Probióticos Naturales: Comprar el Mejor de 2021!

Si últi­ma­men­te no tie­nes un esta­do de salud bueno pue­de que nece­si­tes pro­bió­ti­cos natu­ra­les.

Un can­san­cio extre­mo sin moti­vo apa­ren­te, diges­tio­nes pesa­das, aci­dez de estó­ma­go, aler­gias, into­le­ran­cias ali­men­ta­rias e inclu­so la apa­ri­ción de hemo­rroi­des o infec­cio­nes vagi­na­les, pue­den ser los pri­me­ros sín­to­mas de que algo no fun­cio­na bien.

Y aun­que a prio­ri se le pue­de acha­car al estrés, pue­de que este no sea el cau­san­te principal.

Si has lle­ga­do has­ta aquí, posi­ble­men­te sea por­que ya has pro­ba­do de todo y nada te fun­cio­na.

Pues en esa mis­ma situa­ción esta­ba yo hace unos meses atrás has­ta que di con el mal que me esta­ba vol­vien­do loca.

Si quie­res saber cómo mejo­rar tu salud de una for­ma natu­ral y sin efec­tos secun­da­rios, sigue leyen­do por­que este artícu­lo te va a inte­re­sar y mucho.

¡Comencemos!

Los beneficios de los probióticos naturales 

Nuestro sis­te­ma orgá­ni­co, y con­cre­ta­men­te nues­tro apar­ta­do diges­ti­vo, está reple­to de micro­oga­nis­mos (bac­te­rias y leva­du­ras) que se man­tie­nen en un per­fec­to equi­li­brio per­mi­tien­do que nues­tro orga­nis­mo fun­cio­ne como un reloj.

Una míni­ma per­tur­ba­ción, pue­de des­en­ca­de­nar un ver­da­de­ro desastre”.

Pero cuan­do hay un des­equi­li­brio en la flo­ra (ya sea intes­ti­nal o vagi­nal) pro­vo­ca­do por la inges­ta con­ti­nua­da de anti­bió­ti­cos, una ali­men­ta­ción poco sana, vivir con estrés, etc., todo el orga­nis­mo se ve alterado.

En este pun­to solo hay dos for­mas de res­tau­rar la nor­ma­li­dad del sistema:

  • Dejando que el cuer­po se regu­le por sí mismo.
  • Ayudándolo con pro­bió­ti­cos naturales.

En mi caso, tuve que ayu­dar­me con estos pro­bió­ti­cos natu­ra­les para poner a pun­to de nue­vo a mi apa­ra­to diges­ti­vo por­que, al estar pasan­do por una mala racha, des­aten­dí mi ali­men­ta­ción y los medi­ca­men­tos que esta­ba toman­do solo agra­va­ron el pro­ble­ma aún más:

Tengo que decir que esta es mi opi­nión y expe­rien­cia per­so­nal, pero debo recor­dar­te que con­sul­tes a tu médi­co de cabe­ce­ra si tie­nes una enfer­me­dad diag­nos­ti­ca­da o estás toman­do algún tipo de medicación.

No a todo el mun­do le fun­cio­nan las mis­mas cosas ?.

El cuer­po tie­ne capa­ci­dad de auto­re­pa­ra­ción, pero con un límite”.

Si el daño es leve, el pro­pio orga­nis­mo pue­de repa­rar­lo y en unas pocas horas todo vuel­ve a la nor­ma­li­dad, como por ejem­plo una dia­rrea sua­ve y puntual.

Pero en daños mode­ra­dos o gra­ves, es una bue­na opción ayu­dar con la inges­ta de pro­bió­ti­cos natu­ra­les. Los bene­fi­cios, en el 90% de los casos, son muy posi­ti­vos y no solo se repa­ra el daño, sino que se ejer­ce una acción pre­ven­ti­va para el futu­ro, como pue­de ocu­rrir tras estar bajo el tra­ta­mien­to de anti­bió­ti­cos duran­te un lar­go perio­do de tiempo.

Muchos anti­bió­ti­cos son muy fuer­tes y dete­rio­ran el apa­ra­to digestivo”.

