Juegos de mesa: comprar los mejores del 2021!

¡Así que has que­da­do con los ami­gos y quie­res sor­pren­der­les con varios jue­gos de mesa nuevos!

Pues ade­lan­te, ¡te pre­sen­to los mejo­res jue­gos de mesa!

Y como extra, te con­ta­ré cómo orga­ni­zar una vela­da PERFECTA con tus ami­gos, usan­do estos jue­gos y algu­nos consejillos.

¡Adelante, sigue leyendo!

Juegos de Mesa: lo mejor para hacer amigos

Ante todo, ten­go que con­fe­sar­te que soy un fan de los jue­gos de mesa. Me encan­tan. De todos los tipos, tama­ños y colores.

Son el com­ple­men­to ideal para una vela­da fan­tás­ti­ca con los ami­gos. Son inge­nio­sos, poten­cian la men­te y las habi­li­da­des, son diver­ti­dos y ade­más, nos per­mi­ten aho­rrar y pasar­lo bien en casa (piz­zas no inclui­das). Pero, ¿qué tene­mos que saber antes de com­prar el nuestro?

No es algo tri­vial, ni fácil. Si com­pra­mos el jue­go equi­vo­ca­do, ¡pode­mos echar a per­der toda la vela­da! La gen­te se que­ja­rá, no ten­drán ganas de seguir jugan­do, será un supli­cio. Y ya sabes lo peli­gro­so que resul­ta un gru­po de ami­gos abu­rri­do, ¿ver­dad? ¡Exacto! Disturbios veci­na­les, embru­te­ci­mien­to, sín­dro­me de abs­ti­nen­cia, nudis­mo, fase de lar­va… si no que­re­mos ser espec­ta­do­res de este espec­tácu­lo-pesa­di­lla, mejor sigue mis con­se­jos al pie de la letra. Te lo dice alguien que ha sufri­do jue­gos de mesa aburridos.

Empecemos por lo bási­co. Por ejem­plo, mira este jue­go, que es el más ven­di­do y que todo el mun­do recomienda:

¿Qué te pare­ce? ¿Lo ves atrac­ti­vo? ¿Te gus­ta la caja? ¿Le has dado ya a com­prar? ¡Espera!, ¿como sabes qué es el que te va bien para ti?

Pues fácil, sigue mi…

Mini-Manual de compra del mejor juego de mesa

Tachán, aquí estoy para ayu­dar­te a pillar el jue­ga­zo del mes. Oye, que el que te aca­bo de poner es bueno de cojo­nes, pero mira, a lo mejor a ti no te gus­ta. ¿Cómo sepo yo cuá me gus­ta? Fashil nen:

1. Elige el tipo de juego

Los jue­gos de mesa ponen a prue­ba por lo gene­ral un tipo de habi­li­dad, y según la desem­pe­ñe­mos, com­pe­ti­re­mos con el res­to de juga­do­res. Según esto, se pue­den divi­dir en varias clases.

  • Juegos de mesa de velo­ci­dad y refle­jos: Se basan en ser más rápi­dos que los demás, ponien­do a prue­ba nues­tros refle­jos. Dentro de esta cate­go­ría está el famo­so Jungle Speed, que se basa en aga­rrar un palo cuan­do sale deter­mi­na­da car­ta, pero hay varios más. A veces se com­bi­na velo­ci­dad men­tal y agi­li­dad (segu­ro que hay algún jue­go de car­tas que recuer­das en el que se hace uso de ambas habi­li­da­des). Este tipo de jue­gos están bien, tie­nen como ven­ta­ja que sue­len ser muy sen­ci­llos y fáci­les de apren­der a jugar. Pero tie­nen dos enor­mes des­ven­ta­jas: la pri­me­ra es que sue­len can­sar rápi­do (olví­da­te de estar dos horas jugan­do al Jungle Speed), y ade­más, siem­pre hay algu­na per­so­na que se nie­ga a jugar­los (obvia­men­te, el más man­ta, cuyos refle­jos están sin­cro­ni­za­dos con los de las plantas).

 

  • Juegos de mesa “gim­nás­ti­cos”: Se basan en hacer todo tipo de pirue­tas, esti­rar­nos o toque­tear al ami­go o ami­ga bue­no­rra con la excu­sa de que es un jue­go… sí es cier­to, el famo­so Twister es el mejor ejem­plo de esta cla­se. Pero hay otros más. Suelen ser diver­ti­dos, y ade­más tie­nen la ven­ta­ja de que sus­ti­tu­yen de mane­ra efec­ti­va a la cla­se de yoga y pila­tes. La des­ven­ta­ja es que pue­de ser un infierno en dos casos con­cre­tos: A) Juega gen­te que no ama el agua y el des­odo­ran­te, y B) Entran tus padres, mujer, hijos… en el momen­to más inopor­tuno. Estos los deja­mos para los más lan­za­dos, yo soy más de pen­sar, del celebro.

