga­nis­mo: flu­jo san­guí­neo anor­mal, hiper o hipo acti­vi­dad del sis­te­ma inmune…

¿Cómo sé que tengo inflamación?

Prácticamente todo el mun­do pue­de apre­ciar de una u otra mane­ra que pre­sen­ta un cua­dro infla­ma­to­rio ya que sigue un pro­ce­so bas­tan­te definido.

Verás que fácil es iden­ti­fi­car­lo con esta secuencia:

  1. Hinchazón local pro­du­ci­do por la con­cen­tra­ción de líqui­do inters­ti­cial y pos­te­rior­men­te la apa­ri­ción del edema.
  2. Enrojecimiento pro­vo­ca­do por un incre­men­to de la vasodilatación.
  3. Calor en aumen­to ya que en la zona infla­ma­da la tem­pe­ra­tu­ra empie­za a subir al reque­rir más pre­sen­cia de oxí­geno y por tan­to se da una vaso­di­la­ta­ción para que lle­gue más oxí­geno de for­ma más rápida.
  4. Dolor al libe­rar­se sus­tan­cias que infor­man al cere­bro y a la médu­la espi­nal de la pre­sen­cia de un daño.
  5. Inactividad al no poder rea­li­zar su fun­ción nor­mal duran­te el tiem­po que per­du­re dicho proceso.

¿Qué ocurre si la inflamación se hace crónica?

Como hemos vis­to, toda infla­ma­ción lle­va un pro­ce­so secuen­cial. En algu­nos casos, este pro­ce­so pue­de rever­tir­se, pero en otros qui­zás la infla­ma­ción no se corri­ge de inme­dia­to por un mal fun­cio­na­mien­to del sis­te­ma defen­si­vo o por su inca­paz de controlarlo.

Si la infla­ma­ción per­sis­te en el tiem­po, esta se hace cró­ni­ca y cada vez es más difí­cil de resolver.

Aquí pre­ci­sa­men­te, en este tipo de casos, es don­de el acei­te de cáña­mo CBD pue­de ayu­dar y mucho actuan­do como un anti­in­fla­ma­to­rio natural:

¿Qué tipo de inflamaciones pueden hacerse crónicas?

Prácticamente todas las enfer­me­da­des cur­san con un perio­do de infla­ma­ción, pero las que se con­vier­ten en una infla­ma­ción cró­ni­ca son algu­nas como la artri­tis reu­ma­toi­de, escle­ro­sis, pro­ble­mas car­dio­vas­cu­la­res, Alzheimer, infla­ma­ción de intes­ti­nos, cán­cer, dia­be­tes, obe­si­dad, pso­ria­sis, etc.

Y lo peor de todo es que en la mayo­ría de los casos lle­van un plus aña­di­do: el dolor.

Los anti­in­fla­ma­to­rios tra­di­cio­na­les sue­len tener efec­tos secun­da­rios a lar­go plazo”. 

La solu­ción más rápi­da a prio­ri para hacer fren­te a esta situa­ción sue­len ser los anti­in­fla­ma­to­rios de toda la vida, los que se ven­den con rece­ta médi­ca. Lo que ocu­rre es que a veces los efec­tos secun­da­rios son peor que el pro­pio mal en sí mis­mo y ade­más no se tra­ta pre­ci­sa­men­te de un medi­ca­men­to que se pue­da estar toman­do de por vida cuan­do la infla­ma­ción es crónica.

Para estos casos, está más que demos­tra­do que el acei­te de cáña­mo CBD actúa como anti­in­fla­ma­to­rio natu­ral, lle­gan­do con gran velo­ci­dad al pun­to don­de se requie­re y sin pro­vo­car efec­tos secun­da­rios o efec­to rebote.

Ante la duda, con­sul­ta a tu médico”.

De todas for­mas hay que espe­ci­fi­car, que cada per­so­na es un mun­do, y no todas las enfer­me­da­des e infla­ma­cio­nes pre­sen­tan la mis­ma mag­ni­tud, y por tan­to esta regla no es universal.

Si pade­ces algu­na enfer­me­dad cró­ni­ca, siem­pre es reco­men­da­ble pedir opi­nión al médi­co de cabe­ce­ra para expo­ner­le tu caso y tu deseo de comen­zar con cual­quier tra­ta­mien­to anti­in­fla­ma­to­rio, por muy natu­ral que sea.

2.2. Reduce el dolor

Otra de las gran­des pro­pie­da­des del acei­te de cáña­mo CBD es su capa­ci­dad para redu­cir, y en algu­nos casos inclu­so eli­mi­nar el dolor.

El dolor, inde­pen­dien­te­men­te de su ori­gen y su gra­ve­dad es malo para todo el mundo.

Solo aque­llas per­so­nas que sufren de dolor cons­tan­te­men­te saben lo difí­cil que es lle­var una vida nor­mal con este problema.

Como hemos vis­to en el pun­to ante­rior, una infla­ma­ción por sim­ple que sea siem­pre cur­sa con un dolor leve, mode­ra­do o intenso.

¿Pero qué ocu­rre cuan­do este dolor no des­apa­re­ce y se ins­ta­la para no marcharse?

A veces, la deses­pe­ra­ción nos hace bus­car solu­cio­nes rápi­das y efi­ca­ces sin pen­sar en las gra­ves con­tra­in­di­ca­cio­nes o lo que ocu­rre a lar­go pla­zo con el uso de deter­mi­na­dos medi­ca­men­tos como los antiinflamatorios.

Pero gra­cias a los últi­mos avan­ces cien­tí­fi­cos y al amplio estu­dio al que se está vien­do some­ti­do el CBD, se ha des­cu­bier­to que entre las pro­pie­da­des del mis­mo se encuen­tra una gran fun­cio­na­li­dad medi­ci­nal para com­ba­tir al dolor mus­cu­lar, arti­cu­lar o el deri­va­do de algu­nas enfer­me­da­des o tra­ta­mien­tos como la qui­mio­te­ra­pia.

Y lo mejor de todo es que el acei­te de cáña­mo CBD no tie­ne efec­tos secun­da­rios, y solo en muy peque­ña pro­por­ción y en per­so­nas muy sen­si­bles al CBD pue­den expe­ri­men­tar un lige­ro mareo o cefa­lea que se irá de inme­dia­to al dis­mi­nuir la can­ti­dad o la fre­cuen­cia de la dosis.

Lo bueno que, gra­cias a la gran reper­cu­sión que está cobran­do esta sus­tan­cia, hoy en día pode­mos encon­trar pro­duc­tos pre­pa­ra­dos para apli­car­los local­men­te como cre­mas para tra­tar el dolor mus­cu­lar o arti­cu­lar como esta:

o bien en for­ma de e‑líquido CBD para vapear si pade­ce­mos un dolor aso­cia­do a una enfermedad:

De esta mane­ra, el CBD actúa de for­ma más rápi­da y con­tro­la­da, hacien­do que los bene­fi­cios se noten prác­ti­ca­men­te al instante.

2.3. Insomnio

La fal­ta de des­can­so pue­de pro­vo­car gra­ves pro­ble­mas al orga­nis­mo como esta­dos alte­ra­dos, pro­ble­mas de obe­si­dad, ten­sión arte­rial alta e inclu­so pro­ble­mas cardíacos”.

Es aquí don­de el CBD jue­ga un impor­tan­te papel.

Tanto apli­ca­do deba­jo de la len­gua antes de dor­mir, como el e‑líquido CBD de vapeo con sus cris­ta­les puros, pue­den ser de gran ayu­da para con­se­guir con­ci­liar el sue­ño rápidamente.

Y lo mejor de todo es que los e‑líquidos CBD cuen­tan con un deli­cio­so aro­ma y sabor, y ade­más no con­tie­nen nicotina”.

Relajarse un rato con un pla­cen­te­ro y sabro­so e‑líquido CBD de vapear antes de acos­tar­se te ase­gu­ra­rá un des­can­so repa­ra­dor y gra­ti­fi­can­te. Eso sí, te acon­se­jo que prue­bes varios sabo­res para ver cuál es el que mejor se adap­ta a tus gus­tos por­que no todos saben igual.

A mí per­so­nal­men­te el que más me gus­ta tomar para con­ci­liar el sue­ño es este, el aro­ma y sabor son deliciosos.

Pero recuer­da que nece­si­ta­rás un vapo­ri­za­dor si te decan­tas por los e‑líquidos CBD. Aquí te dejo uno, pero antes de com­prar el vapo­ri­za­dor sigue leyen­do por si te gus­ta más algún otro:

2.4. Regula y controla el apetito

Otra de las pro­pie­da­des del acei­te de cáña­mo CBD es que favo­re­ce el auto­con­trol ante deseos incon­tro­la­bles como por ejem­plo el apetito.

¿Quién se pue­de resis­tir fren­te a su pla­ti­llo o pos­tre favorito?

A veces este deseo com­pul­si­vo de devo­rar lo que más nos gus­ta o aque­llo que se nos pone por delan­te en un momen­to con­cre­to, como por ejem­plo en esos días de la mens­trua­ción, nos hace per­der el con­trol y no valo­rar con cla­ri­dad si eso nos pue­de perjudicar.

