Bolas Chinas Kegel: comprar las mejores de 2021!

Las bolas chi­nas Kegel se han vuel­to en los últi­mos años en una autén­ti­ca revo­lu­ción para for­ta­le­cer los múscu­los del sue­lo pél­vi­co de las mujeres.

No impor­ta la edad que tengas.

Lo que impor­ta es que quie­ras man­te­ner en for­ma tu sue­lo pélvico.

Mejorar tus rela­cio­nes sexua­les, recu­pe­rar­te rápi­da­men­te tras el par­to o pre­ve­nir la incon­ti­nen­cia uri­na­ria, son solo algu­nos de los bene­fi­cios que podrás obte­ner con este mara­vi­llo­so inven­to para mujeres.

¿Quieres saber más?

Sigue leyen­do y verás todo lo que estás peque­ñas bolas pue­den hacer por ti.

¡Te sor­pren­de­rán!

Entrena tu suelo pélvico con bolas chinas Kegel

Cada día nos preo­cu­pa­mos de lle­var una vida sana y salu­da­ble, de estar gua­pas y de ir al gim­na­sio para estar jóve­nes y bellas duran­te muchí­si­mos años.

Pero el gym no te ayu­da a man­te­ner sano tu sue­lo pélvico”.

Solo las bolas chi­nas Kegel como estas están indi­ca­das con­cre­ta­men­te para for­ta­le­cer los múscu­los y los liga­men­tos que pro­te­gen la cavi­dad abdo­mi­nal (por la par­te infe­rior), y por tan­to órga­nos tan impor­tan­tes como el úte­ro, la vagi­na, veji­ga, ure­tra y el rec­to.

El músculo pubocoxígeo, ese gran olvidado

Muchas veces pasa­mos por alto múscu­los que cum­plen unas fun­cio­nes tan impor­tan­tes que cuan­do nos veni­mos a dar cuen­ta de que están ahí y que ten­dría­mos que haber­los cui­da­do, ya es dema­sia­do tarde.

Eso es lo que le ocu­rre al múscu­lo pubo­co­xí­geo.

Este múscu­lo, tam­bién cono­ci­do como múscu­lo pubo­coc­cí­geo o múscu­lo PC, es el prin­ci­pal res­pon­sa­ble de que la cavi­dad abdo­mi­nal esté en su sitio, al igual que el apa­ra­to repro­duc­tor, el uri­na­rio y los intes­ti­nos.

Mantén fuer­te tu múscu­lo pubo­co­xí­geo con estas bolas chi­nas Kegel si quie­res tener una bue­na salud y evi­tar pro­ble­mas futuros:

Un múscu­lo PC débil pue­de hacer que los órga­nos abdo­mi­na­les cai­gan por efec­to de la gravedad”.

Por eso, for­ta­le­cer el múscu­lo pubo­co­xí­geo es tan importante.

Este múscu­lo, que se encuen­tra situa­do entre el coxis y la pel­vis, for­ma par­te del sue­lo pél­vi­co jun­to con una serie de ligamentos.

Y te esta­rás preguntando:

¿Cómo lo identifico?

Pues te voy a ense­ñar a loca­li­zar de dos for­mas dis­tin­tas dón­de se encuen­tra exac­ta­men­te el múscu­lo pubo­co­xí­geo.

Es muy sencillo.

1. Al hacer pis

Ve al ser­vi­cio a hacer pis y a la mitad de la mic­ción cor­ta el chorrillo.

¿Ves cómo se pue­de controlar?

Pues los res­pon­sa­bles de esto son los múscu­los y liga­men­tos que con­for­man el sue­lo pél­vi­co, y con­cre­ta­men­te el múscu­lo PC.

2. Con el dedo

Introduce tu dedo por la vagi­na y una vez den­tro aprié­ta­lo con los múscu­los vaginales.

¿Notas la presión?

Pues ese tam­bién es el múscu­lo pubocoxígeo.

¡¿Ves que fácil?!

Ahora ya sabes dón­de está tu múscu­lo PC, el sue­lo pél­vi­co y en qué con­sis­ten los ejer­ci­cios Kegel para mujeres:

¡En con­traer este músculo!

Las con­trac­cio­nes repe­ti­das for­ta­le­cen el sue­lo pélvico”.

Contraer y rela­jar, con­traer y relajar…y así sucesivamente.

