Vibrador para mujer: comprar el mejor del 2021!

¿Quieres cono­cer los pla­ce­res que un sen­ci­llo jugue­te pue­de ofre­cer­te? ¿Sabes cómo es un vibra­dor para mujer? ¿De ver­dad que no te atre­ves? Ya es hora de cono­cer tu cuer­po, aden­trar­te en él, explo­rar­lo y des­cu­brir sus teso­ros escon­di­dos. Muchos hom­bres per­de­rían la cabe­za si expe­ri­men­ta­ran lo que tú vas a expe­ri­men­tar. Sé la pri­me­ra en abrir ese cofre y deléi­ta­te con él.

Pero pue­des que nece­si­tes una lla­ve para abrir la cerra­du­ra, así que aquí te la dejo. ¿Quieres saber cómo es? Pues sigue leyen­do y lo sabrás.

Vibrador para mujer: La mejor opción para respirar salud

Hasta hace no dema­sia­do tiem­po, era el hom­bre el encar­ga­do de explo­rar el cuer­po de la mujer. Parece raro ¿ver­dad? Pues sí, el que una mujer pudie­ra des­cu­brir su sexua­li­dad de for­ma natu­ral dis­ta­ba mucho del ideal de una chi­ca pudo­ro­sa y reca­ta­da, pero afor­tu­na­da­men­te todo ha cam­bia­do, aun­que toda­vía hay algu­na que otra excep­ción por ahí suelta.

Pero digo yo… ¿Quién se va a ente­rar? Si eres una chi­ca bue­na, solo vas a tocar un boton­ci­to que tie­nes por ahí y de paso, ya que estás por allí mirar a ver que hay por aquí den­tro. Total ¿Quién se va a enterar?

Es hora de libe­rar­se y de dis­fru­tar de los pla­ce­res que están al alcan­ce de la mano. Vive el día a día y no pien­ses dema­sia­do. Es hora de res­pi­rar por ti mis­ma, tu salud te lo agra­de­ce­rá. Te ase­gu­ro que no te vas a arrepentir.

¿Quieres cono­cer quién te va a libe­rar de los gri­lle­tes que la socie­dad y tú mis­ma te has pues­to? ¿Sí? Muy bien, eso era lo que que­ría oír.

Pues aquí te voy a dejar mi liber­ta­dor, el vibra­dor que me ha hecho des­cu­brir mi pro­pia natu­ra­le­za y que me ha hecho sen­tir­me yo mis­ma por pri­me­ra vez:

Tipos de vibradores 

Antes de selec­cio­nar el mejor vibra­dor para mujer te voy a con­tar los dife­ren­tes tipos que hay aten­dien­do a sus carac­te­rís­ti­cas físi­cas y así podrás deter­mi­nar cuál es la opción que mejor se adap­ta a ti:

1. Forma

Los gus­tos son como los colo­res. No hay un patrón exac­to. Por ello hay dife­ren­tes mode­los de vibra­do­res para mujer aten­dien­do a su forma.

Unos son ana­tó­mi­ca­men­te per­fec­tos con for­ma de pene y con tes­tícu­los, con color y tex­tu­ra prác­ti­ca­men­te idén­ti­ca a los geni­ta­les de un hom­bre. Pero tam­bién te pue­des encon­trar vibra­do­res sim­ple­men­te con for­ma de falo liso o bien en for­ma de hue­vo (se intro­du­cen en la vagi­na y se dejan ahí con­tro­lan­do su vibra­ción por con­trol remoto).

El de for­ma de hue­vo se lla­ma hue­vo vibra­dor y es genial para jugar con tu pare­ja sobre todo si sales de fies­ta con él pues­to. ¿Te atre­ve­rías a pro­bar­lo fue­ra de casa?

2. Tamaño

A la hora de selec­cio­nar el tama­ño de tu vibra­dor vagi­nal debe­rás tener en cuen­ta el tama­ño de tu vagi­na para poder expe­ri­men­tar el mayor pla­cer posi­ble duran­te los jue­gos eróticos.