Solo somos cons­cien­tes de que no debe­ría­mos haber­lo hecho una vez que ya es dema­sia­do tar­de y nos asal­ta el sen­ti­mien­to de cul­pa­bi­li­dad.

Y en ese momen­to resue­na en la cabe­za esa míti­ca fra­se: “de per­di­dos al río”.

Y ya no hay quien nos pare.

Justo para ven­cer a este deseo incon­tro­la­ble e insa­tis­fac­to­rio es don­de el acei­te de cáña­mo CBD actúa.

Una vez que el CBD entra en el torren­te san­guí­neo, esta sen­sa­ción des­apa­re­ce y en su lugar se ins­ta­la un efec­to rela­jan­te y tran­qui­li­za­dor que nos per­mi­te ver con más cla­ri­dad y recu­pe­rar el con­trol de noso­tros mismos.

Una for­ma rápi­da y fan­tás­ti­ca para con­se­guir esta sen­sa­ción es median­te este e‑líquido CBD de vapear ya que, al no tener que inge­rir­lo y pasar por el diges­ti­vo, lle­ga antes al torren­te san­guí­neo, regu­lan­do el ape­ti­to y deseo en muy pocos minutos:

2.5. Estrés, ansiedad y depresión

Vivimos en una socie­dad en la que cada día se nos exi­ge más y más de noso­tros mismos.

Pero ade­más, no nos con­for­ma­mos con ser los mejo­res en el tra­ba­jo, sino que tene­mos que ser­lo en todos los ámbi­tos de nues­tra vida: fami­lia, pare­ja, ami­gos, belle­za, salud, ali­men­ta­ción, con­di­ción físi­ca, etc.

Y si todo esto no supu­sie­ra ya un pro­ble­ma, nos com­pa­ra­mos sin que­rer­lo con los demás vien­do sus cuen­tas de Instagram o Facebook, y las fas­ti­dio­sas fra­se­ci­tas de: “tú pue­des si te esfuer­zas aún más”.

Un cóc­tel per­fec­to para dis­pa­rar nues­tra frus­tra­ción, del quie­ro y no puedo”.

Por todas estas razo­nes y si no sabe­mos con­tro­lar nues­tra vida pue­de hacer que los esta­dos de estrés, ansie­dad e inclu­so depre­sión apa­rez­can, sin moti­vo aparente.

¿Te has sen­ti­do poca cosa en algún momento?

A todos nos ha pasa­do y es normal.

Pero aho­ra, sí pode­mos mejo­rar estos esta­dos de for­ma natu­ral y salir poco a poco de ese pozo en la que la socie­dad nos inten­ta meter una y otra vez, y de esta mane­ra ver la vida con otros ojos, con más posi­ti­vi­dad y más energía.

El acei­te de cáña­mo CBD es el gran alia­do para ali­viar los des­ór­de­nes de salud men­tal y emo­cio­nal.

El timón de tu vida está en ti”.

Obviamente, el acei­te CBD no nos va a resol­ver todos los pro­ble­mas, pero nos ayu­da­rá a coger el timón del control.

Sus efec­tos rela­jan­tes nos harán bajar los nive­les de estrés has­ta lle­gar a con­tro­lar­lo para no desa­rro­llar el temi­do esta­do depresivo:

Además, tie­ne la cua­li­dad de inhi­bir la trans­mi­sión del impul­so ner­vio­so y regu­lar la fun­ción de deter­mi­na­dos neu­ro­trans­mi­so­res, en defi­ni­ti­va, con­tro­lar el estrés y la depresión.

Muchos medi­ca­men­tos para los des­ór­de­nes emo­cio­na­les pre­sen­tan efec­tos secundarios”.

Los medi­ca­men­tos tra­di­cio­na­les con pres­crip­ción médi­ca para tra­tar este tipo de pro­ble­mas sue­len tener efec­tos secun­da­rios: pro­vo­can adic­ción, baja­da de la libi­do, cefa­leas, ner­vio­sis­mo

Sin embar­go, el acei­te CBD no pre­sen­ta con­tra­in­di­ca­cio­nes y si se da alguno es en casos raros y excep­cio­na­les, como en per­so­nas sen­si­bles o alér­gi­cas al CBD.

El esta­do aní­mi­co y emo­cio­nal pue­de mejo­rar con el acei­te de cáña­mo CBD”.

Es por ello que sus pro­pie­da­des ayu­dan a que per­so­nas que sufren este tipo de pro­ble­mas vean mejo­ra­da su cali­dad de vida y bien­es­tar pues­to que influ­ye sobre el esta­do aní­mi­co.

Pero si quie­res un efec­to mucho más rápi­do que el que ofre­ce el acei­te, una bue­na opción es el e‑líquido de cáña­mo CBD para vapear sin nico­ti­na, ya que el CBD pasa antes al torren­te cir­cu­la­to­rio des­de los pul­mo­nes al sal­tar­se el apa­ra­to digestivo.

Mi her­mano peque­ño cada vez que tie­ne una cita con una chi­ca nue­va se pone ata­ca­do de los ner­vios y uti­li­za este e‑líquido CBD de vapear y se tran­qui­li­za bas­tan­te más rápi­do. Puedo decir que es un dan­di cuan­do sale a la calle de fies­ta a pesar de que en casa es más bien un flan de vainilla?:

Y este vapea­dor CBD es el que le rega­lé para su cum­ple, le hacía fal­ta un cambio:

2.6. Deporte

Otra de las pro­pie­da­des de este fan­tás­ti­co pro­duc­to natu­ral se encuen­tra en el mun­do del deporte.

Cada vez son más los depor­tis­tas de alto ren­di­mien­to los que uti­li­zan el CBD para recu­pe­rar­se tras un entre­na­mien­to inten­so o tras haber sufri­do una lesión.

Muchos entre­na­do­res reco­mien­dan apli­car una cre­ma con acei­te de cáña­mo CBD sobre aque­llas arti­cu­la­cio­nes o gru­pos mus­cu­la­res dolo­ri­dos des­pués de hacer una sesión de ejer­ci­cios o entre­na­mien­to intenso.

De hecho, en mi gim­na­sio no fal­ta esta:

De esta mane­ra, se acor­ta la fase de recu­pe­ra­ción y el males­tar des­apa­re­ce par­cial o totalmente.

Las cre­mas con acei­te de cáña­mo CBD pue­den redu­cir el dolor ante una lesión”.

Por otro lado, inde­pen­dien­te­men­te de ser un depor­tis­ta de alto ren­di­mien­to o un depor­tis­ta ama­teur, nadie se libra de una lesión cuan­do se hace algún tipo de ejercicio.

El que cue­ce y ama­sa de todo le pasa, ¿no?” ?.

El dolor mus­cu­lar y arti­cu­lar en estos casos sue­le ser bas­tan­te inten­so, y eso sin con­tar si exis­te una frac­tu­ra o rotura.

Obviamente, el perio­do de con­va­le­cen­cia y reha­bi­li­ta­ción en el caso de una lesión es más que nece­sa­rio, pero no es sufi­cien­te. Está más que demos­tra­do, que las pro­pie­da­des del acei­te de cáña­mo CBD per­mi­ten amor­ti­guar el dolor y ayu­da a una pron­ta recuperación.

Los múscu­los y las arti­cu­la­cio­nes se rege­ne­ran más rápi­da­men­te, recu­pe­ran­do su vita­li­dad en muy poco tiempo.

Los e‑líquidos CBD y las cre­mas con acei­te de cáña­mo CBD ayu­dan a recu­pe­rar el bienestar”.

En estos casos, apli­car una cre­ma con CBD para el dolor mus­cu­lar y arti­cu­lar en la zona daña­da, así como los e‑líquidos CBD de vapear son una com­bi­na­ción per­fec­ta para encon­trar el bien­es­tar y vol­ver al esta­do ini­cial antes de que se pro­du­je­ra la lesión.

Así que, des­de mi pun­to de vis­ta, es mejor pre­ve­nir que curar y tener siem­pre a mano una bue­na cre­ma por lo que pue­da pasar:

2.7. Controlar síntomas de enfermedades

El pade­cer una enfer­me­dad cró­ni­ca de por sí es bas­tan­te trau­má­ti­co, pero si ade­más va uni­do a dolor, náu­seas, pér­di­da de movi­li­dad, memo­ria, etc. la cosa empeo­ra y mucho, y más aún para las per­so­nas que están alre­de­dor y se encuen­tran ata­das de pies y manos sin poder ayudar.

Muchos pro­fe­sio­na­les de la salud, a la vis­ta de los últi­mos estu­dios rea­li­za­dos sobre el CBD, reco­mien­dan a los pacien­tes el uso del acei­te de cáña­mo CBD por las pro­pie­da­des que pre­sen­tan y los gran­des bene­fi­cios y los rápi­dos resul­ta­dos que se observan.

El acei­te de cáña­mo CBD es muy útil para redu­cir los sín­to­mas del Alzheimer y Parkinson”.