Y es que el estó­ma­go y el intes­tino se que­dan hechos un asco con los medi­ca­men­tos, y a veces los pro­tec­to­res de estó­ma­go no son sufi­cien­tes si los anti­bió­ti­cos son muy fuer­tes como me ocu­rrió a mí.

Si des­pués del tra­ta­mien­to anti­bió­ti­co no se recu­pe­ra y rees­ta­ble­ce la flo­ra gas­tro­in­tes­ti­nal pue­den dar­se serios pro­ble­mas deri­van­do inclu­so a enfer­me­da­des diges­ti­vas crónicas.

¿Pero cuáles son los grandes beneficios de estos probióticos?

Los bene­fi­cios de los pro­bió­ti­cos natu­ra­les se obser­van en dis­tin­tos nive­les orgá­ni­cos sien­do los más impor­tan­tes los siguientes:

  • Mejoran y refuer­zan el sis­te­ma inmu­ni­ta­rio.
  • Restauran y for­ta­le­cen la micro­bio­ta intes­ti­nal.
  • Regulan y favo­re­cen los pro­ce­sos diges­ti­vos.
  • Reducen y eli­mi­nan la aci­dez esto­ma­cal.
  • Previenen enfer­me­da­des intes­ti­na­les (Crohn, colon irri­ta­ble, coli­tis, estre­ñi­mien­to, hemorroides…).
  • Previenen el cán­cer aso­cia­do al apa­ra­to digestivo.
  • Previenen infec­cio­nes uro­va­gi­na­les (infec­ción de ori­na, can­di­dia­sis, etc.).
  • Mejoran la absor­ción de nutrien­tes, vita­mi­nas y mine­ra­les.
  • Controlan la pro­li­fe­ra­ción de bac­te­rias noci­vas.
  • Regulan la ten­sión arte­rial y el coles­te­rol.
  • Previenen into­le­ran­cias y aler­gias ali­men­ti­cias.

¿Cómo obtener los mejores resultados?

Para con­se­guir los mejo­res bene­fi­cios de los pro­bió­ti­cos natu­ra­les se reco­mien­da tomar­los a dia­rio jus­to antes o des­pués de las comi­das.

Esto es muy importante.

Y es que los pro­bió­ti­cos al ser micro­or­ga­nis­mos vivos tam­bién nece­si­tan nutrien­tes y agua para man­te­ner­se acti­vos y desarrollarse.

¡Veamos cómo con­se­guir todos los bene­fi­cios de los pro­bió­ti­cos naturales!

Pero antes de con­ti­nuar, déja­me que te pre­sen­te unos pro­bió­ti­cos de los mejo­res valorados:

Aun así, sigue leyen­do antes de lan­zar­te a comprarlos.

1. Una alimentación basada en fibra y agua

Para que ayu­des a los pro­bió­ti­cos a pasar por el estó­ma­go y lle­guen ínte­gros has­ta el intes­tino, es nece­sa­rio que tu ali­men­ta­ción esté basa­da en una gran can­ti­dad de fibra y que ade­más ingie­ras al menos 2 litros de agua al día, pues­to que de esto se ali­men­tan los probióticos.

FIBRA + AGUA = COMIDA DE PROBIÓTICOS ¡ORGANISMO FELIZ!

Obtén máxi­mos bene­fi­cios de los pro­bió­ti­cos natu­ra­les intro­du­cien­do fibra en la dieta”.

Tomando fibra y agua en abun­dan­cia todos los días será más que sufi­cien­te para que se pue­dan desa­rro­llar con liber­tad una vez que lle­guen al pun­to don­de exis­te el déficit.

Si no hay sufi­cien­te fibra en la die­ta, pue­de que mue­ran antes de lle­gar al intes­tino y por tan­to no se pro­du­ci­ría nin­gún efec­to y habrás tira­do el dine­ro al cubo de la basura?.