Cada vez que con­traes, estás ejer­ci­tan­do el múscu­lo PC y tu sue­lo pél­vi­co está cada vez más cer­ca de for­ta­le­cer­se correctamente.

Hacer a dia­rio ejer­ci­cios con estas bolas chi­nas Kegel te ase­gu­ran que tu sue­lo pél­vi­co, y por tan­to tu múscu­lo PC, estén fuer­tes y elás­ti­cos para pro­te­ger tus órga­nos. Haz con ellas 15 minu­tos dia­rios de ejer­ci­cios Kegel para muje­res y verás cómo tu vida cam­bia de la noche a la mañana:

¿Por qué se debilita el músculo pubocoxígeo?

Son muchas las razo­nes por las cua­les el múscu­lo PC se debi­li­ta y pier­de su fuer­za y toni­ci­dad con el paso del tiem­po.

Pero no solo la edad jue­ga un papel cru­cial en la salud del sue­lo pél­vi­co.

Así que te voy a con­tar algu­nas de las cau­sas del debi­li­ta­mien­to del sue­lo pél­vi­co, y por tan­to del múscu­lo pubo­co­xí­geo, de for­ma que pier­de su fun­ción:

  • Edad.
  • Sobrepeso.
  • Menopausia.
  • Embarazo.
  • Parto vagi­nal.
  • Cargar pesos.
  • Hacer gran­des esfuerzos.
  • Deportes de fuer­te impac­to (como ejer­ci­cios aeróbicos).
  • Correr.
  • Enfermedades del apa­ra­to reproductor.
  • Problemas uri­na­rios.
  • Afecciones de intes­tino (estre­ñi­mien­to cró­ni­co, pro­lap­so rectal…).
  • Operaciones.
  • Largos perio­dos postoperatorios.

Si te encuen­tras en cual­quie­ra de estas situa­cio­nes, no lo dejes para mañana.

Estas bolas chi­nas Kegel te ayu­da­rán a hacer fren­te a esa situa­ción tan incó­mo­da por la que estás pasan­do. Verás que des­de la pri­me­ra sema­na hacien­do ejer­ci­cios Kegel para muje­res mejo­ra­rá el esta­do de tu sue­lo pél­vi­co y por tan­to tu salud y bien­es­tar tam­bién se verá reflejado:

Ventajas de hacer ejercicios Kegel para mujeres

Si toda­vía no has pro­ba­do a hacer ejer­ci­cios Kegel con unas bolas chi­nas, no sabes todos y cada uno de los bene­fi­cios que te reportan.

No impor­ta si eres joven o estás en la ter­ce­ra juventud”.

Las bolas chi­nas Kegel están indi­ca­das para que cual­quier mujer, inde­pen­dien­te­men­te de la edad, pue­da ejer­ci­tar su sue­lo pél­vi­co con toda tranquilidad.

Lo que sí te quie­ro reco­men­dar, en el caso de que nun­ca las hayas pro­ba­do, es que empie­ces con bolas chi­nas de dis­tin­tos pesos.

Empieza con el peso más peque­ño para ir aumen­tán­do­lo pos­te­rior­men­te a medi­da que el múscu­lo pubo­co­xí­geo se vaya fortaleciendo.

Verás cómo en unas sema­nas tu sue­lo pél­vi­co está fuerte.

Obtendrás bene­fi­cios tan impor­tan­tes como los siguientes:

  • Rápida recu­pe­ra­ción postparto.
  • Facilita la lubri­ca­ción natural.
  • Incrementa la poten­cia sexual.
  • Aumenta el pla­cer en las rela­cio­nes sexuales.
  • Ayuda a lle­gar antes al clímax.
  • Previene y corri­ge la incon­ti­nen­cia urinaria.
  • Recuperación rápi­da tras ope­ra­cio­nes de matriz, veji­ga o intestino.
  • Previene el pro­lap­so rectal.

¿Te ani­mas a pro­bar­las? Estas se las he rega­la­do a mi her­ma­na que aca­ba de tener un bebé y a mi madre que está en ple­na meno­pau­sia, y ambas están con­ten­tí­si­mas con los resul­ta­dos. ¿Te unes a la fiesta?