Así pues, en pacien­tes con Alzheimer y Parkinson se ha demos­tra­do que el uso de acei­te CBD o los e‑líquidos CBD ayu­dan a con­tro­lar los sín­to­mas de estas enfer­me­da­des influ­yen­do sobre el sis­te­ma ner­vio­so cen­tral. Por ejem­plo, ayu­da a recu­pe­rar la movi­li­dad, se mejo­ra la comu­ni­ca­ción, aumen­ta la ener­gía y vita­li­dad, etc.

¿Sabes qué famo­so uti­li­za el CBD para ven­cer los sín­to­mas de su enfermedad?

Seguro que has vis­to Regreso al futu­ro”, ¿ver­dad?

Pues el actor Michael J. Fox, que encar­na­ba al joven pro­ta Marty McFlay en “Regreso al futu­ro”, sufre Parkinson des­de hace más de 30 años a pesar de que ron­da­ba la trein­te­na cuan­do esta enfer­me­dad se manifestó.

Es más que cono­ci­do que las pro­pie­da­des del acei­te de cáña­mo CBD le han ayu­da­do muy mucho a con­tro­lar los sín­to­mas del Parkinson, pudien­do lle­var una vida normal.

El CBD se usa con­tra los sín­to­mas del cán­cer y sus tratamientos”.

También se uti­li­za para luchar con­tra el cán­cer, y más con­cre­ta­men­te para redu­cir los sín­to­mas deri­va­dos de la qui­mio­te­ra­pia y radio­te­ra­pia, ya que en la mayo­ría de los pacien­tes cur­san con pro­ble­mas diges­ti­vos y náu­seas.

En estos casos ade­más se reco­mien­da tomar e‑líquido CBD de vapear para redu­cir al míni­mo la sen­sa­ción tan des­agra­da­ble de las náu­seas y las moles­tias aso­cia­das a los tra­ta­mien­tos del cáncer.

Antes de deci­dir­te a com­prar este e‑líquido CBD, ase­gú­ra­te de que el sabor y olor sea de tu agra­do y si no sigue leyen­do por­que hay muchos más:

2.8. Psoriasis

La pso­ria­sis es una enfer­me­dad de la piel de ori­gen infla­ma­to­rio deri­va­do de un mal fun­cio­na­mien­to del sis­te­ma inmu­ni­ta­rio del orga­nis­mo. Esta enfer­me­dad cró­ni­ca sue­le apa­re­cer fre­cuen­te­men­te en el cue­ro cabe­llu­do, uñas (pso­ria­sis ungueal) y arti­cu­la­cio­nes (artri­tis pso­riá­si­ca) de los codos y las rodi­llas, aun­que tam­po­co es raro loca­li­zar­la en la espal­da, vien­tre y pier­nas.

La pso­ria­sis no es una enfer­me­dad contagiosa”.

La pso­ria­sis se carac­te­ri­za por mani­fes­tar­se en for­ma de esca­mas son­ro­sa­das o rojas e infla­ma­das sobre la super­fi­cie de la piel y a menu­do sue­le picar y/o doler. A pesar de que en muchos casos pue­de ser muy espec­ta­cu­lar de ver y da cier­to repa­ro tan­to para la per­so­na que la pade­ce como la que obser­va, no se tra­ta de una enfer­me­dad con­ta­gio­sa, aun­que sí pue­de here­dar­se.

a) ¿Sufres de psoriasis?

Si pade­ces esta enfer­me­dad ya sabrás lo difí­cil que resul­ta des­ha­cer­se de ella.

Quizás hayas encon­tra­do algún reme­dio que ali­via de algu­na mane­ra los sín­to­mas, pero al final vuel­ve a reapa­re­cer una y otra vez.

Los tra­ta­mien­tos más con­ven­cio­na­les no les sue­len fun­cio­nar a todas las per­so­nas por igual e inclu­so algu­nos de ellos sue­len pro­du­cir efec­tos secun­da­rios. Es por esta razón por la que cada día más afec­ta­dos por esta enfer­me­dad uti­li­zan acei­te CBD o cre­mas o ungüen­tos para tra­tar su afec­ción de la mane­ra más natu­ral y sin sufrir efec­tos rebotes:

Pero antes de com­prar el acei­te de cáña­mo CBD sigue leyen­do para que ten­gas toda la infor­ma­ción al com­ple­to y pue­das ele­gir sabiamente.

b) Tratamientos para combatir la psoriasis

En la actua­li­dad, los méto­dos más emplea­dos para luchar con­tra la pso­ria­sis son los siguientes:

  • Medicamentos espe­cí­fi­cos y tópicos

Son los más uti­li­za­dos por la mayo­ría de la gen­te y se pue­den com­prar en la far­ma­cia por pres­crip­ción facul­ta­ti­va. Por lo gene­ral son fár­ma­cos que lle­van en su com­po­si­ción anti­in­fla­ma­to­rios como los cor­ti­coi­des que, como ya sabrás, tie­nen un mon­tón de efec­tos secun­da­rios ya que no solo actúan local­men­te don­de se apli­ca, sino que se tras­la­da por todo el orga­nis­mo pro­vo­can­do en algu­nos casos más pro­ble­mas que bene­fi­cios sobre todo si su apli­ca­ción se pro­lon­ga en el tiempo.

  • Medicamentos bio­ló­gi­cos

A dife­ren­cia de los ante­rio­res, estos tra­ta­mien­tos, admi­nis­tra­dos en for­ma de inyec­cio­nes o intra­ve­no­sas, tie­nen como fun­ción inhi­bir el sis­te­ma inmu­no­ló­gi­co loca­li­za­do en aquel pun­to don­de se ha pro­du­ci­do la inflamación.

Aunque a prio­ri pare­cen bas­tan­te efec­ti­vos, toda­vía no están dema­sia­do estu­dia­dos y por el momen­to se des­co­no­cen los posi­bles efec­tos secun­da­rios a lar­go pla­zo al actuar direc­ta­men­te sobre el sis­te­ma inmu­ne del organismo.

  • Fototerapia

Otro de los tra­ta­mien­tos para com­ba­tir la pso­ria­sis más uti­li­za­dos es la foto­te­ra­pia o tam­bién cono­ci­da como tera­pia lige­ra.

En su tiem­po, la foto­te­ra­pia se con­vir­tió en una autén­ti­ca revo­lu­ción por­que pare­cía ser la solu­ción a todos los pro­ble­mas de pso­ria­sis con­cre­ta­men­te para aque­llos casos en los que el pacien­te no podía some­ter­se a tra­ta­mien­tos con medi­ca­men­tos espe­cí­fi­cos o biológicos.

Pero el pro­ble­ma sur­gió por otro lado.

La difi­cul­tad de acce­so a deter­mi­na­das zonas como los geni­ta­les, uñas o cue­ro cabe­llu­do, y en el núme­ro de sesio­nes con­se­cu­ti­vas nece­sa­rias para erra­di­car­la por com­ple­to, resul­ta­ba ser al final una opción cos­to­sa y de dudo­sa reso­lu­ción para deter­mi­na­dos casos.

  • Productos con áci­do salicílico

Pero los labo­ra­to­rios seguían inves­ti­gan­do con la idea de encon­trar la solu­ción per­fec­ta que resol­vie­ra de una vez por todas esos casos de difí­cil tratamiento.

Durante este camino, encon­tra­ron en el áci­do sali­cí­li­co: un alia­do exce­len­te para hacer fren­te a esos casos más rebel­des o de difí­cil acce­so.

La gra­cia de este com­pues­to radi­ca­ba en la capa­ci­dad para exfo­liar las capas más exter­nas y daña­das de la piel por la enfer­me­dad dan­do una apa­rien­cia mucho más saludable.

Así pues, esta for­mu­la­ción se aña­dió a dis­tin­tos pro­duc­tos para el cui­da­do del cabe­llo (cham­pús, mas­ca­ri­llas, cre­mas sua­vi­zan­tes, locio­nes, etc.) de for­ma que el tra­ta­mien­to de la pso­ria­sis lle­ga­ra a todos los rin­co­nes sin excepción.

Hasta aquí todo iba bien.

Pero el pro­ble­ma sur­gió cuan­do se obser­vó que en un gran por­cen­ta­je de casos some­ti­dos a estos tra­ta­mien­tos el áci­do sali­cí­li­co favo­re­cía la irri­ta­ción, enro­je­ci­mien­to y seque­dad del cue­ro cabe­llu­do e inclu­so la pér­di­da del pelo.

Así que lo que pare­cía ser una bue­na solu­ción podía pro­vo­car aún más dolo­res de cabeza.

  • Alquitrán de hulla

Ante tal pers­pec­ti­va, muchos labo­ra­to­rios deja­ron a un lado la bús­que­da del san­to grial y tira­ron de los reme­dios de la abue­la, que al pare­cer toda la vida de Dios había fun­cio­na­do bien.

Te hablo del alqui­trán de hulla o alqui­trán de car­bón.

El modo de actua­ción es muy simi­lar al áci­do sali­cí­li­co: detie­ne la pro­li­fe­ra­ción celu­lar, eli­mi­na capa de célu­las esca­mo­sas muer­tas y faci­li­ta la rege­ne­ra­ción de célu­las nue­vas sanas.

