Eliminar la Acidez de Estómago PARA SIEMPRE

En esta com­ple­ta guía des­cu­bri­rás cómo eli­mi­nar la aci­dez esto­ma­cal para siem­pre de una for­ma sen­ci­lla, sana y natural.

¡Por fin se aca­bó el sufrimiento!

Empezarás una nue­va eta­pa de feli­ci­dad dón­de el comer no será un problema.

En esta guía vas a encon­trar todo lo rela­cio­na­do con la aci­dez de estó­ma­go: qué es, las cau­sas, los ali­men­tos reco­men­da­dos y no reco­men­da­dos, qué die­tas lle­var, qué hacer en momen­tos críticos…y por supues­to el apo­yo para los momen­tos más descontrolados.

Sigue leyen­do si quie­res decir por fin adiós al temi­ble reflu­jo gás­tri­co. ¡Pronto vas a eli­mi­nar la aci­dez de estó­ma­go y des­te­rrar­la de tu vida!

¡No te vas a creer lo que te vamos a contar!

¿Sabes cómo eliminar la acidez de estómago para siempre?

Muchas per­so­nas se pasan la vida que­ján­do­se de sufrir aci­dez esto­ma­cal y no ter­mi­nan por encon­trar la solu­ción a este pro­ble­ma. Quieren eli­mi­nar la aci­dez, pero en reali­dad no hacen nada correc­ta­men­te y solo toman medi­ca­men­tos que agra­van el pro­ble­ma, o lo enmascaran.

Exacto. A veces una solu­ción inme­dia­ta, pero que no ter­mi­na de resol­ver el pro­ble­ma en cues­tión, son las pas­ti­llas o mas­ti­ca­bles con car­bo­na­tos que neu­tra­li­zan la acción del reflujo.

Para encon­trar la solu­ción defi­ni­ti­va hay que enten­der el proceso”.

Lo más impor­tan­te para saber cómo eli­mi­nar la aci­dez esto­ma­cal para siem­pre, es enten­der qué es lo que está ocu­rrien­do y quié­nes son los acto­res prin­ci­pa­les que repre­sen­tan la obra de teatro.

Así que pase­mos a defi­nir el pro­ble­ma, antes de nada.

¿Qué es la acidez estomacal?

La aci­dez esto­ma­cal tam­bién deno­mi­na­da ardor de estó­ma­go es un pro­ce­so que ocu­rre cuan­do el áci­do pre­sen­te en el inte­rior del estó­ma­go ascien­de por el esó­fa­go dan­do lugar a una sen­sa­ción horri­ble de que­ma­zón en la boca del estó­ma­go y/o en la garganta.

Para un momen­to crí­ti­co como este unas pas­ti­llas de car­bón acti­va­do pue­den con­tro­lar rápi­da­men­te el reflu­jo si no quie­res que se te que­me todo el esó­fa­go y la gar­gan­ta. Lo bueno es que, al ser natu­ra­les, neu­tra­li­zan la acción de los áci­dos en un ins­tan­te. Pruébalas y verás que bien te irán:

¿Pero por qué asciende el ácido del estómago?

La cau­sa prin­ci­pal para que el áci­do del estó­ma­go suba por el esó­fa­go se lla­ma esfín­ter eso­fá­gi­co infe­rior.

El esfín­ter eso­fá­gi­co infe­rior es el res­pon­sa­ble del ardor de estómago”.

La fun­ción de este esfín­ter es faci­li­tar la entra­da del ali­men­to y el líqui­do que vie­ne por el esó­fa­go y que a su vez hemos inge­ri­do por la boca.

Este esfín­ter está com­pues­to por un gru­po de múscu­los que con­for­man el pun­to de unión entre el esó­fa­go y el estómago.

Cuando se rela­ja el esfín­ter eso­fá­gi­co infe­rior, se abre y per­mi­te la entra­da del ali­men­to al estómago”.

Cuando el ali­men­to pasa por el esfín­ter y cae en el estó­ma­go, el esfín­ter eso­fá­gi­co infe­rior se cie­rra para impe­dir que el ali­men­to sal­ga del estó­ma­go y así se pue­da lle­var a cabo la diges­tión en cuestión.

