Copa Menstrual: comprar la mejor de 2021!

La copa mens­trual es una opción per­fec­ta para lle­var la mens­trua­ción sin pro­ble­mas de pico­res, olo­res, y por supues­to sin tener que cam­biar­nos cada dos por tres las moles­tas com­pre­sas o tampones.

Con este sis­te­ma te olvi­da­rás de que tie­nes el periodo.

En estos días, todas las muje­res sufri­mos una alte­ra­ción del pH y esto nos pro­vo­ca cam­bios de olor en el flu­jo vagi­nal y pico­res que en muchos casos lle­gan a desem­bo­car en vagi­ni­tis u otras enfer­me­da­des de mayor gravedad.

Y si aña­di­mos sal­vas­lips, com­pre­sas y tam­po­nes la cosa empeo­ra, y mucho.

Si quie­res poner fin de una vez por todas a este supli­cio, este artícu­lo te va a inte­re­sar mucho.

Te lo voy a con­tar todo sobre este pro­duc­to de higie­ne ínti­ma y cómo la copa pue­de cam­biar tu vida. Te reco­men­da­ré las mejo­res del mer­ca­do, las más ven­di­das y mejor valo­ra­das para que com­pres la tuya con tranquilidad.

Sigue leyen­do y verás como por fin te sien­tes lim­pia y segu­ra. ¡Ahora sí!

La copa menstrual te cambiará la vida

Por fin es hora de decir adiós a las com­pre­sas, tam­po­nes y sal­vas­lips.

¿Crees que te va bien y no nece­si­tas un cambio?

Yo pen­sa­ba lo mis­mo has­ta que me lan­cé a pro­bar esta copa mens­trual. El pre­cio era una de las cosas que me echa­ba para atrás, pero cuan­do la usé, me di cuen­ta que era todo un aho­rro para el bolsillo.

¿Te ani­mas a probarla?

A veces pen­sa­mos que si una cosa va bien ¿por qué cambiar?

¿Pero y si el cam­bio es para mejor?

Solo con pen­sar que no hay que estar preo­cu­pa­da por si la com­pre­sa o el tam­pón están sucios y hay que cam­biar­los, es toda una tran­qui­li­dad.

A mí me ate­rra­ba pen­sar que se podía lle­nar la ropa de sangre.

A veces he man­cha­do de san­gre la ropa con las com­pre­sas y los tampones”.

Me horro­ri­za­ba la idea de que el pan­ta­lón se moja­ra en cual­quier momen­to, sobre todo en los días de mayor can­ti­dad de sangre.

Me era impo­si­ble poner­me una fal­da en esos días”.

¡Era todo un calvario!

Y lo peor de todo eran los terri­bles pico­res que me pro­vo­ca­ban las com­pre­sas y los tam­po­nes, así que tenía que intentarlo.

Ahora pue­do decir que el cam­bio fue superpositivo.

Pasarme a la copa mens­trual es lo mejor que he podi­do hacer en toda mi vida”.

Si has expe­ri­men­ta­do algu­na de estas situa­cio­nes es hora de poner­le fin con esta copa mens­trual. El pre­cio es increí­ble y cuan­do la prue­bes segu­ro que se la reco­men­da­rás a tus amigas:

Lo que debes saber antes de comprar una

La copa mens­trual está dise­ña­da espe­cial­men­te para la vagi­na de la mujer con obje­to de reco­ger la san­gre pro­ce­den­te de la mens­trua­ción.

Para que se adap­te al inte­rior de la vagi­na está fabri­ca­da con sili­co­na médi­ca sien­do com­pa­ti­ble con la flo­ra vagi­nal y ade­más la hace ser muy fle­xi­ble para que se ajus­te bien a las pare­des de la vagi­na y pue­da hacer el vacío una vez bien colocada.

La sili­co­na médi­ca está libre de sus­tan­cias tóxicas”.

Lo bueno que tie­ne la sili­co­na qui­rúr­gi­ca es que es total­men­te natu­ral y no inter­fie­re para nada con la flo­ra vaginal.

No con­tie­ne adi­ti­vos, ni sus­tan­cias suavizantes”.

Y está libre de blan­quea­do­res como el clo­ro que uti­li­zan los fabri­can­tes de com­pre­sas, tam­po­nes y sal­vas­lips para que las fibras estén blancas.