Pero, des­gra­cia­da­men­te, el alqui­trán de hulla tam­bién pro­du­ce los mis­mos pro­ble­mas que el áci­do sali­cí­li­co en pie­les sen­si­bles, con el aña­di­do de que la piel se vuel­ve tan frá­gil que se pue­de que­mar fácil­men­te con la expo­si­ción solar en muy pocos minutos.

Además, el olor es bas­tan­te des­agra­da­ble y pue­de teñir la ropa y el pelo cla­ro duran­te la aplicación.

Eso sin con­tar que está más que demos­tra­do que, el uso con­ti­nua­do de esta sus­tan­cia o altas dosis de ella, pre­sen­ta altas pro­ba­bi­li­da­des de pro­vo­car a la lar­ga cán­cer de piel.

¿Pero hay algo que fun­cio­ne real­men­te? La pso­ria­sis enton­ces ¿no tie­ne cura?

Veamos cómo todo en esta vida tie­ne solu­ción y ade­más una solu­ción natu­ral al 100%.

c) La solución definitiva

Quizás lle­vas muchos años con este pro­ble­ma y ya hayas tira­do la toa­lla, o a lo mejor estás empe­zan­do a desa­rro­llar en algu­na par­te de tu cuer­po la enfer­me­dad y bus­cas lo mejor para curarla.

En cual­quier caso, te diré que hoy pue­des encon­trar una posi­ble solu­ción. Esa que te per­mi­ta lle­var una vida nor­mal y sin preocupaciones.

El acei­te de cáña­mo CBD, una boca­na­da de aire fresco”. 

Para que sea más fácil de enten­der te voy a enu­me­rar las prin­ci­pa­les ven­ta­jas de emplear el CBD para con­tro­lar esta patología.

Las 20 ven­ta­jas del acei­te de cáña­mo con­tra la psoriasis”.

  • Es un pro­duc­to natural.
  • Sin efec­tos rebotes.
  • Se pue­de com­prar sin rece­ta médica.
  • No es un medicamento.
  • Sin agu­jas, sin inyecciones.
  • No daña el buen fun­cio­na­mien­to del sis­te­ma inmunitario.
  • Se pue­de apli­car siem­pre que se nece­si­te direc­ta­men­te en las zonas afectadas.
  • Penetra con facilidad.
  • Actúa rápi­da­men­te.
  • Huele bien.
  • No man­cha.
  • No tiñe ni la ropa ni el pelo.
  • Deja la piel sua­ve e hidratada.
  • Cuida el cue­ro cabe­llu­do y el pelo.
  • Reduce la infla­ma­ción, el dolor y el picor.
  • Controla las rojeces.
  • Regula la pro­li­fe­ra­ción celular.
  • Controla la ansie­dad y el nerviosismo.
  • Ayuda a dor­mir de for­ma placentera.
  • Mejora el bien­es­tar general.
  • Una solu­ción bara­ta y efectiva.

¿Te ani­mas a pro­bar el acei­te de cáña­mo CBD para tra­tar tu pso­ria­sis? Mi com­pa­ñe­ra empe­zó con este acei­te para tra­tar la pso­ria­sis de sus codos y aho­ra le ha des­apa­re­ci­do por com­ple­to. Es la fan núme­ro 1 de todos los pro­duc­tos CBD:

Productos de CBD

Actualmente, el acei­te de cáña­mo CBD se está usan­do mucho como base para pro­duc­tos espe­cí­fi­cos de tra­ta­mien­tos rela­cio­na­dos con la piel, al dolor mus­cu­lar y arti­cu­lar, para paliar los sín­to­mas aso­cia­dos a deter­mi­na­das enfer­me­da­des, para la recu­pe­ra­ción tras inten­sos entre­na­mien­tos o lesio­nes, etc.

Así pues, y para hacer­lo todo mucho más fácil, vamos a hacer una cla­si­fi­ca­ción de los pro­duc­tos CBD más ven­di­dos y mejor valo­ra­dos del momen­to, por si quie­res empe­zar a bene­fi­ciar­te de sus pro­pie­da­des naturales.

¡Comencemos!

3.1. Aceite CBD puro

Esta es la for­ma más pura y natu­ral de uti­li­zar el CBD, y ade­más es total­men­te vegano para que lo pue­de uti­li­zar todo el mundo.

De esta for­ma se obtie­nen ínte­gras todas las pro­pie­da­des para ayu­dar a alcan­zar el tan desea­do bien­es­tar y la homeostasis.

Las múltiples propiedades del aceite de cáñamo CBD puro

El acei­te de cáña­mo CBD puro se uti­li­za mucho para redu­cir y con­tro­lar el dolor e infla­ma­ción en múscu­los y arti­cu­la­cio­nes, tra­tar pro­ble­mas de piel, dis­mi­nuir los nive­les de estrés y ansie­dad, man­te­ner los nive­les hor­mo­na­les esta­bles, mejo­rar la acti­vi­dad cere­bral, equi­li­brar los esta­dos de áni­mo, regu­lar el peso cor­po­ral, con­tro­lar la ten­sión arte­rial y el coles­te­rol, así como de ayu­dar a con­se­guir un sue­ño regu­lar y repa­ra­dor.

El secre­to está en la com­po­si­ción del acei­te de cáña­mo CBD”.

Esto es así gra­cias a su rica y equi­li­bra­da com­bi­na­ción de nutrien­tes natu­ra­les, ter­pe­noi­des, fla­vo­noi­des, vita­mi­nas, áci­dos gra­sos esen­cia­les, omega‑3, 6 y 9, etc., nece­sa­rios para el correc­to fun­cio­na­mien­to del sis­te­ma ner­vio­so cen­tral y de todo el orga­nis­mo en general.

Una for­ma sana y salu­da­ble de con­ser­var una salud fuer­te y dura­de­ra por más tiempo”.

Dependiendo de la afec­ción, el acei­te CBD se pue­de apli­car direc­ta­men­te sobre la zona (dolo­ri­da, sen­si­ble, con pso­ria­sis, der­ma­ti­tis, ecce­mas, rosá­ceas, etc.) o bien se pue­de inge­rir (es ideal colo­car unas gotas deba­jo de la len­gua) para alcan­zar el esta­do de bien­es­tar necesario.

¿Cómo conservar el aceite de cáñamo CBD?

Para man­te­ner intac­tas todas sus pro­pie­da­des, se reco­mien­da con­ser­var el enva­se ale­ja­do de la luz solar, en un lugar seco y fres­co, a ser posi­ble den­tro de su caja y en arma­rio o cajón, con el fin de que los rayos sola­res no pene­tren a tra­vés de vidrio.

De todas for­mas, si en algún momen­to se olvi­da guar­dar el fras­co, no pasa­ría nada ya que los fabri­can­tes enva­san el acei­te CBD en un fras­co de cris­tal opa­co para pre­ser­var­lo de la luz.

¿Cómo usarlo?

Antes de nada, lo ideal es seguir las indi­ca­cio­nes del fabri­can­te y por ello es muy reco­men­da­ble leer la dosi­fi­ca­ción suge­ri­da.

A par­tir de aquí todo es pro­bar para regu­lar la can­ti­dad y fre­cuen­cia que nece­si­tas para tu problema.

En mi caso te diré que me pon­go un par de gotas por la maña­na deba­jo de la len­gua para comen­zar el día rela­ja­da sin nada de estrés y lue­go por la noche lo repi­to antes de acos­tar­me para tener un sue­ño pla­cen­te­ro y tranquilo.

En cuan­to al uso tópi­co, y como ya sabrás que prac­ti­co mucho ejer­ci­cio, me sue­lo apli­car unas cuan­tas gotas en la arti­cu­la­ción de la rodi­lla dere­cha que me sue­le dolor un poco con el cam­bio de tiem­po y me lo fro­to has­ta que se absor­be. Y tam­bién, si ten­go los múscu­los muy car­ga­dos me pon­go un poco sobre ese gru­po muscular.

Al rato noto mucho la mejoría?.

A mí per­so­nal­men­te este acei­te de cáña­mo CBD me va muy bien y es el que más uso de todos los que ten­go en casa:

3.2. e‑líquidos CBD para vapear

Los e‑líquidos CBD de vapear tam­bién se usan mucho para alcan­zar la homeos­ta­sis y bien­es­tar del organismo.

La dife­ren­cia entre el acei­te de cáña­mo CBD y el e‑líquido CBD es que este últi­mo no tie­ne que atra­ve­sar el diges­ti­vo para hacer su fun­ción (en el caso de que el acei­te se ingie­ra) ya que al ir direc­ta­men­te a los pul­mo­nes se hace el inter­cam­bio endo­can­na­bi­noi­de en los capi­la­res de los alveo­los, lle­gan­do antes al torren­te san­guí­neo y por tan­to entran­do antes en el sis­te­ma endocannabinoide.

¿Para qué se utiliza el e‑líquido CBD?