 

  • Juegos de table­ro de rol: Güeeeeno aquí lle­ga­mos a lo bueno. Los jue­gos de table­ro por exce­len­cia, fri­kis por anto­no­ma­sia, reyes de las leyen­das más glo­rio­sas del salón de tu casa. Vale sí, jue­gos raros con figu­ri­tas de plás­ti­co y miles de car­to­nes recor­ta­dos con dibu­jos. Su meca­nis­mo sue­le basar­se en imi­tar una his­to­ria lle­van­do noso­tros a uno o varios per­so­na­jes, recrean­do una aven­tu­ra. Pueden estar basa­dos en biblio­gra­fía famo­sa, como los Mitos de Cthulthu, o estar ambien­ta­dos en mun­dos fan­tás­ti­cos como los del Señor de los Anillos o Juego de Tronos. Por lo gene­ral, tra­tan de recrear una his­to­ria. A veces se mez­clan con los jue­gos de table­ro de estra­te­gia que vere­mos a con­ti­nua­ción. Aunque son muy diver­ti­dos y emo­cio­nan­tes, tie­nen enor­mes des­ven­ta­jas que ten­drás que tener muy en cuen­ta a la hora de com­prar­los: Suelen ser muy com­pli­ca­dos de jugar, requie­ren leer libros de reglas (sí, libros, pero vamos de 4–9 hojas no te vayas a que­brar tam­po­co), siem­pre hay alguien que le echa para atrás tan­to lío, y nece­si­tan de un espa­cio amplio para jugar, ade­más de tiem­po para mon­tar­los y desmontarlos.

 

  • Juegos de table­ro de estra­te­gia: Se basan en recrear un cam­po de bata­lla o situa­ción que requie­ra la pla­ni­fi­ca­ción de nues­tros recur­sos, gene­ral­men­te para ven­cer al enemi­go, los otros juga­do­res. En inglés se lla­man Wargames y, los hay de todo tipo, des­de la Segunda Guerra Mundial, has­ta el espa­cio más pro­fun­do. Hay todo tipo de aso­cia­cio­nes de juga­do­res, cam­peo­na­tos mun­dia­les, ligas… en torno a estos jue­gos, y algu­nos ejér­ci­tos los reco­mien­dan a sus ofi­cia­les por el desa­rro­llo men­tal tác­ti­co que ofre­cen. Hay de todos los nive­les de difi­cul­tad, des­de muy sen­ci­llos de apren­der a jugar, como el Ajedrez (aun­que difí­cil de domi­nar), o com­ple­jos como el Spanish Armada de Peter Dennis. En gene­ral, este tipo de jue­gos es solo para gen­te ini­cia­da este tema, así que no te ser­vi­rán para una vela­da con los ami­gos. Hará una entra­da del blog dedi­ca­da a ellos. NOTA IMPORTANTE: El jue­go de la oca NO per­te­ne­ce a este género.

 

  • Juegos de mis­te­rio: Estos son genia­les, me encan­tan. Se tra­ta de resol­ver un mis­te­rio, nor­mal­men­te un cri­men o un robo, encon­tran­do al cul­pa­ble. El rey de estos jue­gos es Cluedo, pero tam­bién entran otros en esta cate­go­ría como el ¿Quién es quién?. Son diver­ti­dos, de reglas fáci­les, idea­les para una noche de emoción.

 

  • Juegos de azar e inge­nio: Son los más cer­ca­nos a los jue­gos de table­ro más com­ple­jos, pero en ver­sión fami­liar y sen­ci­lla. Van des­de el Monopoly has­ta el par­chís, pasan­do por jue­gos de nai­pes, los famo­sos jue­gos reu­ni­dos Geyper… Son una for­ma de intro­du­cir a los jue­gos de table­ro a quié­nes no han pro­ba­do antes este tipo de entre­te­ni­mien­to, y sue­len tener reglas fáci­les, si bien no son tan sen­ci­llos como los de velo­ci­dad y refle­jos o los de adi­vi­na­ción. Tienen pocas des­ven­ta­jas, y son los más equi­li­bra­dos si no quie­res arries­gar­te a la hora de acer­tar con el mejor jue­go para todos.