En el caso de haber teni­do hijos, posi­ble­men­te nece­si­ta­rás un tama­ño mayor que aque­llas muje­res que no son madres, por­que con los par­tos la vagi­na tien­de a ensan­char­se un poco.

Pero como yo digo, gus­tos como colo­res. Lo suyo es expe­ri­men­tar con todos los tipos de tama­ños y gro­so­res, así deter­mi­nar qué es lo que más te gusta.

3. Color

El color de tu vibra­dor depen­de mucho más de tus fan­ta­sías que del pla­cer en sí.

¿Quién no ha fan­ta­sea­do algu­na vez con jugar con un pene de color negro? ¿No? Seguro que sí, ven­ga, rebus­ca en ese cabe­ci­ta y verás como sí. ¿A qué te estás rien­do por den­tro? ¡Lo sabía!?

Pero si no es así no te preo­cu­pes, hay una gama increí­ble de colo­res des­de los colo­res más chics (rosa, fuc­sia, mora­do, vio­le­ta, rojo o púr­pu­ra), los colo­res futu­ris­tas (meta­li­za­dos) o los colo­res más rea­lis­tas (color car­ne o negro).

Aquí te dejo esta opción que es la segun­da más ven­di­da de este 2019 ¿Crees que es la for­ma, el tama­ño y el color que anda­bas bus­can­do? Yo ten­go un vibra­dor igua­li­to a este:

4. Material

Aquí es muy impor­tan­te parar­se un poco antes de com­prar el mejor vibra­dor de mujer. Asegúrate que sea sumer­gi­ble e impermea­ble por si quie­res jugar en la ducha o en la bañe­ra, y ade­más que sea de sili­co­na bue­na, de cali­dad de gra­do médi­co para evi­tar así pro­ble­mas de alergias.

También podrás ele­gir entre la tex­tu­ra más sua­ve que es pare­ci­da a la huma­na si quie­res expe­ri­men­tar una sen­sa­ción con mayor calidez.

5. Velocidad de vibración 

Los vibra­do­res se dife­ren­cian de los con­so­la­do­res, en que los pri­me­ros tie­nen una fun­ción adi­cio­nal de vibra­ción que se regu­la median­te un botón situa­do en la par­te distal.

Lo ideal es que el vibra­dor de mujer ten­ga dife­ren­tes modos de vibra­ción para ajus­tar­se a las nece­si­da­des de cada momen­to, ya que al prin­ci­pio da mayor pla­cer empe­zar sua­ve para ir gra­dual­men­te aumen­tan­do la potencia.

6. Estimulación extra

Para aque­llas muje­res que quie­ran ir un poco más allá y quie­ran expe­ri­men­tar una exci­ta­ción cli­to­ria­na o anal, exis­ten mode­los espe­cí­fi­cos de vibra­do­res con unos apén­di­ces que ayu­dan a esti­mu­lar estas zonas.

Por regla gene­ral, encon­tra­rás el lla­ma­do “cone­ji­to o cone­jo” (por­que tie­ne como dos ore­ji­tas) que sir­ve para mas­tur­bar tu clí­to­ris, y tam­bién los hay con otro apén­di­ce gene­ral­men­te con for­ma ani­lla­da, aun­que tam­bién pue­de ser liso, que sir­ve para esti­mu­lar tu ano.

Este tipo de vibra­dor lo pue­des encon­trar con las tres opcio­nes jun­tas (clí­to­ris, vagi­na y ano) o con dos (vagi­na y clí­to­ris, o vagi­na y ano).

Pero ade­más hay otra opción alu­ci­nan­te que se ha incor­po­ra­do a los vibra­do­res estos últi­mos años y es el calor en la pun­ta del vibra­dor. Es una sen­sa­ción muy pla­cen­te­ra que te recuer­da a un pene de verdad.