Los e‑líquidos de cáña­mo CBD para vapear se emplean para equi­li­brar el cuer­po y la mente.

Es muy útil para aque­llos esta­dos de ner­vio­sis­mo, intran­qui­li­dad, insom­nio, dolor, náu­seas… es decir, para esos momen­tos en los que no te encuen­tras bien y no sabes cómo solu­cio­nar­lo rápidamente.

A mí me va muy bien este e‑líquido CBD antes de dor­mir, por­que la acción del CBD es mucho más rápi­da que si ingie­ro el acei­te. Y ade­más, la sen­sa­ción me es muy placentera.

Me encan­ta el aro­ma de este e‑líquido CBD de vapear y me deja muy relajada:

Y el vapea­dor que ten­go es este mode­lo, por si te gus­ta, date un capricho:

¿Sabores? Los hay para todos los gustos

Si has vis­to un poco las reco­men­da­cio­nes has­ta el momen­to, te habrás dado cuen­ta de que exis­te una gran varie­dad de aro­mas y sabo­res: limón, man­go, fre­sa, men­ta, etc.

Antes de com­prar tu e‑líquido CBD de vapeo, selec­cio­na para pro­bar los toques que más se aso­cien a tus gus­tos o bien pue­des com­prar un pack de prue­ba don­de vayan varios sabo­res que tie­nen unos pre­cios muy económicos.

Este por ejem­plo, se ven­de muy bien y está muy valorado:

Desde mi pun­to de vis­ta, lo mejor que tie­ne el e‑líquido CBD es que no tie­ne nico­ti­na y no le metes tóxi­cos al cuer­po, así que no te arries­gas con los efec­tos secun­da­rios de la nicotina.

Si me pre­gun­tas por uno de mis sabo­res pre­fe­ri­dos te diré que es el Kush, te lo dejo aquí por si te ani­mas a probarlo:

Ah y no te olvi­des del vapea­dor CBD, es indispensable:

3.3. Cremas faciales

El acei­te de cáña­mo CBD tam­bién lo pode­mos encon­trar en cre­mas facia­les por su gran poder de hidra­ta­ción, nutri­ción y rege­ne­ra­ción.

Los mejor de todo es que este tipo de cre­mas son de uso uni­sex.

Es decir, lo pue­den uti­li­zar tan­to muje­res como hom­bres lo que aho­rra un mon­tón de dine­ro y espa­cio en el caso de vivir en pareja.

Muchas veces me han pre­gun­ta­do por una com­bi­na­ción per­fec­ta de cre­mas para día y noche, y la ver­dad es que des­pués de haber pro­ba­do varios tipos reco­men­da­ría mis favo­ri­tas por­que ade­más están muy bien valo­ra­das por otros usua­rios y los pre­cios son muy asequibles.

Así pues, como cre­ma hidra­tan­te de día acon­se­ja­ría esta por­que reequi­li­bra la piel ofre­cien­do la hume­dad nece­sa­ria para que el ros­tro esté ter­so y sua­ve, dejan­do una piel lumi­no­sa y radiante:

Tengo que decir que, en el caso de tener una piel joven, pue­des usar esta cre­ma facial hidra­tan­te CBD como día y noche al mis­mo tiem­po, ya que por edad no nece­si­ta­rás una cre­ma nutri­ti­va extra para la noche.

Al menos por el momento ?.

En mi caso y por mi tipo de piel, sí que nece­si­to una cre­ma de noche nutri­ti­va y esta me encan­ta, tan­to por la tex­tu­ra como por el aro­ma fresco:

Ambas cre­mas están reco­men­da­das para todo tipo de pie­les.

Y en el caso de tener­la sen­si­ble o irri­ta­da por cau­sa de der­ma­ti­tis, ecce­mas, pso­ria­sis u otro tipo de pro­ble­mas, pues enton­ces te irán genial, por­que gra­cias a sus prin­ci­pios acti­vos natu­ra­les y rege­ne­ran­tes devol­ve­rán al cutis la salud y belle­za perdida.

3.4. Cremas corporales

Otros de los pro­duc­tos con acei­te de cáña­mo CBD que más se ven­den son las cre­mas cor­po­ra­les para tra­tar los sín­to­mas de diver­sas enfer­me­da­des o afecciones.

Dentro de la gran varie­dad que exis­ten vamos a remar­car varios tipos por su amplio espec­tro de actua­ción, por el pre­cio y las valoraciones.

a) Dolor muscular y articular

¿Una cre­ma efec­ti­va para ese dolor mus­cu­lar o arti­cu­lar que no nos deja lle­var una vida normal?

Siempre es bueno tener a mano una cre­ma para com­ba­tir el dolor en las arti­cu­la­cio­nes pro­vo­ca­do por artri­tis, artro­sis, reu­ma, una lesión, la edad, etc. o bien, para apli­car­la des­pués de hacer un entre­na­mien­to inten­so al tener los múscu­los congestionados.

Esta cre­ma ayu­da a ali­viar el dolor en esos pun­tos con­cre­tos como en las rodi­llas, codos, espal­da, etc. y a rela­jar la zona has­ta alcan­zar un pleno bienestar.

Ahora el dolor en el cue­llo o en la espal­da será cosa del pasado”.

Además, es anti­in­fla­ma­to­ria, total­men­te natu­ral y sin efec­tos secun­da­rios.

Pero para aque­llas per­so­nas a las que les gus­te más otro tipo de tex­tu­ra en lugar de las cre­mas, tam­bién está este gel con acei­te de cáña­mo CBD con las mis­mas pro­pie­da­des y a un pre­cio fabuloso:

b) Psoriasis, eccemas o dermatitis

¿Sufres pro­ble­mas en la piel como pso­ria­sis, ecce­mas o dermatitis?

Este ungüen­to natu­ral con acei­te de cáña­mo CBD actúa sobre el pro­ble­ma, rege­ne­ran­do la piel y devol­vien­do la sua­vi­dad y luminosidad.

Puedes usar­lo tan­tas veces como sea nece­sa­rio sobre la cara, manos, codos… en defi­ni­ti­va, sobre aque­llas áreas en las que ten­gas el pro­ble­ma cutáneo.

Si estás en una fase agu­da pue­des usar­la 3 veces al día y a medi­da que el pro­ble­ma se vaya con­tro­lan­do pue­des ir redu­cien­do la fre­cuen­cia a una vez al día, pre­fe­ri­ble­men­te por la noche.

c) Acné, granos y espinillas

¿Estás can­sa­do de pro­bar miles de pro­duc­tos para tra­tar la piel gra­sa y sus problemas?

Hay infi­ni­dad de pro­duc­tos que dicen ser la pana­cea para con­tro­lar la gra­sa y el acné, pero a veces es más mar­ke­ting que otra cosa.

Para tra­tar la piel gra­sa y todos los pro­ble­mas aso­cia­dos a ella, esta cre­ma de cáña­mo CBD actúa des­de den­tro hacia afue­ra, regu­lan­do la secre­ción gra­sa, evi­tan­do la apa­ri­ción de gra­nos y espi­ni­llas, y curan­do el acné ya exis­ten­te, de una for­ma natu­ral y en sus tiem­pos nor­ma­les de actuación:

Es una solu­ción bas­tan­te efi­caz sobre todo si se con­tro­la la inges­ta de sus­tan­cias que car­gan el híga­do como los cho­co­la­tes, bolle­ría y comi­da indus­trial y las grasas.

Llevando una vida sana y salu­da­ble, bebien­do mucha agua y uti­li­zan­do a dia­rio esta cre­ma, nota­rás la dife­ren­cia en la pri­me­ra semana.

4. Opiniones sobre el aceite de cáñamo CBD

Para com­ple­men­tar este artícu­lo, que­re­mos dejar algu­nas opi­nio­nes de gen­te que se está bene­fi­cian­do de sus propiedades.

Las opi­nio­nes del acei­te de cáña­mo CBD están reco­gi­das de gen­te pró­xi­ma a nues­tro entorno de tra­ba­jo y fami­lia­res, de for­ma que esta infor­ma­ción pue­da ser­vir a títu­lo orien­ta­ti­vo para aque­llas per­so­nas que desean comen­zar a pro­bar­lo. Las opi­nio­nes como tales son fru­to de la expe­rien­cia de varios meses de uso de cada uno de los usua­rios para tener una idea lo más rea­lis­ta posible.

Así pues, hemos de decir que no son una nor­ma y no valen para todo el mundo.

Recomendamos siem­pre con­sul­tar al médi­co en el caso de pade­cer algún tipo de enfer­me­dad o pato­lo­gía, o estar bajo pres­crip­ción de algún medicamento.

Aunque el acei­te de cáña­mo CBD no pre­sen­ta en prin­ci­pio efec­tos secun­da­rios, es mejor veri­fi­car­lo por si hay inter­ac­ción con algún otro tipo de medi­ca­ción que se esté toman­do o por si exis­tie­ra algu­na aler­gia particular.

Teniendo esto cla­ro, pase­mos a ver algu­nas opi­nio­nes reco­pi­la­das por PG.