Las que mejor se adaptan a cada mujer

Como habrás podi­do com­pro­bar hay infi­ni­dad de mode­los en el mer­ca­do: sen­ci­llas o dobles, peque­ñas o gran­des, con o sin vibra­ción, com­bi­na­das de dis­tin­tos pesos, en for­ma redon­dea­da o de cono…

¿Pero qué bolas chi­nas Kegel elegir?

Antes de com­prar unas bolas chi­nas Kegel tie­nes que tener en cuen­ta el esta­do de tu sue­lo pélvico.

Si es un sue­lo pél­vi­co débil por­que aca­bas de pasar por un par­to o una ope­ra­ción recien­te­men­te, debes bus­car las bolas o conos de menor peso para ir for­ta­le­cien­do poco a poco tus músculos.

Luego, con el tiem­po, podrás usar las de mayor peso y las de mayor tama­ño, inclu­so con vibra­ción si te ape­te­ce expe­ri­men­tar cosas nuevas.

Las muje­res emba­ra­za­das debe­rán ejer­ci­tar su múscu­lo PC con las bolas de menor peso”.

En cam­bio, si tu sue­lo pél­vi­co es fuer­te, eres joven, no has teni­do hijos por par­to natu­ral y/o haces ejer­ci­cios a dia­rio, y estás bus­can­do man­te­ner y refor­zar tu sue­lo pél­vi­co así de fuer­te toda una vida, debe­rás ele­gir aque­llas bolas de mayor peso e inclu­so con vibra­ción para hacer ejer­ci­cios de más nivel.

¿Qué te pare­ce este mode­lo? ¿Has vis­to que com­ple­to es? Seguro que te irá de per­las para toni­fi­car y for­ta­le­cer tu sue­lo pél­vi­co. Cómpralas y verás que cambio:

Muy fácil de usar

Hay gen­te que no entien­de cómo se pue­den meter las bolas chi­nas Kegel en la vagi­na y que estas no se caigan.

Por ello, algu­nas muje­res son rea­cias a probarlas.

Hay quien pien­sa que si van por la calle y se les caen las bolas chi­nas Kegel mori­rían ahí mis­mo de la vergüenza”.

Pues si eres una de ellas, te voy a con­ven­cer de cómo usar­las sin tener mie­do a nada.

De hecho, cuan­do las prue­bes te encan­ta­rá lle­var­las y ni siquie­ra nota­rás que van contigo.

¿Quieres que te cuen­te como usarlas?

Pues empe­ce­mos aho­ra mis­mo con esta sen­ci­lla guía:

  • Lávalas antes de usarlas. 

Te reco­mien­do que siem­pre lle­ves la mis­ma ruti­na de higie­ne y laves tus bolas chi­nas Kegel con un poco de agua y jabón neutro.

Si es la pri­me­ra vez que vas a usar­las te reco­mien­do que las este­ri­li­ces duran­te 10 minu­tos en agua hir­vien­do. Y lue­go espe­ra a que se enfríen, claro.

  • Lava tam­bién tus manos.

Es muy impor­tan­te man­te­ner las manos lim­pias para no intro­du­cir en la vagi­na nin­gún tipo de bac­te­ria ni suciedad.

  • Pon un poco de lubri­can­te en la pun­ta de la bola.

Aunque al prin­ci­pio parez­can gran­des verás que entran per­fec­ta­men­te sin nin­gún tipo de dolor con un poqui­to de lubricante.

Eso sí, que sea un lubri­can­te con base al agua para que no dete­rio­re el material.

  • Busca una posi­ción cómo­da para intro­du­cir­las en la vagina.

Puedes tum­bar­te en la cama con las pier­nas abier­tas, en cucli­llas, a cua­tro patas, o en la posi­ción que más te gus­te para que las bolas pene­tren sin dificultad.

  • Presiona con sua­vi­dad la bola has­ta que esté den­tro de la vagina.

Es impor­tan­te que la bola no que­de pega­da al exte­rior. Deberás intro­du­cir­la un poco más has­ta que pases el múscu­lo PC.

Sabrás que habrás pasa­do esta barre­ra por­que ofre­ce un poco de resis­ten­cia ese punto.

  • Ponte de pie.

Una vez que estén den­tro, es hora de levantarnos.

Por acción de la gra­ve­dad las bolas inten­ta­rán salir­se de la vagi­na, pero ahí está nues­tro múscu­lo pubo­co­xí­geo hacien­do con­trac­cio­nes de for­ma invo­lun­ta­ria para que no cai­gan de nin­gu­na mane­ra al suelo.