¿Pero qué pasa si se abre accidentalmente este esfínter?

Pues que, si no sabes cómo eli­mi­nar la aci­dez esto­ma­cal para siem­pre, tie­nes que echar­te a la boca uno o dos de estos com­pri­mi­dos y des­de este momen­to plan­tear­te seguir cada una de las reco­men­da­cio­nes que te indi­ca­mos aquí:

Este esfín­ter se abre y se cie­rra con­ti­nua­men­te pero siem­pre cuan­do debe.

Ni antes, ni después.

Es decir, se abre (se rela­ja) en el momen­to de tra­gar y aquí es cuan­do se pro­du­ce el paso del ali­men­to y líqui­do inge­ri­do al estó­ma­go, e inme­dia­ta­men­te se cie­rra para que no sal­ga nada.

Cuando hay una anor­ma­li­dad se abre por su cuenta”.

En este caso lo que ocu­rre es que par­te del áci­do del estó­ma­go y del ali­men­to medio dige­rir, ascien­de por el esó­fa­go dan­do la lla­ma­da aci­dez estomacal.

¿Pero eso es normal?

No, no es nor­mal que el esfín­ter eso­fá­gi­co infe­rior se abra una vez que entra la comi­da en el estómago.

Si esto ocu­rre es por­que algo no fun­cio­na bien.

¿Y cuál puede ser la razón para que se abra este esfínter a deshoras?

Sencillamente por­que el esfín­ter eso­fá­gi­co infe­rior se ha debi­li­ta­do.

Pero vea­mos cuá­les son las cau­sas que lo debi­li­tan y accio­nan este meca­nis­mo de aper­tu­ra a destiempo.

Mientras tan­to recuer­da lle­var siem­pre en el coche un bote de estas pas­ti­llas si no quie­res tener sor­pre­sas que te harán lle­var un mal día:

Causas más frecuentes

Pueden exis­tir muchas cau­sas que pro­vo­can la aci­dez esto­ma­cal, tan­tas como per­so­nas y situa­cio­nes, pero para tener una idea gene­ral, sen­ci­lla y cla­ra, lo mejor es enu­me­rar las más habi­tua­les y las que afec­tan al mayor núme­ro de per­so­nas en todo el mundo.

Esta es la lis­ta de las cau­sas más habi­tua­les que pro­vo­can reflu­jo gástrico:

  • Alimentación inco­rrec­ta.
  • Ingesta de bebi­das alcohó­li­cas y excitantes.
  • Estrés.
  • Embarazo.

Pasemos a ver cada una de las cau­sas por sepa­ra­do para poder enten­der cómo eli­mi­nar la acidez.

1. Alimentación incorrecta

La mejor for­ma de evi­tar la aci­dez esto­ma­cal de una for­ma natu­ral y defi­ni­ti­va es lle­var una bue­na ali­men­ta­ción sana y saludable”.

Pero has­ta que el cuer­po se depu­re y se con­tro­le el reflu­jo gás­tri­co poco a poco, pue­de que nece­si­tes una peque­ña ayu­da con este pre­pa­ra­do tam­bién natu­ral en momen­tos críticos:

Pero como lo que que­re­mos con­se­guir es saber cómo eli­mi­nar la aci­dez esto­ma­cal para siem­pre tene­mos que pro­cu­rar hacer algu­nos ajus­tes en la ali­men­ta­ción y sus­ti­tuir ali­men­tos per­ju­di­cia­les por otros más sanos.

Es impor­tan­te pres­tar­les mucha aten­ción a estas sustancias:

  • Azúcar
  • Alimentos pro­ce­sa­dos
  • Aditivos y edulcorantes

Mantén el azúcar a raya

Prácticamente todos los ali­men­tos que toma­mos que no son natu­ra­les lle­van azú­ca­res aña­di­dos y esto hace muy difí­cil poder con­tro­lar el pro­ble­ma de reflu­jo gástrico.

Pero si lo mira­mos des­de otro pun­to de vis­ta, la solu­ción es muy sencilla.

Toma solo ali­men­tos natu­ra­les no elaborados”.

La fru­ta que inge­ri­mos por ejem­plo, lle­va azú­car de for­ma natu­ral y en la can­ti­dad exac­ta para cubrir las nece­si­da­des de nues­tro organismo.