Lo cual es muy tranquilizante.

No pon­gas en peli­gro tu salud y eli­ge la copa mens­trual de sili­co­na médi­ca como esta si te impor­ta tu salud:

Busca la fle­xi­bi­li­dad y tama­ño que necesites.

Por si no lo sabes, no todas las copas mens­trua­les tie­nen la mis­ma fle­xi­bi­li­dad.

Hay algu­nas muy blan­di­tas y otras muy duras.

Esto está pen­sa­do para adap­tar­se a las dife­ren­tes nece­si­da­des de las mujeres.

Es decir, a la vagina.

Por ejem­plo, pue­des encon­trar algu­nos mode­los que tie­nen una gra­dua­ción de fle­xi­bi­li­dad del 1 al 10, es decir des­de las más duras y menos fle­xi­bles (1–4), has­ta las más blan­das y más fle­xi­bles (6–10) encon­trán­do­se las de fle­xi­bi­li­dad media o están­dar en el 5.

¿Sabrías qué flexibilidad elegir?

Pues yo tuve que pro­bar varias has­ta que di con la mía.

Pero para que no te pase a ti lo mis­mo, te doy unas indi­ca­cio­nes que te pue­den ayu­dar bastante:

* Flexibilidad más alta (más blan­di­ta): Ideal para muje­res que aca­ban de dar a luz o aque­llas que tie­nen el sue­lo pél­vi­co débil y/o sensible.

* Flexibilidad más baja (más dura): Pensada para muje­res con el sue­lo pél­vi­co fuer­te como chi­cas depor­tis­tas o aque­llas muje­res que entre­nan su sue­lo pél­vi­co a diario.

* Flexibilidad inter­me­dia: Mujeres nóve­les en el uso de la copa y para chi­cas jóvenes.

¿Y cuál es el tamaño adecuado para cada mujer?

La copa mens­trual de peque­ño tama­ño está indi­ca­da para aque­llas muje­res que no han teni­do nin­gún hijo por par­to natu­ral y la de tama­ño más gran­de para aque­llas otras que sí han teni­do hijos por par­to natural.

Pero a par­tir de los 25 años, aun­que no se haya teni­do hijos, se reco­mien­da aumen­tar a una talla intermedia.

Pero como es difí­cil saber que fle­xi­bi­li­dad y tama­ño es el ade­cua­do para cada per­so­na, te reco­mien­do que prue­bes con un par de mode­los y así vas a lo seguro.

Pero no obs­tan­te, la fle­xi­bi­li­dad de esta copa es fan­tás­ti­ca y segu­ro que te enca­ja a la per­fec­ción adap­tán­do­se a tus nece­si­da­des, a mí me va muy bien:

Beneficios por todas partes

Una de las pri­me­ras pre­gun­tas que sur­gen cuan­do te has con­ver­ti­do en una adic­ta de la copa es la siguiente:

¿Por qué esto no se había inven­ta­do antes?

Esta es la pre­gun­ta que todas las muje­res nos hace­mos una vez que la pro­ba­mos y alu­ci­na­mos con lo prác­ti­ca que es.

La ver­dad es que es todo un éxi­to y ofre­ce mul­ti­tud de ven­ta­jas como te voy a indi­car a continuación:

  • Fácil de colocar.
  • No pro­vo­ca irri­ta­ción ni picor.
  • No ara­ña la pared vaginal.
  • No suel­ta fibra.
  • No daña la flo­ra vaginal.
  • No se mueve.
  • No hay que cam­biar­la con frecuencia.
  • Más de 10 horas sin preocupaciones.
  • Libre de sus­tan­cias tóxi­cas y peligrosas.
  • No lle­va clo­ro ni otras sus­tan­cias blanqueantes.
  • Dura más de 10 años.
  • Apenas nece­si­ta mantenimiento.
  • Es todo un ahorro.
  • Ayuda a pro­te­ger el medio ambiente.

¿A qué estás desean­do com­prar­te una? Pues empie­za por esta y ya verás que prác­ti­ca es:

No pongas en peligro tu salud

Las copas mens­trua­les están libres de sus­tan­cias tóxi­cas, can­ce­rí­ge­nas o mutagénicas”.