Aurora M. (León), de 54 años, con desajuste hormonal

Hola a todos. Voy a con­tar mi expe­rien­cia y a expo­ner mis opi­nio­nes del acei­te de cáña­mo CBD y cómo ha influi­do en mi vida para ayu­dar­me con los cam­bios hor­mo­na­les pro­vo­ca­dos por la menopausia.

Tengo 54 años y des­de hace más o menos un año empe­cé a expe­ri­men­tar cam­bios que no enten­día muy bien de dón­de provenían.

Mis perio­dos seguían estan­do nor­mal, pero las pri­me­ras sen­sa­cio­nes que sufrí fue­ron unos fuer­tes sofo­cos, empe­cé a engor­dar y los cam­bios de humor se suce­dían sin control.

Era impo­si­ble estar a mi lado”.

Lo mis­mo esta­ba estu­pen­da­men­te ren­do y dis­fru­tan­do de una char­la ame­na, como que de pron­to me emo­cio­na­ba y me echa­ba a llorar.

Era como una mon­ta­ña rusa.

Unos días esta­ba boca arri­ba y otras boca abajo.

Mi males­tar lo paga­ba con los demás”.

Y lo peor de todo es que mi esta­do de áni­mo reper­cu­tía en los demás, lo paga­ba con el pri­me­ro que se cru­za­ra en mi camino.

Iba vien­do poco a poco como mi mun­do esta­ba cam­bian­do a mi alre­de­dor y eso me ponía de muy mala leche.

Me vol­ví más intro­ver­ti­da, iras­ci­ble… y para col­mo de males empe­cé a engor­dar como una cosa mala.

Y si eso no fue­ra sufi­cien­te, todo esto me daba mucha ansie­dad y por estar todo el día comien­do como si no hubie­ra un mañana.

Debía hacer algo y bus­car una salida”.

Mi mari­do esta­ba muy ago­bia­do por­que no sabía cómo me podía ayu­dar y la ver­dad es que yo tam­po­co le deja­ba hacerlo.

Pero lo escu­ché y enten­dí que tenía un pro­ble­ma y que debía con­sul­tár­se­lo a mi médi­co de cabecera.

Así que deci­dí ir, por el bien de todos.

Me hicie­ron ana­lí­ti­cas y me dije­ron que el ori­gen era la meno­pau­sia, y que mis sín­to­mas eran nor­ma­les en la nue­va eta­pa en la que iba a entrar. Pero ante mi insis­ten­cia me pusie­ron un tra­ta­mien­to hor­mo­nal y me rece­ta­ron unas pas­ti­llas para con­tro­lar un poco mi esta­do emocional.

Después de tres meses de tra­ta­mien­to, no pue­do decir que me encon­tra­ra mejor.

Realmente no me encontraba”.

Estaba todo el día como un zom­bi tum­ba­da en el sofá sin ganas de hacer nada. Me cos­ta­ba la vida ir al tra­ba­jo y lle­var una vida normal.

Tengo que reco­no­cer que, si no hubie­ra sido por mis hijos, no hubie­ra sali­do de esto.

Un día, mis melli­zos tuvie­ron una con­ver­sa­ción muy madu­ra con­mi­go. Justo ese mis­mo día me di cuen­ta de cuan­to habían cre­ci­do y eran aho­ra ellos los que me habla­ban como si fue­ra su hija.

La char­la que me die­ron fue increí­ble… ya te lo pue­des imaginar?.

La solu­ción esta­ba en algo des­co­no­ci­do para mí”.

Me hicie­ron ver que debía tomar las rien­das de mi vida y que había un mon­tón de cosas por hacer, y si los tra­ta­mien­tos no iban bien, siem­pre se podían pro­bar otras cosas.

Luego comen­ta­ron sus opi­nio­nes sobre el acei­te de cáña­mo CBD.

Para mí era un mun­do des­co­no­ci­do y pen­sé que esta­ban locos por inten­tar con­ven­cer­me de tomar­me eso.

Tenía mis pre­jui­cios al res­pec­to por­que pen­sa­ba que me que­rían dro­gar o algo así.

Así que con mucha pacien­cia me expli­ca­ron que el CBD pro­ce­día del cáña­mo y no del can­na­bis y que no tenía sus­tan­cias de esas que colo­ca­ban como el THC.

Me sen­tía como una vie­ja inculta?.

Pero bueno, des­pués de mucho hablar acep­té el reto y pro­bé este acei­te de cáña­mo CBD en concreto:

Para mí fue un antes y un después”.

Recuperé mi ener­gía y mis ganas de vivir, esta­ba feliz y se me qui­tó la manía de pico­tear todo el rato.

Me ayu­dó a ver la vida con más pers­pec­ti­va y a asu­mir los cam­bios que mi cuer­po sufría e iría cam­bian­do por supues­to aún más con el tiempo.

Ya lo tenía superado.

De hecho, me fue tan bien que mis hijos me rega­la­ron varios e‑líquidos CBD de vapear y este vapo­ri­za­dor CBD, ¿te lo pue­des creer, esto a mi edad??:

Esto sí que me ayu­dó bas­tan­te para con­ci­liar el sue­ño por la noche y evi­tar los sofo­cos noc­tur­nos que es lo que más me agobiaba”.

Y si me pides mi opi­nión del e‑líquido CBD que más me gus­ta es este, el de limón:

Así que estas son mis opi­nio­nes del acei­te de cáña­mo CBD y por supues­to que lo reco­mien­do mucho para lle­var con dig­ni­dad los cam­bios hor­mo­na­les pro­vo­ca­dos por la meno­pau­sia y sus síntomas.

Espero que pue­da ser­vir mi humil­de opinión.

Besos?

Diego F. (Badajoz), de 68 años, sufre fuertes dolores 

Me lla­mo Diego y ten­go 68 años. Llevo toda la vida tra­ba­jan­do como buta­ne­ro y has­ta que no dejé mi tra­ba­jo no supe lo que era un dolor de verdad.

Mi mujer dice que cuan­do tra­ba­ja­ba no me podía per­mi­tir estar malo, pero fue jubi­lar­me y empe­zar con todo tipo de dolo­res arti­cu­lar y musculares.

La ver­dad es que no me veo mayor, sí un poco gor­din­fle­ras, pero es que me gus­ta la bue­na mesa, para qué nos vamos a engañar?.

Pues a lo que iba.

Hace un par de años, empe­cé con los dolo­res de las rodi­llas y de la espalda.

Es cier­to que ten­go una her­nia dis­cal de una caí­da y con los años se va acu­san­do más.

Llegó un momen­to que no me podía atar los cor­do­nes de los zapa­tos y a veces mi mujer me tenía que ayu­dar inclu­so a poner­me los calcetines.

Al prin­ci­pio, esto ocu­rría de vez en cuan­do, pero poco a poco la cosa iba a peor y ya todas las maña­nas se con­ver­tía en un autén­ti­co calvario.

Y ya ni te cuen­to cuan­do iba a cam­biar el tiempo.

Fui al médi­co de mi pue­blo y tras estu­diar mi caso y con ayu­da de unas radio­gra­fías y reso­nan­cias me pre­pa­ró para lo que podía venir más adelante.

La cosa no tenía bue­na pinta”.

Me dijo que para tra­tar el dolor me podía dar cal­man­tes pero que el pro­ble­ma esta­ba en que las almoha­di­llas que hay entre los hue­sos de las arti­cu­la­cio­nes (él me lo expli­có con el nom­bre téc­ni­co, pero no me acuer­do) esta­ban des­gas­ta­das y el dolor se pro­du­cía al rozar un hue­so con otro.

Me habló de pin­char­me cosas en las rodi­llas, y la ver­dad es que al final de todo no me ase­gu­ra­ba que se fue­ra a qui­tar el problema.

Lo peor que me sen­tó fue que dijo que si el dolor era inso­por­ta­ble no que­da­ría otra solu­ción que la mor­fi­na.

¿Pero real­men­te que­ría eso?

Rotundamente no.

Así que le pedí que me dije­ra qué alter­na­ti­vas había y si había algo natu­ral como ejer­ci­cios o algo así.

Entonces me habló de las pro­pie­da­des del acei­te de cáña­mo CBD, y las opi­nio­nes que me dio de otros pacien­tes en situa­cio­nes pare­ci­das a la mía me gus­tó mucho.

No es mila­gro­so, pero sí 100% natural”

Es cier­to que me dijo que no era mila­gro­so, pero que sí era 100% natu­ral, sin efec­tos secun­da­rios (y si los hubie­ra en un por­cen­ta­je míni­mo) y que me ayu­da­ría con el dolor, mejo­ran­do mi bien­es­tar y cali­dad de vida.

Así que empe­cé con esta cre­ma con acei­te de cáña­mo CBD y me la apli­qué en todas las zonas dolo­ri­das, tan­to en la mus­cu­la­tu­ra como en las arti­cu­la­cio­nes, 3 veces al día has­ta que el dolor empe­zó a remitir:

Además, me man­dó unos ejer­ci­cios espe­cí­fi­cos y la ver­dad es que en muy poco tiem­po todo mejoró.