No nece­si­ta­mos apor­te extra.

Pero si te ape­te­ce tomar una infu­sión y endul­zar­la, una bue­na opción es uti­li­zar el azú­car moreno de caña inte­gral o la pane­la.

Por si no cono­ces la pane­la te la dejo aquí. Una vez que la prue­bes no podrás vivir sin ella, es lo más natu­ral del mer­ca­do para endul­zar­te la vida y bene­fi­cio­sa para la aci­dez estomacal:

Los alimentos procesados son una bomba

Los fri­tos, ali­men­tos pre­co­ci­na­dos, bolle­ría indus­trial, dul­ces, snacks, etc., en defi­ni­ti­va, los ali­men­tos pro­ce­sa­dos, son una autén­ti­ca bom­ba para el estómago.

Pero lo peor no es que pro­vo­ca aci­dez esto­ma­cal, es que pue­den lle­gar a des­en­ca­de­nar pro­ble­mas bas­tan­te más serios y preo­cu­pan­tes si se tie­ne como base prin­ci­pal de la ali­men­ta­ción dia­ria este tipo de alimentos.

Y son pro­ble­mas de muy difí­cil solución.

Mantén muy lejos los aditivos y edulcorantes

Desgraciadamente los adi­ti­vos y edul­co­ran­tes están cada vez más pre­sen­tes en casi todos los ali­men­tos que no son natu­ra­les, y son los cau­san­tes, en la mayo­ría de los casos de la aci­dez estomacal.

La indus­tria ali­men­ta­ria los uti­li­za por su bajo cos­te y sus ele­va­dos beneficios”.

Pero ojo a esto…

…los bene­fi­cios son para su bol­si­llo, no para la salud de la población.

Y es que los adi­ti­vos se emplean para con­ser­var duran­te más tiem­po los ali­men­tos en buen esta­do o bien para apor­tar­les color, mien­tras que los edul­co­ran­tes los endul­zan.

¿Pero cuál es el pro­ble­ma de uti­li­zar este tipo de sustancias?

Pues que en la mayo­ría de los casos pro­vo­can daños leves, mode­ra­dos y/o gra­ves sobre la salud huma­na, lle­gan­do inclu­so muchos de ellos has­ta pro­vo­car cán­cer.

Es por ello que se reco­mien­da evi­tar su con­su­mo y tomar todos los ali­men­tos natu­ra­les que sea posible.

Cuantos más natu­ra­les sean, mejor para tu acidez.

¡No comas, aliméntate!

Además de lle­var una ali­men­ta­ción salu­da­ble y eli­mi­nar de la die­ta sus­tan­cias arti­fi­cia­les, es muy impor­tan­te con­tro­lar la can­ti­dad de comi­da inge­ri­da a lo lar­go del día.

Mucha gen­te con­fun­de comer con alimentarse.

No se tra­ta de comer por comer o dis­fru­tar comiendo.

Se tra­ta de ali­men­tar­se correc­ta­men­te y en la medi­da exacta.

Ya lo sabrás por repe­ti­das expe­rien­cias que, cuan­do te pasas con la can­ti­dad de comi­da, lue­go te sien­tes fatal con un ardor de estó­ma­go increí­ble y pare­ce que en cual­quier momen­to la comi­da va a salir por la boca acom­pa­ña­da de fue­go Valirio.

Por eso es impor­tan­te tener siem­pre a mano unas pas­ti­llas para con­tro­lar la aci­dez esto­ma­cal en estos momen­tos pun­tua­les has­ta que con­si­gas encon­trar el equi­li­brio en la can­ti­dad de comi­da por toma:

Aprende a alimentarte”.

Distribuye tus comi­das de for­ma espa­cia­da, dejan­do para las pri­me­ras horas de la maña­na las comi­das más fuer­tes y a medi­da que se acer­ca la noche pica algo ligero.

Lo ideal es tomar los ali­men­tos dis­tri­bui­dos en 6 veces al día, inge­rir mucha fru­ta y ver­du­ra, y beber agua fue­ra de las comidas.

Con esto lo conseguirás.