 

  • Juegos de cono­ci­mien­tos o adi­vi­na­ción: Estos jue­gos se basan en tra­tar de acer­tar una pre­gun­ta, un pro­ble­ma, un dibu­jo… En este apar­ta­do tene­mos autén­ti­cos clá­si­cos, como el Pictionary o el Trivial Pursuit. Son fáci­les de jugar, diver­ti­dos, pero a veces pue­den resul­tar algo exas­pe­ran­tes, pues siem­pre hay algún lis­ti­llo que se las sabe todas y que acier­ta todo. Suele ser el que al final está sol­te­ro y mue­re solo, sin ami­gos, ni perro. O que aca­ba como ingre­dien­te de piz­za, por ente­rao. Abstenerse gru­pos de ami­gos muy com­pe­ti­ti­vos o que tien­den a la vio­len­cia físi­ca. Y no, la plu­ma no es más pode­ro­sa que la espa­da en este caso.

Vale, ya hemos vis­to por enci­ma los tipos. ¿Qué esti­lo te atrae más? Bien, eli­ge sabiamente.

2. Selecciona la duración

Ahora que ya sabes el esti­lo que te gus­ta más, vamos a ver la dura­ción que que­re­mos impri­mir a nues­tra vela­da lúdi­ca. No es lo mis­mo entre­te­ner una hori­ta, que 5 lar­gas e inten­sas horas de emo­ción sin lími­tes (o casi).

Si lo que que­re­mos es unas risas, y un chu­pi­to por ron­da, lo que impli­ca que el jue­go no va a pasar de 30–40 minu­tos en total, a 1–3 minu­tos por par­ti­da, enton­ces ve a por los de rapi­dez. Jungle Speed es una bue­na opción, no tan bue­na tras el 4º chu­pi­to por­que sen­ci­lla­men­te no ves el palo y aca­bas aga­rran­do cual­quier cosa (lo que pue­de lle­var­te a deman­das judi­cia­les de dis­tin­ta índo­le). También es rápi­do y diver­ti­do el clá­si­ca­zo total del Simón, aun­que a mí me pone de los ner­vios, y defi­ni­ti­va­men­te no es com­pa­ti­ble con alcohol:

Si quie­res algo medio, que sea emo­cio­nan­te, pero que dure menos que una peli y más que un epi­so­dio, ve a por los de azar e inge­nio, o inclu­so a los de adi­vi­nar cosas. El Pictionary es super diver­ti­do, y es muy com­pa­ti­ble con piz­zas y tequi­la, aumen­tan­do la emo­ción con­for­me incre­men­ta­mos la inges­ta de ambas cosas:

Y si ya sois hard­co­re, os va lo duro, y que­reis jue­gos de 4 horas o más, podéis lan­za­ros a los de rol y estra­te­gia. Os hará héroes, o que­da­ros sin pare­ja para siem­pre, o ambas cosas (a veces se cam­bian de sitio los pro­duc­tos, si aquí os sale reco­men­da­do el jue­go de Winnie The Poo se va al mon­te a cagar, no me hagais mucho caso en este son cosas del directo):

3. Selecciona el número de jugadores

Esto es fácil. Lo ideal es que te pilles unos pocos juga­do­res entre 2 y 6, uno de muchos juga­do­res, y un par de solo 2 juga­do­res. Así cubri­rás todos los esce­na­rios. Aunque cla­ro, estos valo­res se pue­den modi­fi­car según el caso:

  • Personas sin vida social y/o dedi­ca­dos a la intros­pec­ción con­tí­nua (mi caso): Pilla jue­gos de 2 juga­do­res, y cásate.
  • Grupos de ami­gue­tes cerra­dos, don­de se prac­ti­que la endo­ga­mia: Los idea­les son los de 2–6 juga­do­res, como el Monopoly o el Catán.
  • La casa está lle­na de gen­te que no cono­ces: Entonces echa un vis­ta­zo a Los Hombres Lobo de Castronegro o mejor aún, el clá­si­co Bingo (este nun­ca falla y se pue­de jugar con dine­ro, ya que están ocu­pan­do tu casa, sáca­les los cuar­tos uti­li­zan­do bom­bos trucados).

 

¡Ya tienes tu juego ideal!

Pues ale, ya has lle­ga­do has­ta aquí, ya sabes lo que te con­vie­ne, ¿no? Bueno, no es que sea la mejor guía del mun­do, pero des­de lue­go, te he con­ta­do lo bási­co para saber más o menos que jue­go de mesa se ajus­ta­rá mejor a tus pre­fe­ren­cias. No te lo pien­ses mucho, pues son bas­tan­te bara­ti­tos y la ver­dad es que te echas unas bue­nas risas.

Si quie­res saber si he juga­do a alguno con­cre­to y qué me pare­ce, ¡comén­ta­me­lo!