Como pue­des ver es un ejer­ci­cio pasi­vo que no nos qui­ta­rá nada de tiem­po hacerlo.

  • Haz tus tareas domés­ti­cas o sal a pasear

Ahora es el momen­to de dejar que tu sue­lo pél­vi­co se for­ta­lez­ca por sí solo.

Puedes apro­ve­char para hacer lo que más te plaz­ca, inclu­so algo de ejer­ci­cio con ellas den­tro si tu sue­lo pél­vi­co te lo permite.

Pero si tie­nes el sue­lo pél­vi­co débil, tam­bién pue­des hacer los ejer­ci­cios de con­trac­ción tum­ba­da leyen­do o vien­do la tele.

  • Tiempo míni­mo de 15 minu­tos al día.

Te reco­mien­do que hagas los ejer­ci­cios Kegel para muje­res con las bolas chi­nas al menos 15 minu­tos al día y al ser posi­ble no sal­tar­se la rutina.

Cada sema­na pue­des ir aumen­tan­do poco a poco un par de minutos.

Igual que lo haces en el gim­na­sio para ver antes los resultados.

Pero si sien­tes algún tipo de moles­tia al día siguien­te, no te asus­tes por­que son agu­je­tas.

Descansa un par de días y reto­ma la ruti­na pasa­do ese tiempo.

  • Sácalas con cuidado.

Una vez que hayas ter­mi­na­do con tus ejer­ci­cios es hora de sacar­las de la vagina.

Ayúdate del cor­dón que trae y mué­ve­lo de un lado para el otro, hacien­do un poco de fuer­za hacia el exterior.

Verás que salen en un momento.

  • Lávalas otra vez y guárdalas.

Después de usar­las debe­rás lavar­las con agua y jabón neu­tro, y secar­las a continuación.

Una vez secas ya pue­des guar­dar­las en su estu­che o bol­si­ta has­ta la pró­xi­ma sesión de ejercicios.

¿Has vis­to que com­ple­to es este mode­lo? Ahora que ya sabes cómo uti­li­zar­las es el momen­to de comen­zar a prac­ti­car. ¿Empezamos ya?

Algunas preguntas frecuentes

A pesar de que hay mucha infor­ma­ción sobre las bolas chi­nas Kegel, toda­vía sur­gen deter­mi­na­das dudas que no ter­mi­nan de con­ven­cer a muchas mujeres.

Por eso, quie­ro resol­ver­te todas las dudas que ten­gas con mi expe­rien­cia per­so­nal y con las de otras muje­res cer­ca­nas a mí que las usan a diario.

Comencemos con las pre­gun­tas más fre­cuen­tes acer­ca de las bolas chi­nas Kegel:

¿Las pueden utilizar todas las mujeres?

Por supues­to que sí.

Cualquier mujer, sea cual sea su edad, pue­de uti­li­zar sin mie­do las bolas chi­nas Kegel.

Lo úni­co que hay que tener en cuen­ta es que, en aque­llas muje­res con un sue­lo pél­vi­co débil, como por ejem­plo las que aca­ban de tener un bebé o las que han sido some­ti­das recien­te­men­te a una ope­ra­ción vagi­nal o rec­tal, se reco­mien­da que empie­cen a hacer sus ejer­ci­cios Kegel con las bolas chi­nas Kegel de menor peso posible.

Luego, a medi­da que el sue­lo pél­vi­co se for­ta­le­ce, se pue­de ir incre­men­tan­do el peso has­ta con­se­guir una total recu­pe­ra­ción del múscu­lo pubocoxígeo.

¿Cómo sé que tengo el suelo pélvico débil?

Hay varias seña­les que indi­can que los múscu­los del abdo­men infe­rior no están en su mejor momento.

Cada mujer pue­de expe­ri­men­tar uno o varios de estas situa­cio­nes, pero a la míni­ma que ten­gas, no te lo pien­ses, nece­si­tas refor­zar tu sue­lo pélvico.

Estas son algu­nos de los efec­tos de tener un sue­lo pél­vi­co débil:

  • Sensación de pesa­dez o pre­sión en la zona vaginal.
  • Sensación al ir al WC de que la matriz, la veji­ga o el rec­to se van a salir.
  • Se esca­pa un poco de ori­na al toser, reír, estor­nu­dar o al coger pesos.
  • Carencia de pla­cer duran­te la penetración.
  • Dificultad para lle­gar al clímax.
  • Molestias duran­te el coito.
  • Dolor lum­bar.