Muchas muje­res se han pasa­do a la copa mens­trual sen­ci­lla­men­te por­que no están fabri­ca­das con sus­tan­cias per­ju­di­cia­les para la salud como las SVHC o SEP (Sustancias Extremadamente Preocupantes).

¿Sabías que las com­pre­sas y tam­po­nes lle­van blan­quea­do­res tóxicos?

Pues sí.

Los tra­di­cio­na­les pro­duc­tos de higie­ne feme­ni­na, ade­más de poner en peli­gro el medio ambien­te con sus resi­duos, con­tie­nen sus­tan­cias blan­quean­tes como el clo­ro para que ten­gan ese color blan­co tan inmaculado.

El clo­ro pro­du­ce y des­pren­de unas sus­tan­cias tóxi­cas lla­ma­das dio­xi­nas que se acu­mu­lan en el teji­do adiposo.

Las dio­xi­nas pue­den pro­vo­car alte­ra­cio­nes a nivel inmu­ne, ner­vio­so e inclu­so cáncer”

Lo que segu­ro que tam­po­co sabías es que pene­tran fácil­men­te por la piel.

Y fíja­te, enci­ma los tam­po­nes los intro­du­ci­mos den­tro de la muco­sa vagi­nal, para que todos los tóxi­cos se libe­ren bien?.

Pero tran­qui­la.

La copa mens­trual sí ha pasa­do los test de SVHC y no hay nin­gún ries­go para tu salud”.

Es más, la sili­co­na de gra­do médi­co del que está hecha es hipo­aler­gé­ni­ca.

Una sili­co­na total­men­te com­pa­ti­ble con nues­tro orga­nis­mo que no pro­vo­ca nin­gu­na alteración.

Y por supues­to no hay pro­ble­ma de sufrir un TSS (sín­dro­me de shock tóxi­co) por cul­pa de toxi­nas bac­te­ria­nas como ocu­rre con los tampones.

¿Te da miedo utilizar una copa menstrual?

Supongo que te pasa como a todo el mundo.

El mie­do a lo desconocido”.

Cuando algo es extra­ño y no es común en el día a día lo pri­me­ro que se tien­de a hacer es a recha­zar­lo a toda costa.

Por eso estoy escri­bien­do esto para ti.

A veces cono­cer la expe­rien­cia per­so­nal de otras per­so­nas te hace ganar la valen­tía sufi­cien­te como para lan­zar­se a la aventura.

También te pue­den ayu­dar las valo­ra­cio­nes y opi­nio­nes de la copa mens­trual de otras muje­res y cómo han vis­to mejo­ra­da su vida.

Pero te voy a hacer unas preguntas:

¿Has uti­li­za­do algu­na vez un tam­pón o has man­te­ni­do rela­cio­nes sexuales?

Pues enton­ces no tie­nes de qué preocuparte.

Piensa que la vas a intro­du­cir en la vagi­na ple­ga­da y eso es lo mis­mo que meter­se un tampón.

Verás cómo te ríes cuan­do lo inten­tes y te la colo­ques a la primera.

No obs­tan­te, te voy a indi­car los pasos a seguir para que te la pon­gas correc­ta­men­te de una for­ma rápi­da y segura.

Pero antes te deja­ré este otro mode­lo que tam­bién está sien­do un top ven­tas. ¿¡A que es mona!?:

Una forma fácil y sencilla de colocarla

Antes de nada, quie­ro que te qui­tes de la cabe­za cual­quier pen­sa­mien­to nega­ti­vo ya que, como te he comen­ta­do, es un méto­do segu­ro y fia­ble, y no tie­ne nin­gún tipo de con­tra­in­di­ca­ción.

Estar rela­ja­da para colo­car la copa mens­trual por pri­me­ra vez es básico”.

Una vez que te encuen­tres rela­ja­da es hora de comen­zar con el protocolo.

Verás que es muy sen­ci­llo aun­que requie­re un poco de téc­ni­ca, así que vea­mos los pasos a seguir:

1. Lava la copa y tus manos

Ante todo, es muy impor­tan­te tener las máxi­mas medi­das de higie­ne para evi­tar que se intro­duz­can en la vagi­na cual­quier tipo de sucie­dad o bacterias.

2. Dóblala

Antes de intro­du­cir­la en la vagi­na hay que doblar la cam­pa­na de la copa para que pene­tre con facilidad.