2. Prebióticos como refuerzo

Hay quien pre­fie­re ase­gu­rar­se de que esto no ocu­rra y optan por tomar suple­men­tos pre­bió­ti­cos que son, ni más ni menos, el ali­men­to con­cen­tra­do de los pro­bió­ti­cos, es decir la fibra.

Los bene­fi­cios de los pro­bió­ti­cos natu­ra­les se poten­cian con los prebióticos”.

Verás que en la mayo­ría de los casos los pre­bió­ti­cos se encuen­tran com­bi­na­dos con los pro­bió­ti­cos con lo cual no es nece­sa­rio tomar­se dos suple­men­tos, ni pen­sar en si la can­ti­dad de fibra inge­ri­da es la adecuada.

De eso ya se encar­gan los labo­ra­to­rios, ya que balan­cean las con­cen­tra­cio­nes de ambos para que sean per­fec­tas. Pero no obs­tan­te, te reco­mien­do enca­re­ci­da­men­te que com­prue­bes esta infor­ma­ción en la des­crip­ción antes de com­prar los pro­bió­ti­cos naturales:

3. Los escudos de microcápsulas

Otra for­ma de obte­ner los mejo­res bene­fi­cios de los pro­bió­ti­cos natu­ra­les es ase­gu­rar­se de que estos lle­guen sanos y a sal­vo has­ta aque­llos pun­tos del orga­nis­mo don­de sean necesarios.

Para ello, veri­fi­ca bien que los pro­bió­ti­cos vayan micro­en­cap­su­la­dos y ade­más des­cu­bri­rás que esta capa envol­ven­te es total­men­te vegana:

Cuando los pro­bió­ti­cos van encap­su­la­dos lle­van un recu­bri­mien­to o envol­tu­ra que actúa a modo de escu­do que pro­te­ge a los micro­or­ga­nis­mos vivos fren­te al ata­que de los áci­dos gas­tro­in­tes­ti­na­les y de otras bac­te­rias que pien­san que son enemigos.

De esta mane­ra, los pro­bió­ti­cos micro­en­cap­su­la­dos pue­den lle­gar con éxi­to a aque­llas zonas del intes­tino don­de exis­te un défi­cit y libe­rar­se poco a poco, pro­li­fe­ran­do correc­ta­men­te para poder actuar en muy poco tiempo.

Cuando los pro­bió­ti­cos no lle­van este recu­bri­mien­to es muy pro­ba­ble que no con­si­gan su obje­ti­vo y mue­ran a la mitad del viaje.

Así que, si no quie­res que esto ocu­rra, veri­fi­ca muy bien este punto.

Eso mis­mo fue lo que le pasó a una alum­na. Después de un mes de estar toman­do unos pro­bió­ti­cos del super no nota­ba nin­gu­na dife­ren­cia has­ta que pro­bó estos otros y empe­zó a expe­ri­men­tar la mejo­ría en su aci­dez esto­ma­cal en muy pocos días:

Prevenir mejor que curar

Si tu salud se ha vis­to alte­ra­da por un perio­do de estrés y ansie­dad, una mala ali­men­ta­ción, una enfer­me­dad, por la pres­crip­ción de anti­bió­ti­cos y/o has pasa­do por una gas­tro­en­te­ri­tis, infec­ción, etc. segu­ro que tu micro­bio­ta está a unos nive­les por deba­jo de lo nor­mal.

Y las bac­te­rias noci­vas han aca­ba­do con las defen­sas natu­ra­les?.

Cuando la flo­ra intes­ti­nal está a estos nive­les, lo que sue­le ocu­rrir es que se ins­ta­lan las bac­te­rias malas y pro­li­fe­ran rápidamente.

probioticos naturales

En este momen­to, que ya hay un núme­ro impor­tan­te de bac­te­rias noci­vas, entran en com­ba­te con las bac­te­rias bue­nas y con las defen­sas (gló­bu­los blan­cos), hacien­do que el núme­ro de bac­te­rias bue­nas decai­ga aún más.

En este momen­to el orga­nis­mo se encuen­tra indefenso.

La úni­ca for­ma de reequi­li­brar la flo­ra intes­ti­nal y hacer fren­te a las bac­te­rias malas es tomar pro­bió­ti­cos natu­ra­les y favo­re­cer así su desarrollo.