En algu­nos casos, no tra­tar un sue­lo pél­vi­co débil pue­de desem­bo­car en una operación”.

No obs­tan­te, siem­pre es bueno acu­dir al gine­có­lo­go para que haga una explo­ra­ción com­ple­ta y deter­mi­nar así el esta­do de tu sue­lo pélvico.

Lo más pro­ba­ble es que te reco­mien­de hacer ejer­ci­cios Kegel a dia­rio con unas bolas chi­nas Kegel como estas:

¿Cómo hacer los ejercicios Kegel para mujeres?

La mejor for­ma de hacer los ejer­ci­cios para for­ta­le­cer el sue­lo pél­vi­co con las bolas chi­nas Kegel es de pie mien­tras se hacen las tareas domés­ti­cas o duran­te un paseo.

¿Por qué?

Pues por­que la acción de la gra­ve­dad jue­ga un papel muy impor­tan­te en este caso.

Las bolas inten­ta­rán salir­se de la vagi­na por acción de la fuer­za de la gra­ve­dad que empu­ja a todos los cuer­pos de la tie­rra a ir hacia abajo.

Es este pun­to el que aprovecharemos.

Apretaremos los múscu­los del sue­lo pél­vi­co de for­ma invo­lun­ta­ria (ejer­ci­cio pasi­vo) para impe­dir que las bolas chi­nas Kegel cai­gan al suelo.

En eso con­sis­ten los ejer­ci­cios Kegel para mujeres.

Hacer que el múscu­lo PC tra­ba­je como si estu­vie­ra en el gimnasio”.

De todas for­mas, es muy difí­cil que ellas sal­gan de la vagi­na por sí mismas.

Tendríamos que tener una situa­ción extre­ma como por ejem­plo un sue­lo pél­vi­co débil y unas bolas de mucho peso.

Y por supues­to que esto nun­ca hay que hacerlo.

Aun así, el peso de las bolas chi­nas Kegel están pen­sa­das con­cre­ta­men­te para la resis­ten­cia de una vagi­na sea cual sea su estado.

Así que no te preo­cu­pes por­que no van a salir disparadas.

¿Durante cuánto tiempo al día se recomienda hacer los ejercicios Kegel para mujeres?

Yo reco­mien­do hacer los ejer­ci­cios Kegel siem­pre que se pueda.

Pero si el tiem­po no va a tu favor y no vas a estar tran­qui­la, con 15 minu­tos al día es más que suficiente.

Pero eso sí, no rom­pas la ruti­na y haz­lo todos los días, sobre todo si tu sue­lo pél­vi­co es débil. Empieza hoy mis­mo con ellas y me cuen­tas como te ha ido den­tro de un mes en los comentarios:

¿Cuándo se ven los resultados?

Los resul­ta­dos se obtie­nen más o menos rápi­dos en fun­ción del pro­ble­ma en cuestión.

En el caso de una mujer sana, sin pro­ble­mas extras, hacien­do todos los días 15 minu­tos de ejer­ci­cios con las bolas chi­nas Kegel, se nota­rán como los múscu­los del sue­lo pél­vi­co se están hacien­do más fuer­tes duran­te la segun­da sema­na.

A par­tir de ahí, todo va en cadena.

Cuantos más ejer­ci­cios Kegel para muje­res hagas, más rápi­do verás los resultados”.

En otros casos, como muje­res que aca­ban de dar a luz o recién ope­ra­das, este pro­ce­so pue­de lle­var un poco más de tiempo.

Por ello, reco­mien­do hacer los ejer­ci­cios siem­pre que sea posi­ble para que la recu­pe­ra­ción sea lo más rápi­da posible.

De cual­quier mane­ra, al cuar­to mes, sea cual sea el esta­do y la afec­ción de la mujer, el sue­lo pél­vi­co esta­rá total­men­te reforzado.

¿Es bueno practicar los ejercicios Kegel para mujeres durante el embarazo?

Mucha gen­te pien­sa que una mujer encin­ta no pue­de uti­li­zar bolas chi­nas Kegel para hacer sus ejer­ci­cios por­que pien­san que pue­de ser con­tra­pro­du­cen­te para el embarazo.