Existen dis­tin­tas téc­ni­cas de dobla­do que te voy a expli­car a con­ti­nua­ción. Algunas de ellas requie­ren de un poco de prác­ti­ca verás cómo es muy fácil y lo coge­rás a la primera.

Cuanto más fle­xi­ble sea la copa, más fácil será de doblar­la así que pue­des pro­bar al prin­ci­pio con una más fle­xi­ble y menos dura.

De todas for­mas, te comen­to algu­nas for­mas de dobla­do para que eli­jas la que más te guste:

  • Doblado en C o dobla­do en U

Podrás ver­lo escri­to de las dos for­mas, pero en ambos casos se tra­ta del mis­mo método.

Con los dedos, pre­sio­na la par­te supe­rior de la copa has­ta que los bor­des se toquen. A con­ti­nua­ción, dobla los dos extre­mos sobre el cen­tro ple­ga­do. Verás que des­de arri­ba pare­ce una C o una U.

En este caso la super­fi­cie a intro­du­cir es un poco gran­de.

Si eres nova­ta en esto, prue­ba otro dobla­do que sea más peque­ño para que no te cues­te mucho tra­ba­jo la pri­me­ra vez.

Ten en cuen­ta que para que no se abra antes de tiem­po este dobla­do, debe­rás coger­la lo más arri­ba posi­ble. Puede que si no tie­nes mucha prác­ti­ca te sea impo­si­ble intro­du­cir­la correc­ta­men­te por la vagina.

No impor­ta?.

Hay más métodos.

  • Doblado en flor o dobla­do punch down

Esta téc­ni­ca te per­mi­ti­rá colo­car la copa con más faci­li­dad que con el dobla­do en for­ma de C ya que así se pue­de coger más aba­jo duran­te el momen­to de la inser­ción en la vagina.

Parece un poco más difí­cil pero verás que no es así.

Solo tie­nes que pre­sio­nar con el dedo índi­ce uno de los bor­des de la copa mens­trual hacia la par­te de aba­jo del otro lado, y ayu­dar­te con los bor­des no dobla­dos y plegarlos.

Verás como la copa por sí sola se plie­ga como si fue­ra el capu­llo de una flor.

De esta mane­ra, la par­te supe­rior es mucho más peque­ña y alar­ga­da.

Es como si nos colo­cá­se­mos un tampón.

¡Ves que fácil!

  • Doblado en caracol

Esta téc­ni­ca con­sis­te en doblar la copa por la mitad jun­tan­do los bor­des y des­pués ir enro­llán­do­la des­de un lado al otro como si fue­ra un cara­col o una espiral.

Dándole la for­ma alar­ga­da de un tampón.

A este dobla­do le ocu­rre algo pare­ci­do al de la for­ma en C ya que para man­te­ner­la en esa posi­ción hay que coger­la des­de muy arri­ba para que no se desenrolle.

Pero la super­fi­cie es bas­tan­te peque­ña lo que faci­li­ta la penetración.

¡Pruébala a ver qué tal!

  • Doblado en 7 o dobla­do en S

Verás que el dobla­do en 7 tam­bién se lla­ma dobla­do en S por­que una vez dobla­da des­de arri­ba la super­fi­cie pare­ce una S.

Esta meto­do­lo­gía per­mi­te una super­fi­cie supe­rior de lo más peque­ña.

Lo que faci­li­ta mucho la pene­tra­ción en la vagina.

Sobre todo si es tu pri­me­ra vez.

Basta con doblar la copa mens­trual por la mitad y lue­go coger uno de los extre­mos y ple­gar­lo como si fue­ra un trián­gu­lo. Es decir, como si dibu­ja­ras un 7.

¿A qué esta téc­ni­ca tam­bién es sencilla?

Pues con esta copa pue­des expe­ri­men­tar dis­tin­tas for­mas de dobla­do o crear la tuya pro­pia. ¿A qué espe­ras para com­prar­la y probar?

3. Busca una postura cómoda

Es hora de pro­ce­der a intro­du­cir la copa mens­trual por la vagina.

Pero antes, encuen­tra la mejor pos­tu­ra para ti.

A mí por ejem­plo me va muy bien colo­cár­me­la en cucli­llas por­que estoy como más abier­ta y pue­do meter­la sin pro­ble­ma y has­ta el fondo.