Ya sabes otra for­ma de cómo eli­mi­nar la aci­dez esto­ma­cal para siem­pre ali­men­tán­do­te de for­ma sana y saludable.

2. Ingesta de bebidas alcohólicas y excitantes

Otra de las cau­sas deto­nan­tes que pro­vo­can la aci­dez esto­ma­cal es el con­su­mo de cier­tas bebi­das con altos nive­les de alcohol o sus­tan­cias excitantes.

Tomar vino o cer­ve­za no es reco­men­da­ble en per­so­nas con aci­dez estomacal”.

Puede que una copa de vino sea exce­len­te para ani­mar el cora­zón, pero no lo será para la muco­sa gás­tri­ca y para los áci­dos estomacales.

Por el momen­to deja­re­mos a un lado las bebi­das alcohó­li­cas has­ta tener con­tro­la­da la acidez.

No tomes café, té, Coca-Cola, Red Bull o Monster si pade­ces aci­dez de estómago”.

Las bebi­das exci­tan­tes con cafeí­na o teí­na como las colas, los tés o las exci­tan­tes tipo Red Bull o Monster es mejor ni mirar­las mien­tras ten­gas aci­dez estomacal.

Las sus­tan­cias exci­tan­tes inci­den direc­ta­men­te sobre la muco­sa gás­tri­ca alte­rán­do­la poco a poco y ade­más, al actuar sobre el sis­te­ma ner­vio­so, evi­ta que la san­gre se con­cen­tre en el estó­ma­go duran­te la diges­tión y por supues­to en el res­to de órga­nos que inter­vie­nen en la mis­ma (híga­do, pán­creas e intestinos).

Por ello, cuan­do se toman sus­tan­cias exci­tan­tes, las diges­tio­nes sue­len ser más pesa­das y dan dar aci­dez estomacal.

¿A qué aho­ra entien­des muchas cosas?

Pues estu­pen­do.

Acabas de des­cu­brir cómo eli­mi­nar la aci­dez esto­ma­cal para siem­pre al eli­mi­nar las bebi­das alcohó­li­cas y excitantes.

¡Verás cómo lo consigues! 

En solo unos días, siguien­do las reco­men­da­cio­nes de esta fan­tás­ti­ca guía, te encon­tra­rás mucho mejor.

Te lo aseguro.

Pero mien­tras estás en ello, ten siem­pre cer­ca unos com­pri­mi­dos natu­ra­les de car­bón acti­va­do natu­ral que te ayu­da­rán en momen­tos críticos:

3. Estrés

Ya hemos habla­do del tipo de ali­men­ta­ción y bebi­das que oca­sio­nan gra­ves pro­ble­mas diges­ti­vos, y que por tan­to reper­cu­ten en la aci­dez esto­ma­cal. Muchas veces, eli­mi­nar la aci­dez pue­de ser muy bene­fi­cio­so más allá del ardor de estó­ma­go y el reflujo.

Ahora vamos a ver otro de los fac­to­res des­en­ca­de­nan­tes y que en los últi­mos años se está con­vir­tien­do en un ver­da­de­ro pro­ble­ma muy difí­cil de controlar.

El estrés es el res­pon­sa­ble del 84% de los casos de aci­dez estomacal”.

El estrés es un deto­nan­te muy peli­gro­so.

Cuando una per­so­na sufre estrés, inde­pen­dien­te­men­te de cuál sea su ori­gen, lo pri­me­ro que se pro­du­ce es un incre­men­to en la secre­ción áci­da del estó­ma­go y un blo­queo de la can­ti­dad de san­gre nece­sa­ria en el apar­ta­do diges­ti­vo (estó­ma­go, híga­do, pán­creas e intes­ti­nos), ya que la san­gre se va a todos pun­tos del cuer­po para hacer fren­te al esta­do gene­ral de estrés, como por ejem­plo a los músculos.

Ante una situa­ción de estrés el cere­bro acti­va un sis­te­ma para neu­tra­li­zar este esta­do y lo hace de 3 maneras:

  • Activando el meca­nis­mo de hui­da.
  • Activando el meca­nis­mo de defen­sa.
  • Activando el meca­nis­mo de ata­que.

¿Y sabes que tie­nen en común?