Ahora no nece­si­to ayu­da para poner­me los cal­ce­ti­nes ni atar­me los cordones.

El dolor ha remi­ti­do por com­ple­to y me sien­to lleno de energía”.

Por fin pue­do empe­zar a dis­fru­tar de la vida y de mi jubilación.

Cada vez doy paseos más lar­gos e inclu­so pue­do ir más rápi­do que antes.

Puedo decir sin mie­do a equi­vo­car­me que el acei­te CBD ayu­da a con­tro­lar el dolor mus­cu­lar y articular.

Por lo menos en mi caso.

Y no he sen­ti­do nin­gu­na sen­sa­ción extra­ña, ni la piel se me ha pues­to roja como me dijo el doc­tor que lo mis­mo se me ponía como les ocu­rría a algu­nos de sus pacientes.

Desde mi pun­to de vis­ta y por las opi­nio­nes del acei­te de cáña­mo CBD tan­to mías, como de mi médi­co, como de otros pacien­tes, es una bue­na solu­ción natu­ral para ayu­dar a con­tro­lar, redu­cir y/o eli­mi­nar el dolor.

Yo lo recomiendo?.

María Salas Gómez (Murcia), de 45 años, sometida a quimioterapia.

Hace unos meses me diag­nos­ti­ca­ron cán­cer de mama y me tuvie­ron que qui­tar un pecho.

Por supues­to que todo el pro­ce­so, des­de que me des­cu­brí el bul­to has­ta el post­ope­ra­to­rio fue un autén­ti­co mar­ti­rio, car­ga­do de ansie­dad, mie­do y deses­pe­ra­ción.

Pero eso no es nada com­pa­ra­do cuan­do te dicen que, des­pués de todo lo que has pasa­do y que pien­sas que todo ha sido una pesa­di­lla, te tie­nes que some­ter a varias sesio­nes de quimioterapia.

Pensaba que el mun­do se me caía encima”.

Y todo esto con dos críos peque­ños a los que deseo con toda mi alma ver­los gran­des, feli­ces con sus fami­lias e hijos.

No había vuel­ta atrás, solo un camino lar­go en el que no se veía la meta ni el final.

Así que empe­cé con la quimioterapia.

No sé si habrás teni­do la mala suer­te de pasar por ello, pero para resu­mir­lo… es una mierda.

Me sen­tía fatal. El can­san­cio extre­mo, has­ta el pun­to del ago­ta­mien­to, dolor en los múscu­los y huesos.

¿Y el dolor de cabe­za? Horrible.

Tener náu­seas a todas horas era horrible”.

Pero lo peor son las náu­seas. Te quie­res morir.

Piensas que en cual­quier momen­to te va a salir el híga­do por la boca.

Pero tenía que seguir avan­zan­do por ese camino, aun­que fue­ra arras­trán­do­me por él.

Y todo para que mis hijos pudie­ran dis­fru­tar de su madre toda la vida o por lo menos has­ta que pudie­ra cono­cer a mis nietos.

El cora­zón se me par­tía al ver a mi mari­do sufrir”

Y por supues­to, tenía que seguir luchan­do por mi marido.

Ese hom­bre mara­vi­llo­so, que sufre en silen­cio cuan­do cree que estoy dormida.

Lo escu­cho cómo se encie­rra en el baño y se des­aho­ga a solas.

Pero no está solo… yo estoy aquí…siempre lo estaré.

Todos tene­mos un ángel a nues­tro lado”.

Un día en la qui­mio, no pude con­te­ner­me y me abrí con un joven enfer­me­ro majísimo.

Me con­so­ló y me dio todo su apo­yo para hacer fren­te a esta situación.

Si me per­mi­tís un parén­te­sis, apro­ve­cho para dar las gra­cias a David el enfer­me­ro por todo lo que hizo por mí.

Si no hubie­ra sido por mi enfer­me­ro pre­fe­ri­do, jamás habría cono­ci­do los e‑líquidos CBD de vapear y el acei­te de cáña­mo CBD. Las opi­nio­nes sin­ce­ras que me dio me ani­ma­ron a seguir ade­lan­te y a pro­bar con algo nue­vo y des­co­no­ci­do para mí.

La solu­ción a mi males­tar esta­ba al alcan­ce de mi mano.

Hablé con mi mari­do acer­ca de estos pro­duc­tos y bus­ca­mos infor­ma­ción por internet.

En unos pocos días des­pués de hacer el pedi­do, reci­bi­mos un kit de e‑líquidos CBD para vapear, un vapea­dor CBD, una cre­ma facial de cáña­mo y otra cor­po­ral, y un acei­te de cáña­mo CBD. Las opi­nio­nes sobre estos pro­duc­tos… podría pasar horas expli­can­do todos los bene­fi­cios que me han aportado.

Para resu­mir­lo diré que gra­cias a este e‑líquido CBD he deja­do de tener náu­seas por la qui­mio­te­ra­pia y pue­do dor­mir plá­ci­da­men­te:

Los otros e‑líquidos CBD de vapear tam­bién están muy bien, pero este sabor y olor es el que más me gusta.

Además, jun­to a los e‑líquidos CBD reci­bí este vapea­dor CBD:

Probé todos los pro­duc­tos de cáña­mo CBD a la vez”.

Empecé con todos los pro­duc­tos al mis­mo tiem­po por­que con­fia­ba ple­na­men­te en ellos.

Las opi­nio­nes del acei­te de cáña­mo CBD de mi enfer­me­ro, así como las que leí en inter­net me die­ron total segu­ri­dad y no lo dudé ni un segundo.

Además, que­ría resul­ta­dos rápi­dos para aca­bar con tan­to malestar.

Nada podría ser peor que todos los sín­to­mas de la qui­mio­te­ra­pia que tenía.

Este acei­te de cáña­mo CBD en con­cre­to lo uti­li­zo a dia­rio en aque­llos pun­tos don­de sien­to dolor:

Y enci­ma, una vez que se ha absor­bi­do por com­ple­to, pon­go un poco de cre­ma cor­po­ral y me hago un masa­je o me lo hace mi mari­do, así me sien­to más rela­ja­da y menos dolorida:

Y para ter­mi­nar y sen­tir mi cutis fres­co, sua­ve y radian­te, me pon­go esta cre­ma facial hidra­tan­te de cáña­mo CBD. Creo que mi piel la nece­si­ta­ba como agua de mayo:

Sinceramente pien­so, que si no hubie­ra sido por el acei­te de cáña­mo CBD y las opi­nio­nes que reci­bí, jamás me encon­tra­ría tan bien como estoy en este momento.

Estoy a pun­to de ter­mi­nar el tra­ta­mien­to, ya que solo me que­da una sesión de qui­mio­te­ra­pia, pero algo me dice, que mi vida esta­rá aso­cia­da al CBD duran­te muchos años. Porque aho­ra sí que veo la meta, casi la toco con las manos, y por fin, en mucho tiem­po, me sien­to fuer­te y con muchas ganas de seguir luchando.

He alcan­za­do un equi­li­brio men­tal y cor­po­ral como nun­ca antes lo he tenido.

Ángela R. (Guadalajara), de 32 años, padece insomnio 

Siempre he teni­do pro­ble­mas para con­ci­liar el sue­ño, pero des­de que entré a tra­ba­jar en el hos­pi­tal, los tur­nos noc­tur­nos me han roto por com­ple­to el sueño.

Desde que ter­mi­né la carre­ra de enfer­me­ría no he podi­do ejer­cer mi pro­fe­sión correc­ta­men­te, pero hace 6 meses con­se­guí una pla­za fija y por fin mi sue­ño se ha hecho realidad.

Bueno, el sue­ño meta­fó­ri­co, por­que lo que es el sue­ño de des­can­so ha des­apa­re­ci­do por completo.

Los tur­nos del hos­pi­tal me matan”.

Tengo tur­nos de maña­na, tar­de y noche.

Pero, aun­que dis­fru­to de perio­dos de des­can­so, no con­si­go dor­mir ni de día ni de noche.

Y ade­más, esta situa­ción me pro­du­ce ansie­dad uni­do por supues­to al estrés y las preo­cu­pa­cio­nes del tra­ba­jo, que sin que­rer me las lle­vo a casa.

Hace unas sema­nas, char­lan­do con una com­pa­ñe­ra me habló de los e‑líquidos CBD de vapear, que según ella le van genial para con­ci­liar el sueño.

La ver­dad que no es algo que me lla­me la aten­ción, pero cuan­do se me reti­ró la regla así por­que sí y tan joven, sí que me empe­cé a preocupar.

Las opi­nio­nes del acei­te de cáña­mo CBD por inter­net me con­ven­cie­ron totalmente”.

Leí opi­nio­nes del acei­te de cáña­mo CBD, los bene­fi­cios y todas las pro­pie­da­des que tie­ne y me que­dé alu­ci­na­da. Me lla­mó la aten­ción de que eran pro­duc­tos 100% natu­ra­les y sin efec­tos secun­da­rios aparentes.

Así que deci­dí com­prar el e‑líquido CBD de vapear para probar:

Y este vapea­dor CBD que me pare­ció una chulada:

También leí entre las opi­nio­nes que se podían poner unas gotas deba­jo de la len­gua para ayu­dar con el insom­nio.