Pruébala a ver qué tal te va a ti, y si no pue­des inten­tar­lo de la mis­ma for­ma que te colo­cas el tam­pón.

4. Humedécela

Aunque la copa mens­trual es muy sua­ve y no nece­si­ta nin­gún tipo de lubri­ca­ción, pue­des mojar­la un poco con agua o con lubri­can­te a base de agua.

Esto lo reco­mien­do en el caso de que sea la pri­me­ra vez que la utilizas.

Pero por gene­ral no lo vas a necesitar.

La sili­co­na médi­ca es muy sua­ve y con el flu­jo solo se va a intro­du­cir sin problema.

Pero si deci­des uti­li­zar un poco de lubri­can­te, ase­gú­ra­te de que sea un lubri­can­te a base de agua, ya que otra sus­tan­cia como los acei­tes quí­mi­cos podrían dañar la com­po­si­ción de la copa.

5. Colócala en el interior de la vagina

Con ayu­da de los dedos, intro­du­ce la copa mens­trual dobla­da en la vagina.

Espera unos segun­dos para com­pro­bar con los dedos que se ha des­ple­ga­do y está bien posicionada.

Deberás notar una super­fi­cie redon­dea­da u ova­la­da.

Pero si notas algún plie­gue pasa­do uno segun­dos, es que no te la has colo­ca­do bien y no se ha desenrollado.

En este caso, debes vol­ver a inten­tar­lo des­de el principio.

Así que por el momen­to, ya tie­nes apro­ba­da la teo­ría. Ahora ya hay que pasar a la prác­ti­ca y este mode­lo te será de mucha uti­li­dad para empe­zar por su flexibilidad:

¿Y cómo se quita?

Para reti­rar la copa mens­trual solo tie­nes que tener en cuen­ta que se encuen­tra per­fec­ta­men­te enca­ja­da en la vagi­na y que tie­ne san­gre en su interior.

Con lo cual no se pue­de tirar de ella así como así.

Lo pri­me­ro es lavar­se las manos (yo por lo menos lo hago así).

Y lue­go la téc­ni­ca es tan sen­ci­lla como rom­per el vacío.

Y para ello, bas­ta con mover de un lado para otro la copa mens­trual des­de el tubi­to que sobre­sa­le por deba­jo o bien pre­sio­nar la base hacia arriba.

Una vez fue­ra solo tie­nes que vaciar la san­gre en el WC y ponér­te­la de nuevo.

Yo la enjua­go antes de vol­ver a colo­car­la, pero en esta par­te hay gus­tos para todo.

Y lue­go por supues­to, te lavas de nue­vo las manos, ya sabes que la higie­ne es lo primero.

¿Cuál es su mantenimiento?

Durante el perio­do bas­ta con lavar­la con agua fría.

Pero una vez que ter­mi­nes el ciclo mens­trual y para que se man­ten­ga en per­fec­tas con­di­cio­nes duran­te más tiem­po, es con­ve­nien­te que las lim­pies a con­cien­cia en el este­ri­li­za­dor de copas mens­trua­les o con pas­ti­llas este­ri­li­za­do­ras.

A con­ti­nua­ción, y una vez secas, podrás guar­dar­la en su bol­si­ta has­ta la pró­xi­ma menstruación.

Mira, esta la uti­li­za mi com­pa­ñe­ra de tra­ba­jo y dice que le va de lujo. Si toda­vía no te has deci­do prue­ba con esta aho­ra mis­mo y me cuentas:

¿Se puede poner con el DIU o con el anillo?

Mucha gen­te me ha pre­gun­ta­do si la copa mens­trual es com­pa­ti­ble con el DIU (dis­po­si­ti­vo intra­ute­rino) o con el ani­llo anti­con­cep­ti­vo.

Y para tu tran­qui­li­dad te diré que no hay nin­gún problema.

Puedes usar la copa con el DIU o con el anillo.

No inter­fie­re ni alte­ra la efi­ca­cia de estos dis­po­si­ti­vos anticonceptivos.

Conclusión

En los últi­mos años, el uso de la copa mens­trual se ha dis­pa­ra­do considerablemente.

No solo por­que es un méto­do más cómo­do al dar más de 10 horas de liber­tad sin tener que cambiarla.

Sino por­que es mucho más segu­ra para la salud que otras medi­das de higie­ne íntima.