¿Qué te pare­ce este mode­lo? ¿Tiene todo lo que nece­si­tas o le cam­bia­rias algo? A mí me encan­ta tal y como está:

Beneficios de la masturbación femenina

Siempre se habla de lo bueno que es lle­var una ali­men­ta­ción salu­da­ble, las gran­des ven­ta­jas de hacer ejer­ci­cio a dia­rio, inclu­so lo mara­vi­llo­so que es hacer­se un masa­je rela­jan­te, pero ¿no crees que fal­ta algo en esta ecuación?

Pues cla­ro que sí. La mas­tur­ba­ción es otro de los gran­des pila­res que man­tie­nen un cuer­po y una men­te sana. Y aun­que has­ta aho­ra, ha sido un tema tabú, cada día somo más las que difun­di­mos a los cua­tro vien­tos las pro­pie­da­des tera­péu­ti­cas que tie­ne y lo impor­tan­te que es mas­tur­bar­se a diario.

¿No crees que sería mara­vi­llo­so que se nor­ma­li­za­ra e inclu­so pudié­ra­mos ver a muje­res mas­tur­bán­do­se en el GYM? Le podría­mos lla­mar Pleasure. ¿Qué te pare­ce? ¿Te apun­ta­rías a la cla­se de Pleasure para des­cu­brir nue­vas sen­sa­cio­nes al mis­mo tiem­po que mejo­ras tu con­di­ción físi­ca y pier­des eso kili­llos que te sobran?

Pues yo esta­ría encan­ta­da de impar­tir esas cla­ses y abrir­le los ojos a muchas muje­res para que cono­cie­ran otras expe­rien­cias que segu­ro que toda­vía no habrían descubierto.

Para que te hagas una idea de lo que te estoy con­tan­do, te voy a expli­car los bene­fi­cios de la mas­tur­ba­ción feme­ni­na y por qué debe­ría prac­ti­car­se todos los días:

1. El placer de adelgazar sin esfuerzo

Seguro que en algu­na oca­sión te has pues­to a die­ta para qui­tar­te algún que otro kilo de más. En prin­ci­pio bajar un par de kilos no es pro­ble­ma, qui­tan­do cua­tro cosi­llas y bebien­do mucha agua todo vuel­ve a su sitio, pero cuan­do hay que per­der más de 5 kilos la cosa se com­pli­ca mucho. Entonces vie­ne el ver­da­de­ro cal­va­rio con la die­ta para adel­ga­zar: no pue­des comer de eso, no pue­des com­bi­nar esto con aque­llo, aho­ra me ten­go que tomar suple­men­tos die­té­ti­cos para ace­le­rar el pro­ce­so, etc. Y des­pués de varios meses de sacri­fi­cio des­cu­bres que solo has per­di­do unos cuan­tos gra­mos. Entonces es cuan­do se te va la cabe­za y todo el esfuer­zo rea­li­za­do lo tiras por la bor­da y vuel­ves a comer de todo, e inclu­so más, por­que con­si­de­ras que lo has pasa­do mal para nada y quie­res tu recom­pen­sa, con lo cual no solo no bajas de peso, sino que te echas a la espal­da otros cuan­tos más. ¿A qué sabes de lo que te hablo?

¿Y si te dije­ra que pue­des adel­ga­zar sin sacrificio?

Pues sí, qui­zás es uno de los secre­tos mejor guar­da­dos por muchas per­so­nas. Cada vez que te mas­tur­bas pier­des unas 200 kca­lo­rías. Así que haz cálcu­los y prue­ba un mes. Luego me pue­des con­tar tu expe­rien­cia en los comen­ta­rios. Ya verás que cam­bio, y esto es solo el principio.

Mira este mode­lo, te ase­gu­ro que suda­rás como no lo haces en el gim­na­sio. ¿Qué te apuestas?

2. Nuevas sensaciones

Si cogié­ra­mos a un gru­po de muje­res mas­tur­bán­do­se y les pre­gun­tá­se­mos si se sien­tes bien, todas gri­ta­rían “Síííí” al mis­mo tiem­po como los afi­cio­na­dos en un cam­po de fut­bol cuan­do su equi­po mar­ca un gol.