Además, tomán­do­los a dia­rio, se mejo­ra el sis­te­ma inmu­ne y las defen­sas esta­rán pre­pa­ra­das para hacer fren­te a cual­quier situa­ción que se pre­sen­te por muy difí­cil que sea.

La diversidad es la mejor opción 

¿Quieres curar­te en salud?

Pues te voy a enu­me­rar unos datos impor­tan­tes a tener en cuen­ta antes de com­prar tus pro­bió­ti­cos natu­ra­les. Los bene­fi­cios y los resul­ta­dos serán los mejo­res, sin mie­do a equi­vo­car­te y sin sufrir nin­gún tipo de efec­to secundario.

Así que toma bue­na nota y ase­gú­ra­te de que tu elec­ción los contenga.

  • Mínimo 10 cepas

No esca­ti­mes.

Elige siem­pre el mejor suple­men­to de pro­bió­ti­cos con el mayor núme­ro y diver­si­dad de bac­te­rias ya que de esta for­ma la pro­ba­bi­li­dad de super­vi­ven­cia y desa­rro­llo de las mis­mas será más alta, y por tan­to el equi­li­brio se res­tau­ra­rá con mayor rapi­dez devol­vien­do la salud al orga­nis­mo en muy poco tiempo.

Asegúrate de que los pro­bió­ti­cos natu­ra­les que vayas a tomar ten­gan como míni­mo 10 cepas paten­ta­das y de ahí para arri­ba, cuan­tas más…mejor.

  • Millones de UFC

Seguro que te habrás fija­do que los mejo­res pro­bió­ti­cos natu­ra­les se defi­nen según los millo­nes de UFC (40, 50, 120… millo­nes de UFC).

Esto, lo que real­men­te indi­ca es la can­ti­dad de pro­bió­ti­cos que con­tie­ne un com­ple­men­to ali­men­ti­cio o uni­da­des for­ma­do­ras de colo­nias (UFC).

Y si te das cuen­ta se refie­re a colo­nias pues­to que se tra­tan de bacterias.

¿Y cuál es el mejor suplemento?

Pues eso depen­de de la per­so­na y del déficit.

A veces no toca otra que pro­bar has­ta dar con el que va mejor, pero en mi caso par­ti­cu­lar siem­pre soy de pen­sar: “más vale que sobre que no que fal­te” ?.

  • Prebióticos

Como vimos ante­rior­men­te, los pre­bió­ti­cos no sin ni más ni menos que el ali­men­to que nece­si­tan los pro­bió­ti­cos natu­ra­les (fibra) para fina­li­zar con éxi­to su via­je y pro­li­fe­rar allí don­de se requiere.

Verás que muchos pro­bió­ti­cos lle­van incor­po­ra­dos los prebióticos.

PROBIÓTICOS + PREBIÓTICOS = PROBIÓTICOS + (FIBRAAGUA)

Si no eres muy afi­cio­na­do a inte­grar en tu die­ta dia­ria una can­ti­dad sig­ni­fi­ca­ti­va de fibra lo tie­nes cla­ro a la hora de ele­gir. Deberás decan­tar­te por aquel suple­men­to ali­men­ti­cio que lle­ve las dos for­mu­la­cio­nes combinadas:

  • Liberación pro­lon­ga­da

Otro dato a tener pre­sen­te antes de com­prar los pro­bió­ti­cos natu­ra­les es en rela­ción a la dura­ción del via­je y su supervivencia.

Como no sabe­mos en qué par­te del orga­nis­mo se encuen­tra el pro­ble­ma y por tan­to la nece­si­dad de estas bac­te­rias bene­fi­cio­sas, es mejor que te ase­gu­res de com­prar los pro­bió­ti­cos natu­ra­les de libe­ra­ción prolongada.

¿Y esto que quie­re decir?

Pues que ten­gan la capa­ci­dad de supe­rar los áci­dos del estó­ma­go y que pue­dan alcan­zar con éxi­to el intes­tino, y a ser posi­ble a cada pun­to del mismo.