Pues que en todos los casos se pro­du­ce una secre­ción anor­mal y ele­va­da de adre­na­li­na, y se acu­mu­la la san­gre en la mus­cu­la­tu­ra para huir, ata­car o pre­pa­rar­se para una defen­sa directa.

¿Pero cuál es el problema?

Que no exis­ten un enemi­go físi­co, tan­gi­ble, al que ata­car, del que defen­der­se o del que huir.

Es una situa­ción anor­mal a la que nues­tro cere­bro no está acos­tum­bra­do, acti­van­do este sis­te­ma para no sufrir daño.

Así que si quie­res saber cómo eli­mi­nar la aci­dez esto­ma­cal para siem­pre ten­drás que man­te­ner a raya tus nive­les de estrés.

Conoce el pro­ble­ma y reco­no­ce­rás a tu enemigo”.

Por eso, lo más impor­tan­te de todo, es cono­cer cuál es exac­ta­men­te el pro­ble­ma y dón­de está.

En ese momen­to, infor­ma­mos al cere­bro de que sí exis­te un pro­ble­ma, pero lo tene­mos identificado.

Así que aho­ra solo hay que actuar sobre él y solucionarlo.

A par­tir de aquí, todo tie­ne solu­ción, y el sis­te­ma ner­vio­so se tran­qui­li­za al ver que no exis­te tal enemi­go y todo está bajo control.

La tin­ta del calamar”

A este meca­nis­mo de defen­sa que hace el cuer­po humano para pro­te­ger­se del estrés yo lo lla­mo el efec­to tin­ta de cala­mar.

Por si no lo sabes, el cala­mar echa un cho­rro de tin­ta ante cual­quier situa­ción de peli­gro sin espe­rar a saber sí ver­da­de­ra­men­te es un enemi­go o no.

Su meca­nis­mo de actua­ción es el de mejor pre­ve­nir que curar.

Pues lo mis­mo le ocu­rre al ser humano.

Pero a veces esto se le va de las manos.

Los médi­cos no saben cómo parar esto”.

Imaginemos a ese cala­mar que echa un cho­rro de tin­ta y empie­za a huir, y en su hui­da se estam­pa con unas rocas que le impi­de el paso y su úni­ca sali­da es regresar.

¿Crees que sabrá por don­de ir si hay una nube de tinta?

Pues lo más pro­ba­ble es que ten­ga que espe­rar a que se disi­pe la nebu­lo­sa o que se encuen­tre fren­te a fren­te con su enemigo.

Que pue­de que ese enemi­go, a lo mejor es sim­ple­men­te una bol­sa de plás­ti­co flo­tan­do en el fon­do del mar.

Pues algo así pasa con el ser humano.

Cuando se entra en este círcu­lo vicio­so es muy difí­cil salir”.

Al acti­var­se los meca­nis­mos de defen­sa sin nece­si­dad, el orga­nis­mo crea una sen­sa­ción de ines­ta­bi­li­dad que tar­da un perio­do de tiem­po en controlarse.

Si a esto le aña­di­mos “más made­ra”, más situa­cio­nes incon­tro­la­das, más pro­ble­mas, etc. entra­mos en un círcu­lo vicio­so com­pli­ca­do de solu­cio­nar. Eliminar la aci­dez pue­de ser impo­si­ble en este estado.

La fuer­za de volun­tad es la solución”

La solu­ción más sen­ci­lla, rápi­da e inte­li­gen­te es tener una fuer­za de volun­tad de hie­rro y coger al toro por los cuer­nos en cuan­to se pon­ga por delante.

Si tie­nes una situa­ción de estrés, bus­ca el pro­ble­ma por­que está ahí fijo.

A con­ti­nua­ción, reco­nó­ce­lo, míra­lo a la cara y haz­te el pro­pó­si­to de solu­cio­nar­lo ya.

Eso hará que te baje el nivel de ansie­dad y lo pue­das resol­ver en un plis plas.

Verás cómo eli­mi­nar la aci­dez esto­ma­cal para siem­pre es posi­ble si haces esto.

Y ten pre­sen­te que…

Si tie­ne solu­ción no debes preo­cu­par­te, actúa. Y si no tie­ne solu­ción, pasa página”.