Te dejo aquí otro de los recomendados:

 

Últimos consejos: la velada ideal

Si quie­res triun­far con tu vela­da ludo­pá­ti­ca ideal, sigue los con­se­jos de un sabio, o sea, los míos (no soy Gandalf, pero me que­da poco si sigo sin afeitarme):

  • CUIDADO CON LOS ALIMENTOS PRINGOSOS: Este es un con­se­jo bási­co. Si vas a jugar con cual­quier cosa que inclu­ya car­tón y deba mano­sear­se (car­tas, fichas, etc.) tie­nes que saber que las piz­zas, pata­tas fri­tas, gan­chi­tos, nachos, fon­dues, fuen­tes de cho­co­la­te, gela­ti­nas, fla­nes sin cucha­ras, y en gene­ral, cual­quir cosa acei­to­sa, NO son com­pa­ti­bles con el jue­go. Sustituye esos ali­men­tos poco salu­da­bles por fru­tos secos, zanaho­rias, qui­noa, lechu­ga y brócoli.
  • ELIMINA RÁPIDAMENTE A LA GENTE TÓXICA: Algunos juga­do­res se dedi­ca­rán todo el tiem­po a que­jar­se del jue­go, de la mala suer­te, del tiem­po, de las tram­pas… pro­cu­ra que se entre­ten­gan vien­do a los tele­tu­bis mien­tras los adul­tos jugais.
  • SI UN JUEGO SOLO TE GUSTA A TI, Y ES TU CASA: Haz que dis­fru­ten todos tus ami­gos con tu jue­go, o que se vayan a su puñe­te­ra casa.
  • SI UN JUEGO SOLO TE GUSTA A TI, Y NO ES TU CASA: Provoca situa­cio­nes gra­cio­sas, y pro­cu­ra per­der siem­pre. Ofrece dine­ro a cam­bio de jugar, o favo­res sexua­les. Trata de mos­trar el lado posi­ti­vo del jue­go, di que lo juga­ban en Star Trek, eso siem­pre convence.
  • SI UN JUEGO ES MUY LARGO Y CANSA: Los jue­gos pue­den hacer­se muuuy lar­gos, y aca­bar todo el mun­do has­ta los aste­roi­des. Si eso suce­de, no ten­gas mie­do en incor­po­rar­le una regla de “muer­te súbi­ta” para cuan­do eso ocurra.
  • AÑADE SONIDOS Y EFECTOS ESPECIALES: El Cluedo es genial con efec­tos. Pero des­de lue­go, el mejor es el Bingo. Solo nece­si­tas un micró­fono e ir can­tan­do los núme­ros con voz áto­na y desapasionada.

AVISO LEGAL: Última actua­li­za­ción el 2021-07-26 / Enlaces de afi­lia­dos / Imágenes de la API para Afiliados / En cali­dad de Afiliado de Amazon, obten­go ingre­sos por las com­pras ads­cri­tas que cum­plen los requi­si­tos apli­ca­bles / Los pre­cios y la dis­po­ni­bi­li­dad pue­den ser dis­tin­tos a los publi­ca­dos / Las opi­nio­nes son exclu­si­vas de los auto­res de los artícu­los / Preciogratis no ofre­ce con­se­jos médi­cos ni de diag­nós­ti­co ni de tra­ta­mien­to en nin­gún caso, por favor con­sul­te siem­pre con su médi­co antes de tomar cual­quier suple­men­to, rea­li­zar die­tas, ejer­ci­cios, o cual­quier tema rela­cio­na­do con su salud / No somos médi­cos ni pro­fe­sio­na­les de la salud, y los pro­duc­tos que se des­ta­can en los artícu­los son de ven­ta libre en Amazon / Su reco­men­da­ción no es una indi­ca­ción de tra­ta­mien­to, diag­nós­ti­co o con­se­jo médi­co, sim­ple­men­te un comen­ta­rio como usua­rio no pro­fe­sio­nal, y no supo­ne nin­gún tipo de vin­cu­la­ción con el ven­de­dor del pro­duc­to. Usted es la úni­ca per­so­na res­pon­sa­ble de sus deci­sio­nes como con­su­mi­dor y de salud. Recuerde infor­mar­se bien a par­tir de fuen­tes fia­bles antes de tomar nin­gu­na deci­sión de com­pra o con res­pec­to a su salud.

5 comentarios en «Juegos de mesa: comprar los mejores del 2021!»

    • En el artícu­lo tie­nes enla­ces a los jue­gos, ahí pue­des com­prar­lo en Amazon que es el sitio más bara­to y seguro

      Responder
  1. Alberto quie­ro com­prar­le un jue­go a mis hijos, tie­nen 8 y 10 años, que sea edu­ca­ti­vo pero que no sea un abu­rri­mien­to, cual aconsejas?

    Responder
    • El Trivial fami­liar está muy bien, es diver­ti­do y se apren­de un mon­tón, tan­to niños como adul­tos. El Virus o el Monopoly Junior tam­bién son muy diver­ti­dos y desa­rro­llan sus capa­ci­da­des sin ser un abu­rri­mien­to, y podéis jugar los mayores.

      Responder

Deja un comentario