Y para que ello sea posi­ble, y obte­ner los mayo­res bene­fi­cios de los pro­bió­ti­cos natu­ra­les, debe­rán ir micro­en­cap­su­la­dos o recu­bier­tos con una capa resis­ten­te a los áci­dos como pue­de ser DRCaps.

  • Sin adi­ti­vos artificiales

Como ya sabrás, los colo­ran­tes, con­ser­van­tes y sabo­ri­zan­tes son sus­tan­cias arti­fi­cia­les que sue­len oca­sio­nar algún que otro pro­ble­ma a la salud sobre todo a medio o lar­go plazo.

Y sin hablar de la aler­gias e into­le­ran­cias alimenticias.

Por ello, antes de com­prar pro­bió­ti­cos natu­ra­les, ase­gú­ra­te muy mucho de que no lle­van nin­gún tipo de estos adi­ti­vos y lee bien la letra pequeña.

Una bue­na elec­ción será selec­cio­nar aque­llos que cer­ti­fi­can que están ela­bo­ra­dos con prin­ci­pios acti­vos natu­ra­les, puros y libres de contaminantes.

Si ves que cuen­tan con el cer­ti­fi­ca­do GMP quie­re decir que el fabri­can­te cum­ple a la per­fec­ción las “Normas de Correcta Fabricación”, así que esto te garan­ti­za­rá una bue­na elección:

  • Libres de OGM

Si no quie­res com­pli­car­te la vida, ase­gú­ra­te de ele­gir los mejo­res pro­bió­ti­cos natu­ra­les. Comprar una opción bara­ta, pue­de indi­car la baja cali­dad del pro­duc­to y en el peor de los casos la pre­sen­cia de los tan temi­dos OGM.

¿Y qué son exac­ta­men­te los OGM?

Si toda­vía no lo sabes, des­de hoy toma­rás muy bue­na nota y evi­ta­rás por todos los medios de com­prar cual­quier pro­duc­to que con­ten­ga OGM. Es decir, orga­nis­mos modi­fi­ca­dos gené­ti­ca­men­te o deno­mi­na­dos común­men­te como trans­gé­ni­cos.

Estas sus­tan­cias o pro­duc­tos que lle­van trans­gé­ni­cos no son ni más ni menos, que genes de otros ali­men­tos que se com­bi­nan para con­fe­rir unas carac­te­rís­ti­cas deter­mi­na­das, como pue­de ser una modi­fi­ca­ción en el color, sabor, vita­mi­nas, etc.

Así que, si apre­cias la salud de tu cuer­po y quie­res dis­fru­tar de todos los pro­bió­ti­cos natu­ra­les, selec­cio­na solo aque­llos libres de OGM:

 

Conclusión

Cuidar el cuer­po no solo se tra­ta de hacer ejer­ci­cio físi­co para tener una apa­rien­cia salu­da­ble, sino que hay que pre­su­mir más de un orga­nis­mo interno sano para que se pro­yec­te hacia el exterior.

Cuidar la flo­ra bac­te­ria­na es fun­da­men­tal para que el sis­te­ma inmu­ni­ta­rio del orga­nis­mo fun­cio­ne correc­ta­men­te y sea capaz de hacer fren­te a pató­ge­nos exter­nos que pue­dan poner en peli­gro la super­vi­ven­cia del organismo.

A veces, bas­ta con lle­var una vida sana, salu­da­ble, equi­li­bra­da y con unos nive­les bajo de estrés para que todo vaya como la seda.

Pero en otras oca­sio­nes, una ayu­da con pro­bió­ti­cos natu­ra­les pue­de ser la dife­ren­cia de salir de una enfer­me­dad rápi­da­men­te y sin contratiempos.

De hecho, es reco­men­da­ble tomar este tipo de suple­men­to ali­men­ti­cio de vez en cuan­do por si hay que reajus­tar nues­tro orga­nis­mo pun­tual­men­te, como cuan­do se le hace una pues­ta a pun­to a nues­tro automóvil.