La volun­tad para sol­ven­tar una situa­ción es cla­ve en estas situaciones.

Pero des­gra­cia­da­men­te no todo el mun­do guar­da esta fuer­za en su interior.

 “El apo­yo fami­liar y la amis­tad es cla­ve en estas situaciones”.

Si eres de esas per­so­nas que se aho­gan en un vaso de agua, no te ago­bies más. Pide ayu­da a un ami­go o ami­ga, o bus­ca el apo­yo en la familia.

Para eso están siem­pre ahí.

Si estás pasan­do por una situa­ción de estrés, aho­ra ya sabes cómo eli­mi­nar la aci­dez esto­ma­cal para siempre.

En cuan­to encuen­tres la raíz del pro­ble­ma y te hagas el pro­pó­si­to de enmien­da, tu aci­dez de estó­ma­go des­apa­re­ce­rá por com­ple­to, por­que ni tu cere­bro ni tu cuer­po se sen­ti­rás amenazados.

Pero mien­tras tan­to, no dejes de tomar el car­bón acti­va­do, es natu­ral y no tie­ne efec­tos secun­da­rios. Te ayu­da­rá mucho:

4. Embarazo

El emba­ra­zo es otro de esos casos muy habi­tua­les por los que se pade­ce aci­dez de estómago.

¿A qué sí sabes cómo eli­mi­nar la aci­dez esto­ma­cal para siem­pre estan­do embarazada?

Pues sí, esta vez es fácil.

Afortunadamente des­apa­re­ce una vez que nace el bebé, así que pode­mos decir que es una situa­ción tem­po­ral.

La aci­dez esto­ma­cal en emba­ra­za­das se pro­du­ce por­que a medi­da que el feto cre­ce, este des­pla­za al res­to de órga­nos para tener más espacio.

Y en el caso que nos ocu­pa, el estó­ma­go se lle­va la peor parte.

Los últi­mos meses son los peores”.

A medi­da que avan­zan los meses de ges­ta­ción, y el feto es cada vez más gran­de, las diges­tio­nes se hacen cada vez más com­pli­ca­das por­que el estó­ma­go está pre­sio­na­do y la cir­cu­la­ción san­guí­nea encuen­tra más obs­tácu­los.

Para estos momen­tos qui­zás unos com­pri­mi­dos de car­bón acti­va­do te ayu­da­rán a supe­rar tal esta­do, pero recuer­da con­sul­tar con tu médico:

En el caso de las muje­res emba­ra­za­das que están sufrien­do aci­dez recomendamos:

A) Comer poco y muy seguido

Es muy impor­tan­te para las muje­res encin­ta que quie­ren saber cómo eli­mi­nar la aci­dez esto­ma­cal para siem­pre, que la can­ti­dad de comi­da debe estar espa­cia­da a lo lar­go del día en 6 tomas, pero en una can­ti­dad peque­ña.

De esta mane­ra la diges­tión se podrá hacer sin tan­to tra­ba­jo para el estómago.

Si te ape­te­ce des­can­sar des­pués de comer y no quie­res tener aci­dez esto­ma­cal, este cojín te ayu­da­rá a echar­te una sies­ta muy placentera:

B) Beber mucha agua entre las comidas

Es impor­tan­te que sea entre comi­da y comi­da, nun­ca mien­tras comes.

Si tomas agua duran­te las comi­das, solo con­se­gui­rás diluir los áci­dos esto­ma­ca­les y la diges­tión no se hará correctamente.

Entender cómo eli­mi­nar la aci­dez esto­ma­cal para siem­pre, pasa por enten­der muy bien este pun­to clave.

Y esto no solo afec­ta a emba­ra­za­das, sino a todo el mun­do por igual.

Si lo haces fue­ra de las comi­das, los áci­dos no esta­rán dilui­dos y se favo­re­ce­rá la diges­tión y la eli­mi­na­ción de toxinas.

Por eso siem­pre reco­men­da­mos tener a mano una bote­lla de agua de ace­ro inoxi­da­ble para tomar peque­ños sor­bos de agua a menu­do o bien infu­sio­nes calen­ti­tas o frías, depen­dien­do de la esta­ción del año:

C) Dormir del lado izquierdo

A veces se hace muy difí­cil dor­mir toda la noche de segui­do y más aún cuan­do esta­mos en los últi­mos meses de gestación.