Pero te diré que, en los últi­mos años, son cada vez más los gine­có­lo­gos que reco­mien­dan uti­li­zar las bolas para agi­li­zar la recu­pe­ra­ción tras el parto.

De hecho, está más que demos­tra­do, que hacer ejer­ci­cios Kegel duran­te el emba­ra­zo mejo­ra la salud físi­ca y men­tal de la madre tras el parto.

¿Tienen algún mantenimiento?

Antes de usar­las por pri­me­ra vez te reco­mien­do que las este­ri­li­ces en agua hir­vien­do duran­te unos 10 minutos.

Luego, des­pués de cada uso, solo hay que lavar­las con un poco de jabón neu­tro y agua, y por supues­to secar­las muy bien antes de guardarlas.

Y si quie­res, de vez en cuan­do, tam­bién pue­des repe­tir la este­ri­li­za­ción ini­cial con agua hirviendo.

Yo sue­lo hacer­lo así una vez al mes.

Conclusión

Tener un sue­lo pél­vi­co fuer­te es sinó­ni­mo de salud”.

Por eso hacer ejer­ci­cios Kegel para muje­res se ha con­ver­ti­do en una tera­pia pre­ven­ti­va que está cam­bian­do la vida de muchas per­so­nas.

Ya gine­có­lo­gos de todo el mun­do pres­cri­ben a sus pacien­tes el uso de las bolas chi­nas Kegel con obje­to tan­to pre­ven­ti­vo como tam­bién cura­ti­vo.

Hay que ejer­ci­tar los múscu­los por fue­ra y tam­bién por den­tro, y más aún cuan­do jue­gan un papel tan impor­tan­te como el de man­te­ner los órga­nos inter­nos en su sitio.

Si no for­ta­le­ce­mos a dia­rio nues­tro múscu­lo pubo­co­xí­geo, todos y cada uno de los días, pue­de que a la lar­ga sufra­mos de pro­ble­mas tan serios como un pro­lap­so.

Son tan­tas las ven­ta­jas que nos ofre­ce hacer 15 minu­tos de ejer­ci­cio con las bolas chi­nas Kegel que cada vez más muje­res las que se ani­man a com­prar unas.

No impor­ta la edad de la mujer, hay que empe­zar a prac­ti­car hoy mismo.

Incluso las rela­cio­nes sexua­les se verán mejo­ra­das con esta téc­ni­ca.

¿Por qué no empe­zar hoy mis­mo a for­ta­le­cer el sue­lo pél­vi­co con estas bolas chi­nas Kegel? Verás como todos tus pro­ble­mas se resuel­ven de un plumazo:

AVISO LEGAL: Última actua­li­za­ción el 2021-07-26 / Enlaces de afi­lia­dos / Imágenes de la API para Afiliados / En cali­dad de Afiliado de Amazon, obten­go ingre­sos por las com­pras ads­cri­tas que cum­plen los requi­si­tos apli­ca­bles / Los pre­cios y la dis­po­ni­bi­li­dad pue­den ser dis­tin­tos a los publi­ca­dos / Las opi­nio­nes son exclu­si­vas de los auto­res de los artícu­los / Preciogratis no ofre­ce con­se­jos médi­cos ni de diag­nós­ti­co ni de tra­ta­mien­to en nin­gún caso, por favor con­sul­te siem­pre con su médi­co antes de tomar cual­quier suple­men­to, rea­li­zar die­tas, ejer­ci­cios, o cual­quier tema rela­cio­na­do con su salud / No somos médi­cos ni pro­fe­sio­na­les de la salud, y los pro­duc­tos que se des­ta­can en los artícu­los son de ven­ta libre en Amazon / Su reco­men­da­ción no es una indi­ca­ción de tra­ta­mien­to, diag­nós­ti­co o con­se­jo médi­co, sim­ple­men­te un comen­ta­rio como usua­rio no pro­fe­sio­nal, y no supo­ne nin­gún tipo de vin­cu­la­ción con el ven­de­dor del pro­duc­to. Usted es la úni­ca per­so­na res­pon­sa­ble de sus deci­sio­nes como con­su­mi­dor y de salud. Recuerde infor­mar­se bien a par­tir de fuen­tes fia­bles antes de tomar nin­gu­na deci­sión de com­pra o con res­pec­to a su salud.

Deja un comentario