Desde mi opi­nión per­so­nal y de otras per­so­nas cer­ca­nas a mí (fami­lia­res, ami­gos y alum­nos), he podi­do com­pro­bar cómo los gran­des bene­fi­cios de los pro­bió­ti­cos natu­ra­les han resuel­to situa­cio­nes que no se ter­mi­na­ban de solu­cio­nar con medi­ca­ción tradicional.

No obs­tan­te, siem­pre me gus­ta apun­tar, que esto es una opi­nión par­ti­cu­lar y ante cual­quier duda o enfer­me­dad que padez­cas, siem­pre es reco­men­da­ble con­sul­tar con el médi­co de cabe­ce­ra y remi­tir­le las carac­te­rís­ti­cas de estos suple­men­tos de ori­gen natu­ral sin adi­ti­vos arti­fi­cia­les y libres de OGM, que no pre­sen­tan con­tra­in­di­ca­cio­nes o efec­tos secun­da­rios.

Pero la eva­lua­ción de una per­so­na enfer­ma debe ser total­men­te indi­vi­dua­li­za­da y rea­li­za­da por un pro­fe­sio­nal de la salud.

Problemas gas­tro­in­tes­ti­na­les, infec­cio­nes, into­le­ran­cia ali­men­ta­ria y alte­ra­cio­nes del sis­te­ma inmu­ne, entre otros, son algu­nos de los pun­tos fuer­tes que sol­ven­tan los pro­bió­ti­cos natu­ra­les devol­vien­do la esta­bi­li­dad y la nor­ma­li­dad en el día a día.

Mi her­ma­na por ejem­plo, dejó de tener into­le­ran­cias ali­men­ti­cias cuan­do estu­vo con un tra­ta­mien­to de este suple­men­to duran­te dos meses y aho­ra pue­de comer de TODO:

¡A la lar­ga, el cuer­po siem­pre agra­de­ce los pro­bió­ti­cos naturales!

OFERTAS DEL DÍA

En esta sec­ción apa­re­cen super­ofer­tas y pro­mo­cio­nes que están dis­po­ni­bles hoy 18 September 2021.

Podrás encon­trar pro­duc­tos reco­men­da­dos con bue­nos descuentos.

¡Comprueba esta sec­ción a menu­do, pues van apa­re­cien­do nue­vas ofer­tas todos los días!

AVISO LEGAL: Última actua­li­za­ción el 2021-09-18 / Enlaces de afi­lia­dos / Imágenes de la API para Afiliados / En cali­dad de Afiliado de Amazon, obten­go ingre­sos por las com­pras ads­cri­tas que cum­plen los requi­si­tos apli­ca­bles / Los pre­cios y la dis­po­ni­bi­li­dad pue­den ser dis­tin­tos a los publi­ca­dos / Las opi­nio­nes son exclu­si­vas de los auto­res de los artícu­los / Preciogratis no ofre­ce con­se­jos médi­cos ni de diag­nós­ti­co ni de tra­ta­mien­to en nin­gún caso, por favor con­sul­te siem­pre con su médi­co antes de tomar cual­quier suple­men­to, rea­li­zar die­tas, ejer­ci­cios, o cual­quier tema rela­cio­na­do con su salud / No somos médi­cos ni pro­fe­sio­na­les de la salud, y los pro­duc­tos que se des­ta­can en los artícu­los son de ven­ta libre en Amazon / Su reco­men­da­ción no es una indi­ca­ción de tra­ta­mien­to, diag­nós­ti­co o con­se­jo médi­co, sim­ple­men­te un comen­ta­rio como usua­rio no pro­fe­sio­nal, y no supo­ne nin­gún tipo de vin­cu­la­ción con el ven­de­dor del pro­duc­to. Usted es la úni­ca per­so­na res­pon­sa­ble de sus deci­sio­nes como con­su­mi­dor y de salud. Recuerde infor­mar­se bien a par­tir de fuen­tes fia­bles antes de tomar nin­gu­na deci­sión de com­pra o con res­pec­to a su salud.

Deja un comentario