Y es nor­mal por­que duran­te la mas­tur­ba­ción feme­ni­na se libe­ran dos hor­mo­nas muy impor­tan­tes que pro­vo­can la sen­sa­ción de bien­es­tar y pla­cer. Estas endor­fi­nas (hor­mo­nas que se libe­ran al torren­te san­guí­neo y por tan­to lle­gan a todos los pun­tos del orga­nis­mo) se lla­man oxi­to­ci­na y dopa­mi­na, que como vere­mos más ade­lan­te jue­gan un impor­tan­te papel en otros bene­fi­cios de esta téc­ni­ca sexual femenina.

3. La mejor forma de combatir el estrés

Hay mucha gen­te está muy equi­vo­ca­da y bus­ca solu­cio­nar el estrés con pas­ti­llas que solo hacen que el pro­ble­ma se agra­ve aún más. Incluso, muchos médi­cos se empe­ñan en bus­car solu­cio­nes don­de no las hay y crean más y más ansie­dad en pacien­tes con pro­ble­mas de estrés.

A veces la solu­ción más sen­ci­lla está al alcan­ce de la mano y enci­ma es natu­ral y gratis.

La mas­tur­ba­ción ayu­da a redu­cir los nive­les de estrés y ansie­dad en un 80% de los casos

En estu­dios recien­tes rea­li­za­dos en muje­res mas­tur­bán­do­se a dia­rio se puso de mani­fies­to los cam­bios tan asom­bro­sos en su esta­do aní­mi­co. Aunque se espe­ra­ban unos resul­ta­dos posi­ti­vos, no se espe­ra­ba que más del 80% de las muje­res some­ti­das a este estu­dio vie­ran redu­ci­dos sus nive­les de estrés y ansie­dad tan rápi­da­men­te. De hecho, prác­ti­ca­men­te todas las muje­res mejo­ra­ron su esta­do físi­co y men­tal duran­te el estu­dio, de hecho, se sen­tían mucho más rela­ja­das y felices.

Así que ya sabes, di adiós a tu estrés mas­tur­bán­do­te todo lo que pue­das y deja que la oxi­to­ci­na y la dopa­mi­na se den un via­je a tu salud.

4. Te sientes guapa y sensual

¿Cómo te sien­tes cuan­do te vas a un cen­tro de belle­za y te haces una pues­ta a pun­to con un buen pei­na­do y un rela­jan­te masa­je? A que te sien­tes genial, pues prue­ba a hacer­te un masa­je vagi­nal todos los días, es como si fue­ras todos los días a tu cen­tro de belle­za pri­va­do. Las sen­sa­cio­nes van in cres­cen­do día a día, te sen­ti­rás her­mo­sa, lle­na de vita­li­dad y ener­gía, e inclu­so los demás te verán mucho más guapa.

5. Te ayuda a conciliar el sueño

La mayo­ría de las veces que no pue­des dor­mir sue­len tener su ori­gen en un esta­do de agi­ta­ción men­tal y/o físi­co que te pro­vo­can dar incan­sa­bles vuel­tas en la cama y te gene­ran más ansie­dad que agra­va el problema.

Si te mas­tur­bas en la cama antes de dor­mir, con­se­gui­rás rela­jar­se y te será más fácil dor­mir­te en los bra­zos de Morfeo.

6. Elimina los dolores menstruales

Muchas muje­res mas­tur­bán­do­se a dia­rio han con­se­gui­do eli­mi­nar de una vez por todas los moles­tos dolo­res que pro­vo­ca la regla.

Aunque cada mujer pue­de expe­ri­men­tar de una for­ma dife­ren­te tales dolen­cias, te diré que las hor­mo­nas que se libe­ran duran­te la mas­tur­ba­ción feme­ni­na hacen que se reduz­ca con­si­de­ra­ble­men­te el dolor de ova­rios duran­te estos días.