Libre de sus­tan­cias tóxi­cas y peligrosas”

La sili­co­na médi­ca con la que está hecha te da la tran­qui­li­dad de que tu vagi­na, así como la flo­ra vagi­nal, no se vean afec­ta­das por sus­tan­cias tóxi­cas como el clo­ro, bac­te­rias o fibras.

Ahorro des­de el segun­do mes”.

Por otro lado, el pre­cio de la copa mens­trual, a pesar de lo que pare­ce, supo­ne un gran aho­rro des­de el pri­mer momen­to por­que está hecha de sili­co­na reuti­li­za­ble que ase­gu­ra su uti­li­dad has­ta más de 10 años.

Mantenimiento sen­ci­llo”.

Y lo mejor de todo es que no requie­re de un man­te­ni­mien­to com­pli­ca­do, con lavar­las con agua des­pués de su uso y este­ri­li­zar­las al ter­mi­nar el ciclo, es más que sufi­cien­te para que dure muchos años.

Protege el medio ambiente”

Y final­men­te, pero no menos impor­tan­te, es un pro­duc­to de higie­ne ínti­ma que ayu­da a man­te­ner y con­ser­var el medio ambien­te lim­pio, ya que no pro­du­ce nin­gún tipo de resi­duo.

Como pue­des, todo son ventajas.

Así que ¿te ani­mas a probarla?

Estupendo, te dejo otro dise­ño de copa mens­trual que segu­ro te va a encan­tar. Será la definitiva:

AVISO LEGAL: Última actua­li­za­ción el 2021-06-24 / Enlaces de afi­lia­dos / Imágenes de la API para Afiliados / En cali­dad de Afiliado de Amazon, obten­go ingre­sos por las com­pras ads­cri­tas que cum­plen los requi­si­tos apli­ca­bles / Los pre­cios y la dis­po­ni­bi­li­dad pue­den ser dis­tin­tos a los publi­ca­dos / Las opi­nio­nes son exclu­si­vas de los auto­res de los artícu­los / Preciogratis no ofre­ce con­se­jos médi­cos ni de diag­nós­ti­co ni de tra­ta­mien­to en nin­gún caso, por favor con­sul­te siem­pre con su médi­co antes de tomar cual­quier suple­men­to, rea­li­zar die­tas, ejer­ci­cios, o cual­quier tema rela­cio­na­do con su salud / No somos médi­cos ni pro­fe­sio­na­les de la salud, y los pro­duc­tos que se des­ta­can en los artícu­los son de ven­ta libre en Amazon / Su reco­men­da­ción no es una indi­ca­ción de tra­ta­mien­to, diag­nós­ti­co o con­se­jo médi­co, sim­ple­men­te un comen­ta­rio como usua­rio no pro­fe­sio­nal, y no supo­ne nin­gún tipo de vin­cu­la­ción con el ven­de­dor del pro­duc­to. Usted es la úni­ca per­so­na res­pon­sa­ble de sus deci­sio­nes como con­su­mi­dor y de salud. Recuerde infor­mar­se bien a par­tir de fuen­tes fia­bles antes de tomar nin­gu­na deci­sión de com­pra o con res­pec­to a su salud.

3 comentarios en «Copa Menstrual: comprar la mejor de 2021!»

  1. Yo reco­mien­do empe­zar por la copa mens­trual mas blan­da para apren­der a doblar­la y colo­car­la y lue­go se pue­de pasar a las mas rigi­das. Lo digo pw a mi se me abria antes d lle­gar a su posi­cion. aho­ra soy una experts y la reco­mien­do mucho

    Responder
  2. Yo tenua aler­gia al teji­do d las com­pre­sas y solo podia usar las de celu­lo­sa pero no me aguan­ta­ba xq man­cho mucho. Con la copa mens­trual se aca­ba­ron los pico­res. Ya no me preo­cu­po x cam­biar­me cada 2×3. Ahora estoy mas trankila

    Responder
  3. Mi mari­do encon­tró la copa mens­trual en el cajon d la mesi­ta de noche y pen­sa­ba q era un jugue­te sexual. No veas q risas cuan­do salio con la copa mens­trual en el capu­llo dicien­do: segu­ro q esto va aqui en la pun­ta? q gra­cia tie­ne esto? Y yo me par­tía de ka risa

    Responder

Deja un comentario