Y eso hice. Compré este:

Y me funcionó.

¿Y cuá­les fue­ron los resultados?

Pues que empe­cé a dor­mir como un angelito.

Un rato antes de irme a la cama me pon­go el acei­te de cáña­mo CBD deba­jo de la len­gua y vapeo un rato con el e‑líquido CBD de man­go, y en muy pocos segun­dos, noto la rela­ja­ción y cómo poco a poco me sien­to más tran­qui­la.

En cuan­to me echo en la cama, sea de día o de noche, me que­do dor­mi­di­ta de inmediato.

Así que reco­mien­do para ven­cer el insom­nio y eli­mi­nar ten­sio­nes los e‑líquidos CBD y el acei­te. Las opi­nio­nes, que hay en inter­net ayu­dan mucho, pero si no quie­res andar dan­do vuel­tas, te diré que una vez que prue­bas las pro­pie­da­des del acei­te de cáña­mo CBD que­rrás poco a poco cam­biar tus pro­duc­tos por aque­llos que sean de cáña­mo CBD natural.

5. Preguntas frecuentes sobre el aceite de cáñamo CBD

Y para ter­mi­nar te voy a dejar las pre­gun­tas más fre­cuen­tes que se plan­tea la gen­te que toda­vía no cono­ce las pro­pie­da­des de este mara­vi­llo­so pro­duc­to. Comprar así será más fácil y segu­ro que nunca.

Si tie­nes algu­na pre­gun­ta no dudes en dejar­la en el apar­ta­do de comen­ta­rios y la res­pon­de­ré cuan­to antes.

¡Vamos allá!

¿El aceite de cáñamo CBD es legal?

Es legal en España si se obtie­ne el cáña­mo indus­trial y pre­sen­ta un nivel de THC por deba­jo del 0,3%.

¿Los productos de CBD colocan como la marihuana?

No, todos los pro­duc­tos CBD de ven­ta legal cuen­tan con unos nive­les prác­ti­ca­men­te inexis­ten­tes de THC y por tan­to no es psicoactivo.

Además, los pro­duc­tos CBD son extraí­dos del cáña­mo y no de la marihuana.

¿Por qué el aceite de cáñamo CBD es tan popular?

Tiene tan­ta fama por­que apor­ta gran can­ti­dad de solu­cio­nes a pro­ble­mas aso­cia­dos con la salud, tan­to de for­ma pre­ven­ti­va como cura­ti­va.

Cada día se uti­li­za más para sol­ven­tar pro­ble­mas de la piel, para com­ba­tir el dolor y la infla­ma­ción, para ayu­dar a dor­mir sin des­ve­los, con­tro­lar los esta­dos de ansie­dad y estrés, etc.

Incluso, se emplea para amor­ti­guar los efec­tos secun­da­rios de la qui­mio­te­ra­pia en pacien­tes con cáncer.

Tengo problemas para dormir y la psoriasis me lleva por la calle de la amargura, ¿el aceite de cáñamo CBD o el e‑líquido CBD de vapear me pueden ayudar?

Tanto el acei­te de cáña­mo CBD como el e‑líquido CBD te pue­de ir feno­me­nal para con­tro­lar el insom­nio y la psoriasis.

Seguramente ade­más ten­gas un poco de ansie­dad o ner­vio­sis­mo y esto pue­de ser el des­en­ca­de­nan­te de este cuadro.

El CBD te ayu­da­rá a equi­li­brar tu orga­nis­mo ya que inter­ac­túa direc­ta­men­te con el sis­te­ma endo­can­na­bi­noi­de y por tan­to faci­li­ta el alcan­zar la tan desea­da homeos­ta­sis que nos hace sen­tir­nos genial con noso­tros y con el mundo.

Notarás la mejo­ría des­de la pri­me­ra semana?.

¿Se puede usar el aceite de cáñamo CBD para el pelo?

Destaca por su gran capa­ci­dad para rege­ne­rar, hidra­tar y nutrir, y por tan­to, es ideal para usar­lo en el cabe­llo y devol­ver­le toda su vitalidad.

El acei­te de cáña­mo CBD puro es 100% natu­ral, rico en vita­mi­nas, mine­ra­les y nutrien­tes que for­ta­le­ce­rán y harán cre­cer el cabe­llo, y ade­más man­ten­drán sano el cue­ro cabelludo.

Puedes poner­te unas gotas en el cue­ro cabe­llu­do con el pelo recién lava­do y seco, y dejar­lo actuar toda la noche, o bien poner un poco en las pun­tas a modo de sérum para que el pelo esté más sua­ve y se res­tau­ren las pun­tas abiertas.

Este en con­cre­to va genial para el pelo y cue­ro cabe­llu­do, y es apto para todo tipo de cabellos:

E inclu­so se pue­de usar para el pelo de la barba.

¿Cuáles son los efectos secundarios del aceite de cáñamo CBD?

Parece ser que en prin­ci­pio no tie­ne efec­tos secun­da­rios des­ta­ca­bles ni efec­to rebo­te. Y si lle­ga a dar­se algún efec­to secun­da­rio es míni­mo y en pro­ba­bi­li­da­des muy bajas.

La gen­te que es más sen­si­ble al CBD y pue­de expe­ri­men­tar alguno de estos efec­tos adver­sos: lige­ros mareos, dolor de cabe­za, boca rese­ca, can­san­cio, sue­ño… En estos casos lo mejor es redu­cir la dosis de CBD por­que cada orga­nis­mo res­pon­de de for­ma dis­tin­ta a la mis­ma can­ti­dad administrada.

También pue­de ocu­rrir (aun­que es poco pro­ba­ble) que se dé una aler­gia al CBD o a alguno de los excipientes.

Por ello, y para evi­tar pro­ble­mas, es reco­men­da­ble hacer un peque­ño tes­teo en una peque­ña zona de la piel, para ase­gu­rar de que no se es alér­gi­co al CBD.

¿Se puede emplear el aceite de cáñamo CBD con medicamentos?

En prin­ci­pio, no pre­sen­ta nin­gún tipo de con­tra­in­di­ca­ción, pero antes de usar­lo, es nece­sa­rio con­sul­tar con el médi­co para veri­fi­car que no hay nin­gu­na inter­ac­ción en el caso de estar toman­do algún medi­ca­men­to como tra­ta­mien­to a una enfer­me­dad o afección.

¿El aceite de cáñamo CBD quita el dolor de la rodilla?

Una de sus gran­des pro­pie­da­des es su capa­ci­dad para con­tro­lar, regu­lar o eli­mi­nar el dolor mus­cu­lar y arti­cu­lar.

Es muy común su uso para com­ba­tir el dolor de las rodi­llas. De hecho, tam­bién lo emplean depor­tis­tas pro­fe­sio­na­les cuan­do rea­li­zan entre­na­mien­tos de inten­si­dad, y la mus­cu­la­tu­ra y las arti­cu­la­cio­nes se car­gan demasiado.

Además de ayu­dar con el dolor, tie­ne un efec­to rela­jan­te y antiinflamatorio.

De hecho, siem­pre es bueno tener cer­ca un acei­te de cáña­mo CBD o una cre­ma con CBD para apli­car­lo en aque­lla zona don­de exis­te dolor o infla­ma­ción. En algu­nos casos evi­ta que el pro­ce­so vaya a peor:

AVISO LEGAL: Última actua­li­za­ción el 2021-09-18 / Enlaces de afi­lia­dos / Imágenes de la API para Afiliados / En cali­dad de Afiliado de Amazon, obten­go ingre­sos por las com­pras ads­cri­tas que cum­plen los requi­si­tos apli­ca­bles / Los pre­cios y la dis­po­ni­bi­li­dad pue­den ser dis­tin­tos a los publi­ca­dos / Las opi­nio­nes son exclu­si­vas de los auto­res de los artícu­los / Preciogratis no ofre­ce con­se­jos médi­cos ni de diag­nós­ti­co ni de tra­ta­mien­to en nin­gún caso, por favor con­sul­te siem­pre con su médi­co antes de tomar cual­quier suple­men­to, rea­li­zar die­tas, ejer­ci­cios, o cual­quier tema rela­cio­na­do con su salud / No somos médi­cos ni pro­fe­sio­na­les de la salud, y los pro­duc­tos que se des­ta­can en los artícu­los son de ven­ta libre en Amazon / Su reco­men­da­ción no es una indi­ca­ción de tra­ta­mien­to, diag­nós­ti­co o con­se­jo médi­co, sim­ple­men­te un comen­ta­rio como usua­rio no pro­fe­sio­nal, y no supo­ne nin­gún tipo de vin­cu­la­ción con el ven­de­dor del pro­duc­to. Usted es la úni­ca per­so­na res­pon­sa­ble de sus deci­sio­nes como con­su­mi­dor y de salud. Recuerde infor­mar­se bien a par­tir de fuen­tes fia­bles antes de tomar nin­gu­na deci­sión de com­pra o con res­pec­to a su salud.

Deja un comentario