No es nece­sa­rio que masa­jees la vagi­na, con aca­ri­ciar el clí­to­ris y lle­gar al orgas­mo es sufi­cien­te para rela­jar­te y redu­cir el males­tar. Verás que a medi­da que lo prac­ti­ques, los dolo­res des­apa­re­ce­rán para siempre.

7. Descubrirás tu cuerpo y lo que te gusta

Aunque no te lo pue­das creer, toda­vía hay muje­res que no cono­cen su cuer­po y a veces es debi­do a sus creen­cias reli­gio­sas que les impi­de explo­rar sus secre­tos más escondidos.

Si eres una de esas per­so­nas te diré al oído, aho­ra que nadie nos escu­cha: Acaricia tu sexo, reco­rre cada cen­tí­me­tro bus­can­do ese pun­to que libe­ra las mari­po­si­llas de tu estó­ma­go. SI ahí mis­mo, no te con­fun­das, no es amor, es lo que esta­bas bus­can­do hace tiem­po y por fin lo has encon­tra­do. No te aver­güen­ces, dis­fru­ta, con­ti­núa tocán­do­te ahí. Deja que ese calam­bre reco­rra todo tu cuer­po has­ta que te haga esta­llar de pla­cer. ¿Qué te pare­ce? ¿A qué es bueno? Pues repí­te­lo tan­tas veces como quie­ras por­que nadie se va a ente­rar de tu secre­to por­que es solo tuyo.

Ahora, aca­bas de des­cu­brir un camino lleno de posi­bi­li­da­des que te lle­va­rán direc­ta­men­te a la glo­ria de la sen­sua­li­dad y del pla­cer, y no has hecho nada más que empe­zar. Cada vez es una expe­rien­cia nue­va, una aven­tu­ra que te pro­me­te alcan­zar orgas­mos múl­ti­ples, exte­nuan­tes y deliciosos.

8. Evitarás infecciones

Con la mas­tur­ba­ción pue­des pre­ve­nir enfer­me­da­des infla­ma­to­rias como el vagi­nis­mo o infec­cio­nes.

Cuando se lle­ga al orgas­mo con la mas­tur­ba­ción, el cue­llo del úte­ro se dila­ta y faci­li­ta la libe­ra­ción de bac­te­rias con­te­ni­das en el mis­mo que pue­den pro­li­fe­rar exce­si­va­men­te y pro­vo­car infec­cio­nes pos­te­rio­res. Así que es una for­ma ideal para lim­piar tu inte­rior de for­ma natural.

9. Mejorarás tu suelo pélvico

Con las con­ti­nuas con­trac­cio­nes que tu vagi­na va a expe­ri­men­tar con la mas­tur­ba­ción, sin saber­lo esta­rás mejo­ran­do los múscu­los del sue­lo pél­vi­co que son tan impor­tan­tes en el par­to y para evi­tar la incon­ti­nen­cia urinaria.

Si ade­más apren­des a hacer ejer­ci­cios Kegel (con­trac­cio­nes volun­ta­rias de estos múscu­los) duran­te la mas­tur­ba­ción con­se­gui­rás una mus­cu­la­tu­ra vagi­nal fuer­te y poten­te que te ayu­da­ran a pre­ve­nir enfer­me­da­des que sur­gen con la edad y ade­más el pla­cer que sen­ti­réis tan­to tu como tu pare­ja será una pasada.

10. Conseguirás orgasmos increíbles

Con la prác­ti­ca con­ti­nua­da de esta téc­ni­ca sexual podrás alcan­zar el clí­max en un tiem­po récord y ade­más expe­ri­men­ta­rás los orgas­mos múl­ti­ples con mayor faci­li­dad. Lo impor­tan­te es no dejar que bajes del esta­do de exci­ta­ción tras el orgas­mo y con­ti­núes mas­tur­bán­do­te. Una vez que lo prue­bes no podrás parar. Te lo digo por experiencia.