Para poder ayu­dar al vacia­do del estó­ma­go y des­can­sar de for­ma pla­cen­te­ra, se reco­mien­da dor­mir del lado izquier­do colo­can­do un cojín entre las pier­nas como este:

D) Paséate al menos 30 minutos al día

El tener una bue­na cir­cu­la­ción y acti­va, va a favo­re­cer que tus diges­tio­nes sean más ligeras.

Esto no quie­re decir que hay que salir jus­to des­pués de comer.

De hecho, está prohi­bi­do hacerlo.

Ya que en ese momen­to la san­gre debe estar con­cen­tra­da en el apa­ra­to diges­ti­vo (estó­ma­go, pán­creas, híga­do, intes­tino del­ga­do e intes­tino grue­so) y no en los múscu­los que se nece­si­tan para hacer el ejercicio.

De hecho, te ven­drá muy bien colo­car un cojín con refuer­zo lum­bar en tu espal­da y que te man­ten­ga ergui­da cuan­do quie­ras echar­te una cabe­za­di­ta des­pués de comer. Este segu­ro que te irá de lujo:

Conclusión

Ahora que ya cono­ces la raíz del pro­ble­ma, eli­mi­nar la aci­dez de estó­ma­go ya está en tu mano. Y si lo haces bien, no vol­ve­rá a aparecer.

Siempre se habla de cómo paliar los efec­tos de la aci­dez esto­ma­cal, pero no se sue­le hablar de cómo sol­ven­tar las cau­sas que ori­gi­na tal mal.

En este artícu­lo has podi­do ver con cla­ri­dad las cau­sas prin­ci­pa­les y cómo actuar sobre ellas.

Una mala ali­men­ta­ción, beber líqui­dos inapro­pia­dos, esta­dos de estrés y el emba­ra­zo, repre­sen­tan el 98% de las cau­sas des­en­ca­de­nan­tes de este pro­ble­ma que se extien­de a nivel mundial.

Así que, si quie­res saber cómo eli­mi­nar la aci­dez esto­ma­cal para siem­pre, sigue esta guía y en muy poco tiem­po habrás supe­ra­do esta situación.

Pero mien­tras vas avan­zan­do, recuer­da tener a mano unos com­pri­mi­dos de car­bón acti­va­do, son natu­ra­les y te ayu­da­rán en este camino:

AVISO LEGAL: Última actua­li­za­ción el 2021-07-26 / Enlaces de afi­lia­dos / Imágenes de la API para Afiliados / En cali­dad de Afiliado de Amazon, obten­go ingre­sos por las com­pras ads­cri­tas que cum­plen los requi­si­tos apli­ca­bles / Los pre­cios y la dis­po­ni­bi­li­dad pue­den ser dis­tin­tos a los publi­ca­dos / Las opi­nio­nes son exclu­si­vas de los auto­res de los artícu­los / Preciogratis no ofre­ce con­se­jos médi­cos ni de diag­nós­ti­co ni de tra­ta­mien­to en nin­gún caso, por favor con­sul­te siem­pre con su médi­co antes de tomar cual­quier suple­men­to, rea­li­zar die­tas, ejer­ci­cios, o cual­quier tema rela­cio­na­do con su salud / No somos médi­cos ni pro­fe­sio­na­les de la salud, y los pro­duc­tos que se des­ta­can en los artícu­los son de ven­ta libre en Amazon / Su reco­men­da­ción no es una indi­ca­ción de tra­ta­mien­to, diag­nós­ti­co o con­se­jo médi­co, sim­ple­men­te un comen­ta­rio como usua­rio no pro­fe­sio­nal, y no supo­ne nin­gún tipo de vin­cu­la­ción con el ven­de­dor del pro­duc­to. Usted es la úni­ca per­so­na res­pon­sa­ble de sus deci­sio­nes como con­su­mi­dor y de salud. Recuerde infor­mar­se bien a par­tir de fuen­tes fia­bles antes de tomar nin­gu­na deci­sión de com­pra o con res­pec­to a su salud.

Deja un comentario