11. Dominarás en la cama

Es hora de pasar pági­na y dejar en el pasa­do pos­tu­ras como la del misio­ne­ro. Ahora ya sabes lo que te gus­ta, cómo te gus­ta y a qué rit­mo quie­res que vaya. Aprovecha para com­par­tir tus secre­tos y tus fan­ta­sías con tu pare­ja, y vuél­ve­te loca de pla­cer expe­ri­men­tan­do nue­vas pos­tu­ras. Prepárate para dar rien­da suel­ta a tu ima­gi­na­ción y lle­var­lo a la prác­ti­ca. Por fin vas a tener sexo de verdad.

12. Un placer extra con tu pareja

Y como no, este jugue­te sexual es ideal para com­par­tir con tu pare­ja. Sentir la pene­tra­ción mien­tras jue­gas con el sexo de tu pare­ja es una sen­sa­ción muy excitante.

Sorpréndele con este vibra­dor y di que quie­res jugar un poco más. A tu pare­ja le encan­ta­rá tu segu­ri­dad, tu ini­cia­ti­va y segu­ro que os lo pasa­reis genial.

¿Crees que le gus­ta­rá este jugue­te? Seguro que sí. No te lo pien­ses y píde­te el tuyo ya:

Bon a petit!

AVISO LEGAL: Última actua­li­za­ción el 2021-10-21 / Enlaces de afi­lia­dos / Imágenes de la API para Afiliados / En cali­dad de Afiliado de Amazon, obten­go ingre­sos por las com­pras ads­cri­tas que cum­plen los requi­si­tos apli­ca­bles / Los pre­cios y la dis­po­ni­bi­li­dad pue­den ser dis­tin­tos a los publi­ca­dos / Las opi­nio­nes son exclu­si­vas de los auto­res de los artícu­los / Preciogratis no ofre­ce con­se­jos médi­cos ni de diag­nós­ti­co ni de tra­ta­mien­to en nin­gún caso, por favor con­sul­te siem­pre con su médi­co antes de tomar cual­quier suple­men­to, rea­li­zar die­tas, ejer­ci­cios, o cual­quier tema rela­cio­na­do con su salud / No somos médi­cos ni pro­fe­sio­na­les de la salud, y los pro­duc­tos que se des­ta­can en los artícu­los son de ven­ta libre en Amazon / Su reco­men­da­ción no es una indi­ca­ción de tra­ta­mien­to, diag­nós­ti­co o con­se­jo médi­co, sim­ple­men­te un comen­ta­rio como usua­rio no pro­fe­sio­nal, y no supo­ne nin­gún tipo de vin­cu­la­ción con el ven­de­dor del pro­duc­to. Usted es la úni­ca per­so­na res­pon­sa­ble de sus deci­sio­nes como con­su­mi­dor y de salud. Recuerde infor­mar­se bien a par­tir de fuen­tes fia­bles antes de tomar nin­gu­na deci­sión de com­pra o con res­pec­to a su salud.

10 comentarios en «Vibrador para mujer: comprar el mejor del 2021!»

  1. Bienvenida al blog Mónica… ¡entras pisan­do fuer­te! Espero que muchas muje­res se bene­fi­cien de tus cono­ci­mien­tos de sexo­lo­gía y salud, en pre­cio­gra­tis tie­nes tu casa.

    Responder
  2. Mónica muchas gra­cias por tu ayu­da. Hasta aho­ra no me atre­vía a com­prar­me un artícu­lo de esto pero lo he hecho y estoy muy con­ten­ta. He reci­bi­do el vibra­dor del cone­ji­to y es mara­vi­llo­so. Me da mucha ver­güen­za pero ten­go que decir­lo para que las muje­res como yo se ani­men. Estoy muy satis­fe­cha y no me arre­pien­to de habér­me­lo com­pra­do. Tienes mucha razón y voy a expe­ri­men­tar más con mi sexua­li­dad. Mil gra­cias de nue­vo. Tienes una fan incon­di­cio­nal. Un abra­zo de cora­zón. Gracias

    Responder

Deja un comentario